El descampado

Sin títuloLa realidad en la que muchos adolescentes y jóvenes se sienten arrojados es como un descampado. Es el descampado de la debilidad, de la violencia, de la supervivencia, de la necesidad de protección de la tribu, del tener como los demás para ser respetado, de la falta de perspectivas, de vivir al día porque eso es lo que hay. No saben describir ni poner nombre a ese desierto, pero sienten el frio del desafecto, los golpes del abandono, del desamparo y la exclusión. Quieren sentirse duros, aparentan fortaleza, verbalizan agresivamente su indefensión y esconden atemorizados su fragilidad.

Muchos de nosotros sabemos de la intemperie en la que viven y de su falta de abrigo. No son más que víctimas de una sociedad empeñada en alcanzar el bienestar de los menos cuando los más pelean por llegar indemnes a fin de mes. Y mientras, unos y otros ahogan las penas en el paraíso virtual de vidas ajenas aireadas de forma obscena en los prostíbulos de lo legítimamente (in)correcto.

Y en este descampado surgen, hoy como ayer, nuevas y antiguas pobrezas. En nuestra sociedad occidental, bien estante, plural, democrática y libre, las pobrezas de siempre y las disfrazadas con otros nombres tienen carta de ciudadanía entre nosotros. Y esto por más que en los círculos de poder se ponga tanto el acento en el orgullo patrio de ser la novena potencia económica del mundo.

Una mirada a la realidad juvenil nos descubre un mundo invisible para muchos pero tan real como la crisis económica de la que venimos. No podemos dejar de sentirnos interpelados por la situación de muchos niños abandonados, adolescentes y jóvenes carentes de afecto por la inestabilidad de las familias. Éstas en no pocas ocasiones aplastadas por situaciones económicas graves y con parados de larga duración dentro de ellas. No podemos ignorar la situaciones de los menores inmigrantes no acompañados o el desamparo de aquellos a los que el estado dejar de proteger al cumplir dieciocho años sin tener encauzada su vida. Nos interpelan las esperanzas de los niños y jóvenes cultural y espiritualmente pobres, de aquellos que han perdido sentido para sus vidas o se encuentran atrapados en la maraña consumista. No nos deja indiferente la realidad de aquellos a los que la sociología llama “inadaptados sociales” y se pasean por el filo de la navaja de la violencia, la exclusión social, la drogadicción o cualquier otro tipo de dependencia psicológica.

Todos están en descampado. Todos son carne de cañón para estadísticas periódicas que auscultan la realidad y que no pasan de ser un instantáneo aldabonazo en la conciencia de una sociedad aletargada. Es, para los más, la manifestación de un malestar, de un dolor de tripa, de un pequeño resfriado que se pasará apenas llegue el siguiente partido de Champions.

No podemos anestesiarnos ante esta realidad tozuda y provocadora. Por eso es tan importante el próximo Sínodo de los Obispos sobre los jóvenes. Hemos de saber escucharlos más allá de estadísticas y tópicos. Hemos de hacer nuestra la mirada del Maestro: “Sintió compasión de ellos, porque andaban como ovejas sin pastor” (Mc 6, 34). Una mirada solidaria y una acción transformadora que podrán impulsar una realidad nueva con más oportunidades para todos. Un latido apasionado en el corazón de la Iglesia que quiere coger el paso de los jóvenes y acompañarlos al encuentro con el Señor de la Vida.

Discussion area - Dejar un comentario






He leído y acepto las condiciones generales y la política de privacidad


Información básica sobre protección de datos
Responsable: REVISTA REINADO SOCIAL 21RS (más info)
Finalidad: • Gestión de la adquisición del producto, suscripción o donativo, así como la tramitación de los mismos.
• Envío de comunicaciones relacionadas con el proceso de compra, las suscripciones o los donativos.
• Envío de comunicaciones y ofertas comerciales, por diferentes medios, incluidos los medios electrónicos (email, SMS, entre otros). (más info)
Legitimación: Ejecución de una compra online, suscripción o donativo. (más info)
Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal. (más info)
Derechos: Acceso, rectificación, supresión, cancelación, y oposición. En determinados casos derecho a la limitación del tratamiento de sus datos. (más info)
Información adicional: Puede consultar toda la información completa sobre protección de datos a través del siguiente enlace (más info)
Los enlaces de (más info)