Te protegerán mis alas

DEFPORTADA“Vine a la luz un día impreciso en un lugar indeterminado. Mi madre me parió con tanto dolor que se dejó la vida en el intento y, desde entonces, yo también empecé a morir un poco cada día. A mi padre no lo conocí. Nunca supe nada de él ni nadie me dijo que una vez hubiera tenido un padre; así que aprendí a vivir sin anhelarlo y me acostumbré a respirar sin echarlo de menos”.

Esta es una historia contada vomitando sangre. Tenía una deuda con el protagonista de esta travesía. Es el abrazo a quien me cambió mi modo de mirar el mundo cuando una noche del mes de marzo, hace ya unos años, se me escurría entre las manos su último aliento de vida mientras sostenía su cuerpo vencido. Se me murió como del rayo un naufrago venido del sur que peleó con bravura la batalla de la vida. Se dejó la piel en el bando de los perdedores. Esos a los que la historia nunca parece hacerles justicia.

Esta es una historia real. Los personajes son de carne y hueso y los hechos narrados pudieron suceder tal como son descritos. Para los más escépticos, tal vez les venga bien recordar que hay situaciones en la vida de las personas en las que la realidad supera con mucho lo imaginable. Es el caso de quien lanza esta botella al mar, el protagonista de esta aventura, destinada a cuántos náufragos necesiten sentirse alentados en la lucha por la supervivencia.

Esta es una historia de vida y esperanza, de pasión y libertad, de superación y de fe en las personas a pesar de todo. Esta historia es, en definitiva, un canto al ser humano, capaz de tocar el infierno y de abrirse paso al paraíso en el corto trayecto de una travesía. Para muchos, abrigados por invisibles alas, el estrecho sueño de alcanzar la orilla dura tan solo un momento. Es el instante fugaz de una noche sin fin en la que solo cabe esperar que amanezca.

Por eso estoy convencido de que nuestra historia, la que protagonizamos las personas, no puede ser solo futurus sino adventus. Es ahí donde radica mi esperanza, más allá de los límites del espacio y del tiempo. Aunque sigamos vomitando sangre y sanando heridas.

“¿Quién hará justicia a todos los vencidos de la historia?” (M. Horkheimer).

2 Responses to “Te protegerán mis alas”

  1. Your post is great and engaging, the content is very practical, and gets people’s attention. Thank you for sharing.

  2. Thank you for sharing this useful article. I am really impressed with the article you provided.

Discussion area - Dejar un comentario






He leído y acepto las condiciones generales y la política de privacidad


Información básica sobre protección de datos
Responsable: REVISTA REINADO SOCIAL 21RS (más info)
Finalidad: • Gestión de la adquisición del producto, suscripción o donativo, así como la tramitación de los mismos.
• Envío de comunicaciones relacionadas con el proceso de compra, las suscripciones o los donativos.
• Envío de comunicaciones y ofertas comerciales, por diferentes medios, incluidos los medios electrónicos (email, SMS, entre otros). (más info)
Legitimación: Ejecución de una compra online, suscripción o donativo. (más info)
Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal. (más info)
Derechos: Acceso, rectificación, supresión, cancelación, y oposición. En determinados casos derecho a la limitación del tratamiento de sus datos. (más info)
Información adicional: Puede consultar toda la información completa sobre protección de datos a través del siguiente enlace (más info)
Los enlaces de (más info)