Por fin llegó la paz a Uganda, ha informado el rector del Seminario de Alokolum

mapa-de-uganda-web.gif

 .

Monseñor Alule explicó que la Iglesia es, en este momento, “la única institución en Uganda que aún goza de confianza entre la población”, porque también en los tiempos difíciles estuvo al lado de los que sufrían. 

Königstein (Alemania) , 21 Jul. (AICA)  .- El rector del seminario de Alokolum, en el norte de Uganda, monseñor Cosmas Alule, informó a la asociación católica internacional Ayuda a la Iglesia Necesitada (AIN) que el campo de refugiados surgido durante la guerra civil junto al seminario se está vaciando, pues el 80% de los refugiados ya regresó a sus lugares de origen.

Pese a que el acuerdo de paz definitivo entre el Gobierno ugandés y los rebeldes del Ejército de Resistencia del Señor aún está por firmarse, la guerra civil iniciada en 1988 finalizó y la situación es cada vez más estable. Hace un año era peligroso andar por la calle. Hoy, la situación es diferente. Por fin hay paz.

No obstante, el rector señaló que la Iglesia sigue afrontando desafíos fruto del conflicto. Los seminaristas de Alokolum, que durante la guerra civil convivieron con los desplazados, asistiéndolos humana y socialmente, siguen ocupándose de ellos: ahora van a los pueblos y ayudan a los recién retornados a comenzar una nueva vida. Según dice monseñor Alule, muchos de sus alumnos crecieron en los campos de refugiados, sin conocer otro tipo de vida, tienen problemas de conducta y no saben lo que significa el esfuerzo, la disciplina y el respeto al prójimo y a la propiedad ajena. Con ellos hay que empezar de cero.

 Pero también los adultos tienen muchos problemas: en los campos olvidaron cómo ganarse el sustento, y toda una generación creció sin saber qué es una vida normal. El rector señala que, en este ámbito, la generación de los mayores desempeña un importante papel, pues conservó valores tradicionales y puede transmitirlos a los jóvenes.

Otro problema es el trauma que aqueja a muchas personas que presenciaron cómo violaban a sus hermanas, madres y otras mujeres, secuestraban a niños y asesinaban a gente. Para ayudarlos, los evangelizadores reciben una formación especial en un centro creado para este fin por la diócesis de Gulu.

Monseñor Alule explicó que la Iglesia es, en este momento, “la única institución en Uganda que aún goza de confianza entre la población”, porque también en los tiempos difíciles estuvo al lado de los que sufrían.

El hecho de dejar el seminario mayor en Alokolum, en vez de trasladarlo a una zona más segura, fue fruto de una decisión consciente. Para el rector, fue una “decisión profética”, pues, de otro modo, los creyentes podrían haberse llevado la impresión de que la Iglesia abandonaba a los necesitados para ponerse a salvo ella. Según precisó, “el hecho de que la Iglesia compartiera alegrías y penas con la gente fue un signo importante para el futuro”.

     En el seminario de Alokolum estudian jóvenes de toda Uganda. Monseñor Alule señala que los que no pertenecen a la diócesis de Gulu sabían lo que hacían cuando decidieron estudiar en esta región castigada por la guerra civil. Según el rector, ningún seminarista salió indemne, y algunos también están traumatizados.

No obstante, se pudo comprobar que precisamente estos hombres se muestran especialmente sensibles y comprensivos en la pastoral dirigida a personas que atravesaron las mismas experiencias que ellos. Muchos de los futuros sacerdotes nacieron en campos de refugiados, y algunos incluso fueron víctimas de secuestros.

El rector explicó que las vocaciones siguen en aumento. De ahí que el problema principal del seminario resida en la falta de espacio para aceptar a todos los jóvenes deseosos de ser sacerdotes. En el último año académico eran 163, y en el nuevo serán 206. Aquí urge encontrar soluciones, a fin de que no se pierda ninguna vocación. Pero monseñor Alule señala también que la formación es cada vez mejor. Entre otras medidas, se cambió el plan de estudios, propiciando así que un número mayor de seminaristas concluya antes su formación.

2 Responses to “Por fin llegó la paz a Uganda, ha informado el rector del Seminario de Alokolum”

  1. Esto es un ejemplo vivo de que el Evangelio sale adelante y da fruto en las condiciones más duras. Y de iglesia profética que se arraiga en la gente y no la deja abandonada. Así es natural que las vocaciones aumenten.

  2. Estoy de acuerdo completamente con Luis Santiago. Siempre que se sigue el Evangelio, las cosas marchan. Lo peor es confundir actos hechos por quienes deberían de ser luz, son tinieblas, y luego atribuírselo a la Iglesia. Es comprensible que esa confusión -no digo yo que no- suceda o se de en un juicio rápido. Pero pienso que es cada vez más fácil dilucidar, diseccionar, separar lo uno de lo otro. La Iglesia Católica no enseña el robo (aunque haya gobiernos en los que hay católicos que roben), ni la pederastia (la Iglesia la califica de pecado gravísimo), ni, ni… aunque algunos “católicos” quizá solo de nombre, los podamos cometer. Gracias Trastevere por esta oportunidad. Con todo afecto, Eva.

Discussion area - Dejar un comentario






He leído y acepto las condiciones generales y la política de privacidad


Información básica sobre protección de datos
Responsable: REVISTA REINADO SOCIAL 21RS (más info)
Finalidad: • Gestión de la adquisición del producto, suscripción o donativo, así como la tramitación de los mismos.
• Envío de comunicaciones relacionadas con el proceso de compra, las suscripciones o los donativos.
• Envío de comunicaciones y ofertas comerciales, por diferentes medios, incluidos los medios electrónicos (email, SMS, entre otros). (más info)
Legitimación: Ejecución de una compra online, suscripción o donativo. (más info)
Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal. (más info)
Derechos: Acceso, rectificación, supresión, cancelación, y oposición. En determinados casos derecho a la limitación del tratamiento de sus datos. (más info)
Información adicional: Puede consultar toda la información completa sobre protección de datos a través del siguiente enlace (más info)
Los enlaces de (más info)