La eterna pregunta

  cruzescombros  Hay cosas que permanecen siempre, aunque de vez en cuando aparecen con mayor fuerza o actualidad. Y una de esas cosas es la pregunta existencial: ¿por qué Dios permite esto o aquello? Ante una desgracia, personal o colectiva, siempre hay quien se formula la pregunta, la exprese o no: ¿por qué a mí? Si Dios es “Padre”, ¿por qué no lo ha evitado, por qué lo ha permitido? Y algunos concluyen negando la existencia de Dios. No deja de ser una simpleza el negar algo porque no lo entendamos. ¡Cuántas realidades de la vida habría que negar!

    Con motivo de la tragedia ocurrida en Haití, parece que esa eterna pregunta se ha despertado con mayor virulencia y preocupación para bastante gente. Y la pregunta va dirigida muchas veces a los sacerdotes (al menos a mí se me ha hecho bastantes veces). Y yo me pregunto a mí mismo, si en verdad habrá una respuesta razonable para esa pregunta

    Es verdad que la inmensa mayoría de las desgracias y males (guerras, terrorismo, engaños, traiciones, violencia de género, etc…) son producidas por las personas, y por tanto no podemos culpar a Dios de tales desaguisados. Pero hay algunos acontecimientos  (enfermedades, terremotos, etc..) que parecen menos claro. De todos modos la pregunta subsiste tanto en unos casos como en otros.

   En la misma dirección, va también esta otra pregunta: ¿por qué sufren los inocentes (principalmente los niños)? ¿Por qué, sin embargo, a los “malos” les van las cosas tan bien?

Esta pregunta es la que se plantea en el “Libro de Job”, con toda crudeza. Pero que no dará, tampoco, una respuesta. Y es también, una pregunta universal.

Y es que, queramos o no, siempre nos encontramos con el misterio de Dios, a quien no podemos comprender. Ya lo dice el Salmo: ”¡cuán incomprensibles son tus designios!, aquello de “mis caminos no son vuestros caminos”.

La única respuesta que encuentro a todas estas preguntas y otras parecidas, es una fe bien arraigada y  bien entendida. La FE es, fundamentalmente, “fiarse de Dios”. Y si nos fiamos de verdad, sabiendo que es nuestro Padre y siempre querrá lo mejor para nosotros, aunque no lo entendamos, desaparecerá esa actitud de desconfianza y de reproche. Por otra parte: ¿Quiénes somos nosotros para pedirle explicaciones a Dios?

Aceptemos humilde y confiadamente el misterio insondable de Dios, y confiemos en su bondad para con todos. Si esto falla, es que nuestra fe es bastante deficiente.

Félix González ss.cc.

5 Responses to “La eterna pregunta”

  1. Habitamos una existencia de la que abarcamos una pequeña parte. La vida futura no será sino la percepción completa e integrada de esta parcialidad temporal.

    “¿Por qué buscáis entre los muertos al que vive?”
    “Dios es Dios de vivos, no de muertos, porque para Dios todos están vivos. …”
    “Porque habéis muerto; y vuestra vida está con Cristo escondida en Dios. Cuando aparezca Cristo, vida nuestra, entonces también vosotros apareceréis con él,…”
    “Habrá un cielo nuevo y una tierra nueva, y ya no se acordarán de lo de antes, ni les vendrá a la mente, sino que encontrarán allí gozo y exultación”

  2. No sé si seremos alguien para preguntarle a vuestro dios, pero sí para quienes dicen hablar en nombre de vuestro dios.

    Quienes hablan en nombre de vuestro dios dicen que vuestro dios es bueno, y cuida de sus criaturas. Pero eso no se ve por ninguna parte. La buena ciencia cuida de la gente, la cura y mejora su calidad de vida. Las buenas humanidades, también. Pero vuestro dios es tan impredecible como una fuerza de la naturaleza. Cualquiera diría que no hay nada detrás de las fuerzas de la naturaleza.

    Quienes hablan de vuestro dios dicen que vuestro dios es un dios de amor. Que la vuestra es una religión de amor. Y sin embargo, tampoco se ve por ninguna parte. A vuestra iglesia sólo se le oye gritar, condenar y odiar, desde los tiempos de la inquisición hasta hoy.

    Quienes hablan de vuestro dios dicen que vuestro dios es el dios de los pobres. Y sin embargo, los pobres son los que salen siempre peor parados, y la curia, como decía la canción, siempre anda sentada a la mesa del señor(ito).

    Eso sí, todos andan siempre muy antentos a ver qué hacemos con la entrepierna, no vaya a ser que caigamos en pecado mortal de amor.

    Me sobra divinidad y me falta humanidad en vuestro dios y en quienes hablan en nombre de vuestro dios.

