Falta cerrar la puerta

“… En este presente feliz, en el que los buenos actúan al unísono, en el que van cayendo en el descrédito los restos de instituciones docentes todavía díscolas, las revistas anacrónicas, sería aleccionador comparar el número de católicos declarados y de practicantes, de instituciones docentes, sociales y creativas, de laicos confesantes, de hace 35 años […]