Auxiliadora: una devoción del pueblo

10306312_10203255369201524_5619851139693500673_n¿Qué le ha pasado, Don Bosco? ¿Por qué lloraba durante la misa? Preguntó el joven clérigo al santo sacerdote mientras se despojaba lentamente y con fatiga de la casulla en la sacristía. Era el 16 de mayo de 1887 y la Basílica del Sagrado Corazón de Roma, consagrada el día anterior con gran solemnidad, brillaba con todo su esplendor. ¡Cuántos sacrificios y cuántas preocupaciones! Don Bosco se dejó la piel aquellos años buscando fondos para llevar a buen puerto el encargo del Papa. Sabía que la hora estaba próxima y apuraba la carrera hacia la meta quemando sus últimas naves en la desigual batalla entre la vida que se le escapaba por entre los remiendos de una sotana gastada y la muerte que esperaba sarcástica, segura de que también los santos deben rendir cuentas ante el supremo Hacedor. El buen padre celebró la misa aquella mañana, humildemente, en el altar lateral dedicado a María Auxiliadora. Había interrumpido el rezo quince veces; sollozando, parecía no terminar nunca… ¿Por qué estaba tan conmovido, Don Bosco?

“Han pasado delante de mí tantos momentos de mi vida… he visto con claridad la imagen del sueño que tuve a los nueve años; y escuchaba nítidamente las voces de mi madre y de mis hermanos… interpretando la visión: serás capitán de bandoleros, serás médico, serás… sacerdote. Fue mi madre quien lo vio con claridad: mamá, mamá… cuánto te echo de menos! Mira ahora a tu Juan, tu pequeño Juan… sacerdote de Cristo, padre de una muchedumbre de jóvenes abandonados y en peligro, capitán de un ejército dispuesto a cambiar el mundo… Estoy cansado, muy cansado ¡Si hubiera tenido más fe cuántas más cosas habría hecho este pobre campesino! Pero hoy sé que el sueño se ha hecho realidad y estoy convencido de que todo, todo, lo ha hecho Ella, la mujer del sueño, la maestra”.

Al viejo cura, cansado, agotado, con las piernas hinchadas y casi ciego, roto como una sotana vieja… le venció aquella mañana la emoción; en realidad, a don Bosco siempre le pudo el corazón. Era el corazón de un soñador, de un hombre tenaz, de un luchador con los pies en el suelo y la mirada en el cielo; de un pobre campesino que aprendió a cultivar las almas de sus muchachos con las semillas multiplicadas y llenas de vida nueva que Dios da a sus hijos predilectos. Las lágrimas que inundaron sus ojos aquella mañana de primavera, al final del trayecto, daban cuenta de una historia singular entrelazada con hilos divinos y humanos, formando un tapiz multicolor en el que lo sobrenatural y la fuerza inagotable de un hombre de Dios se aliaron para que hubiera a menudo, en la vida de sus muchachos, milagros y pan multiplicado. ¡Caminó siempre como si viera al invisible! – decía Don Miguel Rua, su primer sucesor.

¡Ah! Si hubiera tenido más fe… Don Bosco, el vaquero de I Becchi, se agarró a la Maestra que lo cogió de la mano, indicándole que los caminos son los del amor. “Nunca con golpes, Juan”… y el pequeño entendió que todo se juega en el campo de batalla del corazón, con las armas de la bondad y la sonrisa, de la palabra amable y el gesto de afecto ante quien, con la mirada perdida, anhela que la vida le abrace.

La Maestra siempre fue de casa. La mujer del sueño se paseaba por Valdocco e hizo de aquel hogar su morada. Su gloria fue la de los hijos de Don Bosco en la humilde capilla Pinardi, donde su auxilio se hizo consolación para los pequeños y los pobres; su gloria fue la de los patios llenos de juegos y la de andamios forjados de hambre y sacrificios; su corona fue… la de los primeros contratos de trabajo y la lucha por la justicia; fue la gloria de Dios la dignidad de los pobres hijos del pueblo, sus historias repletas de sueños, sus vidas preñadas de futuro. María Auxiliadora ha sido, es y será siempre del pueblo.

2 Responses to “Auxiliadora: una devoción del pueblo”

  1. Siempre recuerdo aquellos días de mi infancia en los que íbamos a la Basílica para celebrar la misa del día de María Auxiliadora. Recuerdo que nuestros padres salesianos crearon un vínculo entre nuestras personas y la Santísima Virgen, esa labor de conocer a la Virgen fue algo que ha marcado para siempre mi vida. La eterna presencia de María Auxiliadora, como la auténtica compañera en los momentos de lucha, es un sentimiento muy complicado de explicar con estas palabras que escribo. Esa huella grabada en nuestros corazones que nos lleva todos los días 24 de cada mes a recordarla, lejos de parecer una mera costumbre, es el resultado asimilar que, es gracias a esa cristiana más fiel, es cuando parte del mensaje de nuestro Señor adquiere un sentido más amplio e integrador. Resulta curioso que, el auténtico significado del mensaje de amor de Don Bosco hacia nuestra Madre Auxiliadora, es algo que se tiene que madurar y que lleva una vida comprender en toda su extensión y profundidad. De hecho, es mi opinión que el misterio quedará definitivamente resuelto cuando inevitablemente sea capaz de tocar su manto con los brazos de un alma que ya no estará más en este mundo. Creo que es a través de María Auxiliadora y de su santa mirada, como se entiende el mensaje que San Juan Bosco marcó a fuego en nuestros corazones. Ella sí, lo ha hecho todo. Gracias Salesianos por acercarme a la criatura más bella y al mensaje de Don Bosco. Viva María Auxiliadora!!!

  2. Muy buen comentario, Julio. Gracias por compartir tu experiencia. Feliz fiesta de María Auxiliadora

Discussion area - Dejar un comentario






He leído y acepto las condiciones generales y la política de privacidad


Información básica sobre protección de datos
Responsable: REVISTA REINADO SOCIAL 21RS (más info)
Finalidad: • Gestión de la adquisición del producto, suscripción o donativo, así como la tramitación de los mismos.
• Envío de comunicaciones relacionadas con el proceso de compra, las suscripciones o los donativos.
• Envío de comunicaciones y ofertas comerciales, por diferentes medios, incluidos los medios electrónicos (email, SMS, entre otros). (más info)
Legitimación: Ejecución de una compra online, suscripción o donativo. (más info)
Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal. (más info)
Derechos: Acceso, rectificación, supresión, cancelación, y oposición. En determinados casos derecho a la limitación del tratamiento de sus datos. (más info)
Información adicional: Puede consultar toda la información completa sobre protección de datos a través del siguiente enlace (más info)
Los enlaces de (más info)