Uno de los grandes misterios de la fe

arbolcieloHe conocido este verano a una joven china, que no profesa ninguna religión. Su madre es budista, y su padre tiene como ideal de vida el comunismo ateo de los tiempos de Mao Zedong.

Esto me ha provocado una pregunta profunda, cuya respuesta se inserta de lleno en el misterio de la fe: ¿Por qué unos somos creyentes en la fe de Jesucristo, y otros no? No me refiero a los que teniendo oportunidades, las rechazan o no la aceptan.

Muchos hemos nacido en el seno de una familia creyente, y vivimos en un entorno de tradición cristiana. Y, consecuentemente, eso nos ha condicionado. Otros nacen y viven en una familia atea, budista, islámica… y también les ha condicionado su fe o su increencia. La fe, para unos, ha sido en gran parte, fruto de una educación y de un contexto religioso-cristiano. Para otros, no.

Y la pregunta persiste, mientras que la respuesta sigue esperando. Y a esa pregunta inicial vienen a sumarse otras, no menos misteriosas y profundas: ¿por qué unos, sí; y otros, no?

Se afirma que la fe es un don gratuito de Dios, y de Él depende, primeramente; aunque es verdad que exige una respuesta positiva y una aceptación a esa iniciativa divina. Si es así, ¿por qué las circunstancias familiares, locales y sociales no culpables personalmente) discriminan, en algo tan fundamental e importante como es el conocimiento de Cristo y la vivencia de la fe? ¿Por qué Dios quiere o permite esta discriminación? ¿Es justo que unos tengan tanta facilidad y tantos apoyos para acceder a la fe, y otros carezcan de toda oportunidad?

Yo no encuentro respuesta convincente para tales preguntas. Seguro que Dios tiene la respuesta acertada. Y la fe siegue siendo uno de los grandes misterios de Dios y el hombre.

Si siembro la semilla de un arbolito en tierra buena y con buen tempero, crecerá, se desarrollará, y sus ramas subirán hacia el cielo, alimentadas por la sabia y la climatología apropiadas. Si, por el contrario, la semilla se siembra en medio de seco desierto, sin el humus benefactor de la tierra que lo alimenta, bajo el tórrido sol y la inhóspita arena abrasadora y el recio viento del siroco, la semilla no llegará a germinar, y morirá sin haber nacido.

Así ocurre, a mi parecer, con el hecho del nacimiento y desarrollo de la fe. Me pregunto: ¿es culpa de la semilla o del seno que la acoge? ¿No es el sembrador el que determina las condiciones y el éxito de la siembra?

Vuelvo al misterio de Dios, que con la certeza de su infinita bondad, todo lo hace bien. Y, una vez más, someto mi pequeño y limitado intelecto a su infinita sabiduría. Pero el misterio persiste.

Félix González ss.cc.

2 Responses to “Uno de los grandes misterios de la fe”

  1. No es ésta, una cuestión, como para dejar de pensar en ella.
    “Y les dijo: ‘Id por todo el mundo y predicad el evangelio a toda criatura. El que cree y es bautizado será salvo, pero el que no cree será condenado.'” Marcos 16: 15,16
    Según y cómo lo entendamos podemos concluir, como ocurre entre los mormones, que tenemos que bautizar incluso a nuestros antepasados para que no se condenen.
    Sin embargo el Nuevo Testamento nos va diciendo:
    “Bienaventurados los pobres….”
    “Venid, vosotros, benditos de mi Padre…”
    “Porque no he venido a llamar a justos, sino a pecadores. …”
    “Después vi una muchedumbre inmensa, que nadie podría contar, de toda nación, razas, pueblos y lenguas, de pie delante del trono y del Cordero, vestidos con vestiduras blancas y con palmas en sus manos…”
    Yo creo que San Agustín estuvo muy inspirado cuando dijo: “Reza como si todo dependiera de Dios, trabaja como si todo dependiera de ti”
    El Espíritu de Dios, que no es sino Dios que nos lleva a Dios, a través de San Agustín, se aviene a explicarnos como habitar nuestras dos realidades, ésta, cercada de Misterio y la Realidad de incorporados a Cristo.
    Un abrazo, Susana

  2. Gracias por tu apunte, siempre acertado. La cita de San Agustín siempre viene biien recordarla. No sé si podré contestarte los días siguientes. Lo intentaré…oy hace verdadero frío en Vitoria. otro abrazo.

Discussion area - Dejar un comentario






He leído y acepto las condiciones generales y la política de privacidad


Información básica sobre protección de datos
Responsable: REVISTA REINADO SOCIAL 21RS (más info)
Finalidad: • Gestión de la adquisición del producto, suscripción o donativo, así como la tramitación de los mismos.
• Envío de comunicaciones relacionadas con el proceso de compra, las suscripciones o los donativos.
• Envío de comunicaciones y ofertas comerciales, por diferentes medios, incluidos los medios electrónicos (email, SMS, entre otros). (más info)
Legitimación: Ejecución de una compra online, suscripción o donativo. (más info)
Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal. (más info)
Derechos: Acceso, rectificación, supresión, cancelación, y oposición. En determinados casos derecho a la limitación del tratamiento de sus datos. (más info)
Información adicional: Puede consultar toda la información completa sobre protección de datos a través del siguiente enlace (más info)
Los enlaces de (más info)