Para Paco, que me pide propuestas concretas

   Ya sé, amigo Paco, que no basta la denuncia de los errores de las iglesia Dios padreinstituciones. Pero creo que hay que empezar por eso para que otros se unan. Eso se llama formar opinión. Y creo que es de las cosas más necesarias, para no convertirse en un franco-tirador, o una isla en medio del océano.

Pero también sé, y tú me lo recuerdas, que hay que tratar de dar unas veces sugerencias bien meditadas, otras veces intuiciones tan fuertes que casi se convierten en convencimientos. Y siempre aportar el granito de arena que se una a otros para empezar la construcción. Tengo no pocas cosas escritas. que no caben en los límites siempre estrechos de un Blog.

    El Papa anterior, Juan Pablo II, tuvo el acierto de gritar a los cuatro vientos la necesidad de una “nueva evangelización” de cara al Tercer Milenio del Cristianismo

  Nos dijo a toda la Iglesia que nos hemos de empeñar en una Nueva Evangelización, que no es nueva porque proponga nada nuevo, sino porque nosotros, los evangelizadores, conscientes del momento histórico en que vivimos, y conscientes también de la gran evolución del mundo, tenemos que anunciar, hoy, el Evangelio con nuevo ardor, con nuevos métodos, con nuevas expresiones.

Con nuevo ardor, porque hace falta entusiasmo que convenza, que llame la atención, con valentía. Y sobre todo, siendo testigos y testimonio de lo que anunciamos y vivimos.

Con nuevos métodos, porque han surgido nuevos modos de transmitir, y hay que valerse de todo lo que es válido  en esta era de la técnica y de la informática. No sólo la palabra, sino también la imagen. Otros métodos se refieren al estilo pedagógico de no imposición, de participación, etc…

Y con nueva expresión, porque al hombre moderno hay que hablarle con lenguaje moderno. Metiéndonos en su propia cultura. Haciendo nuestros sus propios problemas. Identificándonos con sus aspiraciones, sus problemas y sus logros. Un lenguaje encarnado en el hoy, no trasnochado y somnoliento. Hay que liberar el lenguaje.

Ciertamente, el mundo ha cambiado, es un hombre nuevo el del siglo XXI, y por eso hay que seguir enseñando el evangelio, pero con nuevas expresiones, nuevo estilo, nuevas formas, nuevos métodos y expresiones. Y desde luego con nuevo ardor.

 Y eso tenemos que irlo logrando entre todos y con la colaboración de los más posibles.

Pero hay que ser humildes, y no querer cambiar el mundo y la Iglesia nosotros solos. En primer lugar, porque no podemos, y hay que ser realistas. En segundo lugar porque es preferible “meter en el lío” a los más posibles.

  Tampoco se trata de comenzar a hacer cosas, a poner parches, a tapar agujeritos (que algo sería, pero no resuelve nada). Se trata de comenzar por un ejercicio serio de discernimiento. Un discernimiento prolongado, serio, bien rezado, bien estudiado…En vez de empezar por otros lugares que ni nos competen directamente ni nos es posible, COMENCEMOS POR NUESTRA PARROQUIA. Dediquemos un curso entero (o lo que haga falta) a dicho discernimiento, revisando los métodos de evangelización: la catequesis de niños, jóvenes y adultos, las homilías dominicales, la liturgia eucarística, la preparación y celebración de los otros sacramentos: bautismos, confirmación, primeras comuniones, etc…, la opción preferencial por los pobres y los alejados…etc, etc. Impliquemos a los más posible en todo esto, y sobre todo a los Agentes de Pastoral.

  Hace dos años, propuse en el Consejo Pastoral Parroquial, que se constituyese un grupo de trabajo para tratar de ir poniendo en pie ese discernimiento o revisión. Unos pocos se ofrecieron (nos ofrecimos) para empezar. Jamás se alentó, ni se hizo nada. Yo trabajé ese verano para poder aportar sugerencia, propuestas, etc… Están en el “cajón del olvido”.

Creo que sin una reflexión seria y tranquila, con la participación de los más, no se podría hacer nada que valga la pena. Los parches maquillan un poco, pero no resuelven el fondo.

Hay que estar dispuesto a luchar contra la inercia, las costumbres (lo de “toda la vida de Dios se ha hecho así”), el cansancio o desánimo, la incomprensión de unos y el desinterés de otros. La inmovilidad es algo consustancial a la persona. Siempre lo más seguro es no moverse. Pero el Evangelio urge, la Iglesia lo necesita, y la fidelidad a Cristo nos compromete. Necesitamos una Iglesia, una Parroquia, “en Misión”. Porque hay muchas zonas del alma de nuestro pueblo y de nosotros mismos, que nunca fueron evangelizadas, o que se han des-evangelizado después.

Bueno, Paco, ahí tienes una reflexión sobre la marcha, con alguna propuesta concreta, para empezar.

                                                                                                     Félix González ss.cc.

