La harina del costal y el aceite de la orza

Navegando por los periódicos digitales este domingo me he topado con un artículo referido a la vida religiosa. Me ha sorprendido que uno de los digitales más leídos de nuestro país se ocupe de estas cosas. Claro que el titular era: “Las órdenes religiosas se mueren: Ya nadie está dispuesto a ser célibe y pobre”. […]