La Iglesia y la defensa de la vida

 

Félix González López 

Por Félix González López ss.cc.

La Iglesia siempre se ha distinguido, teóricamente, por su defensa de la vida humana. Como no podía ser menos. Y en esta tarea se ha manifestado con más fuerza en unos supuestos que en otros. Esto le ha restado credibilidad, puesto que toda vida merece ser defendida con la misma fuerza.

Pie de bebé

Últimamente se está haciendo una campaña institucional fuerte contra el “aborto”, en España, liderada por alguna Jerarquía católica, que teniendo razones éticas sobradas para hacerla, tal vez llame la atención por no poner el mismo énfasis e interés en otros supuestos de atentados contra la vida.

Hay millones de personas, niños y adultos, que mueren de hambre, día a día. Y no es casual, sino permitido, y, tal vez, hasta deseado por ciertos intereses creados inconfesables. Y siguen muriendo miles de personas, niños y adultos, en guerras permitidas, y provocadas por intereses particulares, nacionales, económicos, etc. (Hay que favorecer el negocio de las armas… Hay que vender armas para enriquecerse más aunque sea a costa de la sangre de tantos inocentes). ¿Quién lo denuncia y con qué fuerza se denuncia?

Y seguimos gozando de una situación privilegiada de bienestar escandaloso y de pecado, indiferentes a la situación de tantos millones de humanos sin posibilidad de subsistencia o arrastrándola con la mayor de las indignidades.

¿Quién tiene la culpa de ello? Yo; y me avergüenzo. ¿Tú no te avergüenzas, también? Sé que algunos ya estarán pensando en catastrofismo literario, en exageración infundada… pero no en culpabilidad personal… Colectiva puede que sí. Pero ¿qué es lo colectivo? Si una colectividad es culpable de algo, ¿cómo pueden no serlo cada uno de los integrantes de esa colectividad?  Y en esa colectividad estamos todos. Al menos, todos los que no se significan por una protesta enérgica de la situación o por una postura positiva a favor de un  aminoramiento del problema.

Como decía el Rvd. Hugh B. Chapman, el pastor anglicano que tanto apoyó al Padre Damián: una vida como la de Damián “nos está acusando silenciosamente de ser cómodos y egoístas”.

Una de las preguntas (falsas y que huelen a comodidad) que se suelen hacer cuando se habla de estos temas es la siguiente: ¿”Yo qué puedo hacer”? Pero la pregunta que se le hace al interlocutor deberíamos hacérnosla a nosotros mismos, y ser sinceros, comprometidos, generosos, responsables y mínimamente sensibles… Y entonces, seguro que encontramos algo que podríamos hacer. No hay que esperar a que nadie nos dé la respuesta a la pregunta. La respuesta está en nosotros.

Pienso en la cantidad de cosas de las que podemos prescindir, la cantidad de gastos que podríamos evitar.

Y pienso también en aquella frase de los moralistas de toda la vida: “en caso de necesidad extrema, todos los bienes son comunes”. Por tanto “lo mío no es mío solamente” y no tengo derecho a apropiármelo en exclusividad.

Aunque, como digo, es una cuestión de respuesta personal, lo es también de respuesta colectiva. Y lo es de concienciación colectiva que nos corresponde a todos, y de manera particular a la Iglesia. ¿Por qué ésta no defiende con el mismo empeño que el aborto, la muerte de los ya nacidos tan inocentes, en la mayoría de los casos, como los no nacidos, y con no menos derechos a que les ayudemos a vivir?

4 Responses to “La Iglesia y la defensa de la vida”

  1. Muy bueno y en la línea del primer artículo que pusiste en el Blog.

  2. La Iglesia “defiende” la justicia de tres formas: de oración, de palabra y de obra.

    DE ORACIÓN: Creo que se reza mucho más por las personas que sufren el hambre que por los niños que mueren con el aborto. Se debería rezar más por estos niños y por sus madres y familiares.

    DE PALABRA: Ciertamente, la Iglesia defiende y ha seguido defendiendo de palabra a los pobres, al mismo tiempo que a los que son abortados. Sin embargo, gracias a Dios nadie defiende abiertamente que los niños que mueren de hambre está bien que mueran, si es para que otros vivan mejor. Sin embargo, sí hay muchas personas que defienden que los niños abortados está bien que mueran, para que otros vivan mejor.

    DE OBRA: Cáritas, Manos Unidas, etc. etc. etc. ¿Qué se hace por los niños abortados y sus madres? Sin duda son un problema emergente del que aún no estamos concienciados.

    Por lo demás, prefiero ahorrarme juicios de valor sobre este artículo. Está en la línea de RS21, que ni quita ni pone rey, pero ayuda a su señor.

  3. Claves para la fecundidad apostólica:
    1- Centralidad de Jesucristo.
    2- Retorno al carisma de la propia institución.
    3- Saber crecer en el tiempo y dar fruto.
    4- Bajo la acción del Espíritu Santo.
    5- En la Iglesia, con la Iglesia y para la Iglesia; siguiendo sus orientaciones.
    Tal vez esté confundido y os pido perdón de antemano, pero nov eo ninguno de estos puntos reflejados en el artículo. Tal vez porque no los compartáis.
    Pensad que el que ni quita ni pone rey, tampoco orienta. Y sin orientación no es posible el avance, porque no se sabe hacia donde se va ni guiado por quien. La paz.

  4. Essays about teaching can be a bit confusing to piece together, particularly if it is a first. Our writers may churn quality practice essay in only a few minutes out. This is a step-by-step tip to write a’what’s culture’ essay topic. It supplies the secrets which were utilized to craft high mark essays for many years. https://baahkast.com/simple-tips-compose-good-term-paper

Discussion area - Dejar un comentario






He leído y acepto las condiciones generales y la política de privacidad


Información básica sobre protección de datos
Responsable: REVISTA REINADO SOCIAL 21RS (más info)
Finalidad: • Gestión de la adquisición del producto, suscripción o donativo, así como la tramitación de los mismos.
• Envío de comunicaciones relacionadas con el proceso de compra, las suscripciones o los donativos.
• Envío de comunicaciones y ofertas comerciales, por diferentes medios, incluidos los medios electrónicos (email, SMS, entre otros). (más info)
Legitimación: Ejecución de una compra online, suscripción o donativo. (más info)
Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal. (más info)
Derechos: Acceso, rectificación, supresión, cancelación, y oposición. En determinados casos derecho a la limitación del tratamiento de sus datos. (más info)
Información adicional: Puede consultar toda la información completa sobre protección de datos a través del siguiente enlace (más info)
Los enlaces de (más info)