7 Responses to “Para Paco, que me pide propuestas concretas”

  1. Hoy el Evangelio decía eso de que “El que quiera ser grande, sea vuestro servidor; y el que quiera ser primero, sea esclavo de todos. Porque el Hijo del hombre no ha venido para que le sirvan, sino para servir y dar su vida en rescate por todos”
    De los que andamos por la calle, ¿cuántos estaremos convencidos? Si esto nos hubiera “formateado el disco duro” se notaría a cada paso. ¡Sería tremendamente contagioso! Pero tenemos la mentalidad “del hijo mayor”, nos parece que haremos el tonto confiando del todo y, por eso, confiamos en el mensaje de Jesús a medias y, ahí estamos, mustios, perezosos, esforzando creernos lo que no vivimos…No nos enamora el mundo y a Dios le damos el corazón con reserva.
    Un poco más de valor sí le pediría a Dios, ganas de no fallarle, empezar por lo más pedestre, buscar que convenzan más nuestros “días presentes” que nuestros “Días futuros”.
    Aunque de la esperanza vivimos, en un mundo alterado convivimos y contagiar paz, servicio, humildad es, Paco, Félix, algo concreto. Y si viene al caso: “…, siempre dispuestos a dar respuesta a todo el que os pida razón de vuestra esperanza” (1Ped 3, 15).

  2. Dos cosas:
    Agradecer a Susana sus palabras, éstas y las del anterior post. Da mucha alegría saber que hay cristianos que aun piensan que podemos hacer algo. El desánimo, como bien decia Félix, está siempre ahí al acecho. Susana, yo es que soy muy pecador, y no me puedo quitar del corazón la sensación de hijo pequeño que siempre termina volviendo a casa, a que le pongan el anillo y las sandalias. Me ha sido perdonado tanto, que por puro corporativismo canallesco me apiado de los que como yo, somos tan pecadores.
    La segunda cosa: Félix, abre el cajón. Y si cuesta trabajo, me llamas, que ya sabes que yo con mi destornillador mágico y mi taladro, hago maravillas (chapuzas pero con voluntad).
    Un abrazo fuerte a ambos.

  3. Se me olvidaba…el dibujo me recuerda mucho a una imagen que me ofrecieron como modelo de nuestra Santa Madre Iglesia tras el concilio. Un dia de estos lo tenemos que hablar.

  4. ¡Qué gracioso, Paco! ¿Con que eres muy pecador?
    Seguro que son envidiables tus vueltas a la casa del Padre…Dices que se te ha perdonado mucho, yo creo que vivimos en un perdón continuo, aunque nuestras vueltas sean intermitentes.
    ¿Sabes lo que es difícil de intentar y a la vez fácil si lo pides? El propio perdón.
    Dado que el misterio de nuestra salvación se ha realizado a través del perdón de nuestros pecados por Cristo, el desarrollo de esta salvación, dentro de la historia y el tiempo, y concernido en los límites de la vida de cada uno, tendrá que ir de la mano de esta misma fuerza.
    Arquímedes fue el que dijo: “Dadme un punto de apoyo y moveré el mundo”.
    Ya lo tenemos, con el perdón todo quedaría transformado (como ejemplo: Mandela). El hato de reproches que llevamos sobre la espalda puede ser nuestro mayor pecado, si no lo soltamos, siendo que parece tan importante.

  5. Los que vivimos en el sentimiento, estado, sensación…llámalo X, de “estar ya salvados” no hacemos más que intentar devolver tanto que gratis se nos ha regalado. A mí no me parezco gracioso, porque mis faltas de amor no me causan gracia, pero me encanta que te parezca gracioso…si ya me lo decían las vecinas cuando me made me “enseñaba” orgullosa de peque…”ayyy que gracioso el niñoooo, guapo no es, pero gracioso una jartá”, con ese angel o “ange” del sur.
    Esta mañana hablando del perdón a unos chavales solté algo así como que el Perdón de Dios es la mayor liberación que he sentido, y por ello no pretendo ir siempre cargando en mi atillo con tantos pecados….pero nunca los olvido. El Padre sí los olvida, yo no…me recuerdan como decía el poeta, “por donde no he de volver a pisar”.
    Saludos de un salvo a otro salvo y nada en mí pretende dar una puntada de más, pero tampoco un deseo de menos para ti y para tu fe.

  6. This is a great article. It gave me a lot of useful information. thank you very much

    Pinoy Tv Channel

  7. The article you have shared here very awesome. I really like and appreciated your work. I read deeply your article, the points you have mentioned in this article are useful Pinoy Lambingan

Discussion area - Dejar un comentario






He leído y acepto las condiciones generales y la política de privacidad


Información básica sobre protección de datos
Responsable: REVISTA REINADO SOCIAL 21RS (más info)
Finalidad: • Gestión de la adquisición del producto, suscripción o donativo, así como la tramitación de los mismos.
• Envío de comunicaciones relacionadas con el proceso de compra, las suscripciones o los donativos.
• Envío de comunicaciones y ofertas comerciales, por diferentes medios, incluidos los medios electrónicos (email, SMS, entre otros). (más info)
Legitimación: Ejecución de una compra online, suscripción o donativo. (más info)
Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal. (más info)
Derechos: Acceso, rectificación, supresión, cancelación, y oposición. En determinados casos derecho a la limitación del tratamiento de sus datos. (más info)
Información adicional: Puede consultar toda la información completa sobre protección de datos a través del siguiente enlace (más info)
Los enlaces de (más info)