Yo soy

yo_soyEs lo que tienen los mesianismos de medio pelo. Que se les ve el plumero y dan la risa. Los que van de salvadores por el mundo creyendo que solo ellos son los elegidos, terminan pensando que son dios; cuando han impugnado la misma idea de la divinidad pasándola por la piedra de su intelectualidad, disfrazada de ideología progre.

Yo, la verdad, de mesías tengo poco. Y menos de ideólogo. Pero me van las alternativas algo más creíbles y menos populistas que las que pretenden asaltar el cielo. Y me pregunto, ¿qué cielo? ¿Ese que se han inventado los capitalistas para controlar con opiáceos a la masa aborregada? ¿No habíamos quedado en que había que acabar con el cielo para pisar la tierra? Es que no hay quien les entienda.

A Marx se le deben estar revolviendo las entrañas en el más allá viendo a estos diseñadores de salón que siguen a vueltas con la revolución fusil en ristre. Porque, digo yo que en el otro mundo se verán las cosas de otra manera.

Puestos a confesar (confesión laica, naturalmente), me confieso nada amigo del capital. Pero soy de los que no asaltan el cielo. En realidad prefiero no asaltar nada y buscar siempre otros caminos, sin pretender que los demás se descalcen ante la tierra sagrada de dioses prescindibles. Más allá de las ideologías, ya lo dijo Vattimo (nada sospechoso de conservadurismo y radical de izquierdas), hay una tierra diferente donde no se hace necesario asaltar a nadie por la calle para robarle la palabra o la cartera (o, ya que estamos, cortarle el gaznate si molesta mucho). Algunos olvidan que ya se cometieron muchos errores y muchos crímenes cuando, en nombre de la omnipotente ideología (y del pueblo), se asaltó el cielo del poder aniquilando a quien pensaba diferente e imponiendo el café para todos por su santa voluntad, mientras que el suyo era siempre un café-café, colombiano del bueno; a ser posible aderezado con excelente coñac. Café “corretto”, dicen los italianos, que de esto saben mucho. Un carajillo, vamos.

No, no me van los mesianismos de medio pelo. Me hacen torcer el gesto esos salvapatrias que desde la zarza ardiente del descontento y el hartazgo pronuncian solemnemente “Yo soy”, como la hierofanía de Yahvé en el desierto. Y a Moisés (el sacado de las aguas revueltas de la corrupción, de la sinvergonzonería de los políticos y de la crisis que no acaba) no le queda otra que obedecer a la voz de ultratumba: descálzate, que la tierra que pisas es tierra sagrada (tierra laica, se sobreentiende, que no quiero ofender).

En fin, a cada uno lo suyo. Hay quien prefiere llegar al cielo tomándolo por asalto y cargándose a San Pedro (nunca mejor dicho) en nombre de la santa indignación. Otros, indignados con los que se indignan a mamporros, preferimos hacer más habitable la tierra sin necesidad de hacer tanto ruido ni cantar La Internacional con el puño en alto y la vena del cuello hinchada. Son otros tiempos. O a mí me lo parece.

2 Responses to “Yo soy”

  1. Querido Pepe:

    Compartiendo, como hacemos la postura con respecto a los mesianismos y la sorpresa ante la frase de tomar el cielo por asalto, sobre todo en la parte del cielo.
    Me sorprenden la múltiples citas bélicas que haces. Nadie comentó nada sobre cercenar gaznates, ni sacaron los fusiles, ni creo que los mencionaran.
    No tendrán mi voto, no me ha interesado la política al salir ellos, me interesaba antes y se que hay alternativas que buscan la regeneración sin el mismo apoyo mediática que han conseguido. Pero me siento más interpelado por la cantidad de robos que cada día nos llenan las portadas de los periódicos (digitales) y nos vacían los platos de comida, los servicios públicos, los lugares de trabajo… (Sé que para ellos también tienes, no creas)
    Lo que quiero decir es que no me siento agredido por sus palabras. Es populismo, sí, pero tampoco puede sorprendernos. Tienes la suerte de trabajar con chavales, sigamos trabajando para ofrecer personas que vean los populismos y observen que hay detrás, que sean críticos como sujetos pacientes y se planteen ser sujetos activos de la vida política.

    Gracias por hacerme pensar y crecer de todos modos.

  2. Querido José Luis: un saludo cordial. Gracias por tu reflexión. Yo tampoco me siento agredido por estos discursos. Las referencias violentas a las que te refieres evocan las situaciones históricas de fracaso ideológico que en regímenes de la primera mitad del siglo XX han llevado, con presupuestos puramente marxistas, a depuraciones violentas y dictaduras terribles en nombre del proletariado. Algunas reminiscencias paradigmáticas para estos proyectos quedan en este siglo nuestro. No me refería a ningún discurso escuchado en estos días sino a dónde han conducido todas las posturas que han pretendido asaltar el cielo del poder a cualquier precio. Nunca la violencia podrá ser justificada en nombre de ninguna ideología. Y si, las ciénagas en las que algunos políticos que nos gobiernan andan metidos me producen el mismo hartazgo.

Discussion area - Dejar un comentario






He leído y acepto las condiciones generales y la política de privacidad


Información básica sobre protección de datos
Responsable: REVISTA REINADO SOCIAL 21RS (más info)
Finalidad: • Gestión de la adquisición del producto, suscripción o donativo, así como la tramitación de los mismos.
• Envío de comunicaciones relacionadas con el proceso de compra, las suscripciones o los donativos.
• Envío de comunicaciones y ofertas comerciales, por diferentes medios, incluidos los medios electrónicos (email, SMS, entre otros). (más info)
Legitimación: Ejecución de una compra online, suscripción o donativo. (más info)
Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal. (más info)
Derechos: Acceso, rectificación, supresión, cancelación, y oposición. En determinados casos derecho a la limitación del tratamiento de sus datos. (más info)
Información adicional: Puede consultar toda la información completa sobre protección de datos a través del siguiente enlace (más info)
Los enlaces de (más info)