Matices

AfricaNo sé que me ocurre cuando piso esta tierra. No tengo el diagnóstico de lo que me pasa, pero lo cierto es que el alma se ensancha y la respiración se hace más pausada ante este relentizarse del tiempo y la brisa fresca de la estación de lluvias que hace más sensible la piel que acaricia. Llevo una semana en Camerún y siento de otra manera.

He pensado estos días que quizás se trate del frescor del que disfruto proviniendo de la calurosa Sevilla. O puede que me cautive sin remedio la variedad cromática que inunda los sentidos al penetrar en la exuberancia de la naturaleza que me envuelve. He llegado a creer que me trastoca el sentido la variedad de sensaciones del paladar al compartir la cocina autóctona. Pero creo que, finalmente, no se trata de nada de esto.

Más bien quiero pensar que es cuestión de matices. Si, no hay nada de épico en mis incursiones africanas de estos últimos años. Probablemente tampoco de poético. Togo, Benín, Camerún… Sigo empeñado en proyectos de formación y cooperación internacional, pero hace tiempo que dejé de idealizar mis andanzas como si de mi dependiera salvar el mundo. Ahora solo siento que se me renueva la vida, que respiro mejor, que se me abren los poros de la piel y percibo de otra manera mi yo y mis circunstancias. No tengo molinos de viento con los que combatir ni aventuras que contar a nadie. Quizás por eso estoy más atento a los matices.

Disfruto más del verdor del paisaje y de la inmediatez del encuentro. Me sale más fácilmente la sonrisa franca y creo que me brillan un poco más los ojos. No ando preocupado por lo que tengo que decir y valoro más la conversación espontánea de quien comparte con sencillez sus historias y sus sueños. Hago lo que puedo y no me inquieta no estar a la altura. Hoy se ha venido abajo internet y no me he puesto nervioso. Matices, es cuestión de matices.

Me viene bien aterrizar por aquí, aunque sea después de muchas horas esperando la conexión en cualquier aeropuerto o de no pegar ojo en vuelos interminables (es lo que tienen los billetes baratos). África me revitaliza y me reconcilia conmigo mismo. La simplicidad de la vida y de sus gentes, la capacidad de acogida y la dignidad de un pueblo que se aferra al anhelo de felicidad malgré tout son lecciones que jamás aprenderé del todo. Pero mientras, cuando tras una semana vuelva a Europa, sabré que sigo caminando con la energía que me transmite una tierra llena de matices y que me enseña a no dibujar la realidad cotidiana a grandes trazos, con grises, con prisas, con descuido. Quizás esta vez no se me olvide enseguida.

One Response to “Matices”

  1. Buena reflexion Pepe. Que el Señor te siga inspirando, para seguir dando tan buenas pautas, y abrir nuevos cominos en la historia. En hora buena.

Discussion area - Dejar un comentario






He leído y acepto las condiciones generales y la política de privacidad


Información básica sobre protección de datos
Responsable: REVISTA REINADO SOCIAL 21RS (más info)
Finalidad: • Gestión de la adquisición del producto, suscripción o donativo, así como la tramitación de los mismos.
• Envío de comunicaciones relacionadas con el proceso de compra, las suscripciones o los donativos.
• Envío de comunicaciones y ofertas comerciales, por diferentes medios, incluidos los medios electrónicos (email, SMS, entre otros). (más info)
Legitimación: Ejecución de una compra online, suscripción o donativo. (más info)
Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal. (más info)
Derechos: Acceso, rectificación, supresión, cancelación, y oposición. En determinados casos derecho a la limitación del tratamiento de sus datos. (más info)
Información adicional: Puede consultar toda la información completa sobre protección de datos a través del siguiente enlace (más info)
Los enlaces de (más info)