    Gracias por escuchar.

  3. No tengo razones que demuestren que Dios existe. No poseo certezas, ni clavos ardiendo a los que agarrarme. Tampoco tengo un libro de respuestas o una silla donde sentarme a dar consejos.
    Yo solamente tengo, un grupo de personas en la iglesia de El Buen Pastor, en San Fernando. Gente que da clases a niños perdidos entre los papeles de la burocracía, personas que recojen alimentos en nombre de quien ya ni tiene voz para pedirlos, gente que se tira al suelo a jugar con chavales con tal de que vayan recuperando su inocencia, aquélla que les fue enterrada con la receta del grito y del palo. Gente que abren caminos laborales a chavalas que no saben leer ni escribir en la Europa del siglo XXI. Gente que no dan recetas de felicidad, sino que te animan a que tú las encuentres. Personas que se entregan por los demás, en definitiva.
    Y digo que las tengo, porque desde el primer día en que fui invitado a conocerlos, también a mí se me entregaron. Todos son conscientes de lo imperfecta que es la Iglesia, porque saben de sus propias imperfecciones y de sus carencias, de sus faltas de amor. Pero también somos iglesia.
    La curia…..¿tú crees que a mí me importa la curia?
    Para nosotros ser hijos de ese Dios que dices invisible, es simplemente crear pequeños espacios de libertad y amor en torno a nosotros…el que quiera que se apunte. Dicho todo esto con respeto, que a mí también se me calienta a veces la boca ante alguna mitra o ante algún báculo.
    Culpar a Dios de todo es fácil, y tan antiguo como el mismo hombre. A mí me gusta pensar que todas esas personas de las que te hable´, son enviados del mismo Dios, de ése de quien dices que no hace nada. Es más, seguramente yo me alejaría de un Dios interventor y tocapelotas, que no me deja libertad para equivocarme, que me da el mundo hecho…paso de experimentos de mundos perfectos en donde desde “arriba” se pretende organizar la vida de las personas.
    Un saludo y perdón por el sermonazo.

  4. Amigo “Zero”: Gracias por haber leído mi diminuto artículo, y gracias por dar tu opinión, que no comparto, pero que respeto. Me gustaría poder tener un diálogo contigo, ya que por escrito es difícil, en el corto espacio de un Blog. Y no par rebatirte tu manera de pensar o ver las cosas, sino para poderte comunicar mejor cómo lo veo yo. Permíteme, no obstante, que te diga (y es sólo mi apreciación) que tu aportación me parece poco objetiva. Es verdad que la Iglesia tiene (ha tenido y tendrá) muchos defectos y fallos, porque está constituida por personas pecadoras como los demás. Y por eso debe pedir perdón, y lo ha hecho en más de una ocasión a nivel público y global; y lo pedimos los individuos con más frecuencia, cuando en la celebración de la Eucaristía o en el sacramento del Perdón, nos acusamos y reconocemos pecadores. Pero es de personas inteligentes y de buena voluntad, el reconocer todo lo que la Iglesia ha hecho a lo largo de la historia (y no sólo recordar la Inquisición), y hace actualmente. Te quiero decir que probablemente yo soy más crítico con la Iglesia, porque la conozco posiblemente mejor, y hay muchas cosas que no me gustan. Pero lo hago desde el cariño. Igual que reconozco los defectos de mis padres (que en paz descansen), también desde el cariño y el respeto.
    Y por último, quiero decirte que no tengo ningún afán de polémica.

  5. Do you find it tough to write an internship project? Select expert coursework help online! Purchase a dissertation in Education Accounting, MBA, Management, Marketing, Arts, IT, Natural Sciences, Nursing, and a Lot More. Just MA and PhD authors. https://www.andymatthewsphotography.com/guidelines-for-military-essay-writing/

Discussion area - Dejar un comentario






He leído y acepto las condiciones generales y la política de privacidad


Información básica sobre protección de datos
Responsable: REVISTA REINADO SOCIAL 21RS (más info)
Finalidad: • Gestión de la adquisición del producto, suscripción o donativo, así como la tramitación de los mismos.
• Envío de comunicaciones relacionadas con el proceso de compra, las suscripciones o los donativos.
• Envío de comunicaciones y ofertas comerciales, por diferentes medios, incluidos los medios electrónicos (email, SMS, entre otros). (más info)
Legitimación: Ejecución de una compra online, suscripción o donativo. (más info)
Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal. (más info)
Derechos: Acceso, rectificación, supresión, cancelación, y oposición. En determinados casos derecho a la limitación del tratamiento de sus datos. (más info)
Información adicional: Puede consultar toda la información completa sobre protección de datos a través del siguiente enlace (más info)
Los enlaces de (más info)