Soñar Europa

EuropaMe siento europeo y sueño con una Europa de los pueblos intercultural, abierta y solidaria. Pienso Europa más allá de la unión económica y de políticas al dictado de las ideologías mayoritarias, impuestas a golpe de recesión económica o cohesión estructural. Por el contrario, anhelo un proyecto participativo y coherente en el que el bien común esté por encima de partidismos y el consenso sea la norma, siempre buscada, que supere intereses nacionalistas o políticas corruptas.

Anhelo una Europa sin fronteras y solidaria que aboga por la integración cultural y por la inviolabilidad del ser humano cualquiera que sea su origen o su credo. Que acoge y defiende los derechos de los más vulnerables y se posiciona a favor de los más excluidos con políticas que favorecen el desarrollo y la dignidad de las personas sin que nadie se sienta extranjero por el color de su piel o por no hablar mi idioma. Apuesto por un proyecto económico con más oportunidades para todos y en el que la distribución de la riqueza sea una prioridad regida por la equidad y la justicia. Creo en esta Europa, la de la igualdad de oportunidades y la defensa de los derechos sociales; la de la educación de calidad y la sanidad para todos; la de la socialización de la cultura y la libertad de pensamiento; la de la laicidad positiva y el respeto a las creencias en la plaza pública sin necesidad de esconder la fe en el forro de la privacidad.

Pienso Europa como un proyecto cultural, que no renuncia y que reconoce sus raíces greco-latinas y judeo-cristianas, abierta a la interacción y a la riqueza de otras tradiciones con las que construir una nueva realidad mejor para todos. Desde este pasado común y la historia compartida, los pueblos del continente están llamados a una convivencia en paz y en libertad en la que la cultura será, como lo fue siempre, vehículo de progreso y camino de entendimiento.

Ante la crisis migratoria que nos ha sobrevenido y las respuestas estertóreas de gobiernos populistas, frente a tanta demagogia y a la tentación de hacer de la acogida un espectáculo, la sociedad civil ha de tomar la palabra para decirle a nuestros políticos que necesitamos y queremos otro modo de hacer.

No me parecen las propuestas “antisistema” una vía razonable. Tampoco me merecen crédito los populismos salvajes que padecemos. Prefiero el cambio en transición. Confío más en las armas de la solidaridad y del trabajo colectivo. Y en los mecanismos democráticos. Mientras, el día a día se juega en el compromiso de los ciudadanos por aportar al bien común y facilitar una transformación necesaria con la acogida sin paliativos, la implicación social y la convivencia pacífica.

Discussion area - Dejar un comentario






He leído y acepto las condiciones generales y la política de privacidad


Información básica sobre protección de datos
Responsable: REVISTA REINADO SOCIAL 21RS (más info)
Finalidad: • Gestión de la adquisición del producto, suscripción o donativo, así como la tramitación de los mismos.
• Envío de comunicaciones relacionadas con el proceso de compra, las suscripciones o los donativos.
• Envío de comunicaciones y ofertas comerciales, por diferentes medios, incluidos los medios electrónicos (email, SMS, entre otros). (más info)
Legitimación: Ejecución de una compra online, suscripción o donativo. (más info)
Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal. (más info)
Derechos: Acceso, rectificación, supresión, cancelación, y oposición. En determinados casos derecho a la limitación del tratamiento de sus datos. (más info)
Información adicional: Puede consultar toda la información completa sobre protección de datos a través del siguiente enlace (más info)
Los enlaces de (más info)