Dar razón de nuestra esperanza

Ya en el (des)encuentro de la primera iglesia con la cultura de su tiempo, las comunidades cristianas tuvieron necesidad de justificar su fe. La propuesta evangélica era claramente contracultural y aparecía aberrante, cuando no escandalosa, a los ojos de judíos y griegos que consideraban a los seguidores de un tal Krestosuna secta  a todas luces […]