Tener fe, ¿es sólo creer en Dios?

creer es comprometerseEs claro que para hablar de fe, de una fe madura, no basta con aceptar una serie de creencias o verdades reveladas por Dios y propuestas por la Iglesia. La carta de Santiago, que os recuerda que “también los demonios creen, y tiemblan” (Sant. 2, 19).

Hay un librito de José María González Ruíz, que nos da una primera pista sobre lo que la fe debe suponer. El libro se llama: “Creer es comprometerse”.

Pues bien, el compromiso, es algo consustancial a la fe. Si alguien dice tener fe, pero no es capaz de que esa fe le lleve a unos compromisos con la misma, habrá que colegir que la “fe sin obras” es una fe inoperante y muerta, como dice el apóstol Santiago.

Otro aspecto o característica de la fe es lo que significa la expresión “fiarse de…”. Creer en Dios  (o en Jesucristo) significa fiarse de Dios (o de Jesucristo). Si no nos fiamos, no hay fe. Y la medida de esa confianza, será la medida de nuestra fe.

 Fiarse significa, a su vez, aceptar la voluntad de Dios, en todos sus términos y en cualquier medida. ¡Cuanto menos confianza, menos fe! Si de verdad creemos que Dios nos ama sin medida, tendremos que aceptar que todo lo que él disponga será para nuestro bien, aunque no lo podamos entender. Ya dice el Señor: “Mis caminos no son vuestros caminos”. Y el dicho popular lo confirma: “Dios escribe derecho con renglones torcidos”.

Creo que  no es fácil (ni cómodo) tener una fe fuerte, bien cimentada, y madura. Y que es algo que se puede ir perfeccionando.

Los apóstoles se dirigieron, en una ocasión, a Jesús, rogándole: “Aumenta nuestra fe”. Y el Señor les contestó:”Si tuvierais fe como un granito de mostaza, diríais a esa morera: Arráncate de raíz y plántate en el mar; y os obedecería”.

En más de una ocasión tuvieron que escuchar los apóstoles las palabras recriminatorias de Jesús: “Hombres de poca fe”. Pienso que, seguramente, Jesús nos podría hacer ese mismo reproche a muchos. Yo no me atrevería a decirle a una morera que se arrancase y se plantase en el mar, porque no tengo fe suficiente para creer que eso ocurriría… y quedaría en ridículo. Pero no sería porque falla la propuesta de Jesús, ni porque la morera se resistiera a mi mandato. Es sencilla y llanamente, porque mi fe es más tambaleante, y no logro tenerla tan fuerte como para que se realice el prodigio.

La fe, se dice en la Carta a los Hebreos (11,1),  es certeza de lo que se espera, y convicción de lo que no se ve.  Certeza y convicción son dos palabras fuertes que exigen “fiarse” plenamente. Si surge una duda, por pequeña que sea, ya no puede haber ni certeza ni convicción. Y con respecto a la fe, suelen surgir no pocas dudas, que no no son faltas de fe, pero sí señales de una fe débil y poco arraigada.

La fe exige ser capaz de dar un salto en el vacío, sabiendo que los brazos del Padre serán los que nos acojan en caída. Pero hay que saltar. Es necesario insistir ante el Señor: Creo, pero aumenta mi fe. Porque la fe tiene más de gracia que de conquista.

                                                                                                            Félix González

7 Responses to “Tener fe, ¿es sólo creer en Dios?”

  1. “Pero hay que saltar.”, dices.
    “Y al oír Juan en la cárcel de las obras de Cristo, mandó por medio de sus discípulos a decirle: ¿Eres tú el que ha de venir, o esperaremos a otro? Y respondiendo Jesús, les dijo: Id y contad a Juan lo que oís y veis: los ciegos reciben la vista y los cojos andan, los leprosos quedan limpios, los sordos oyen, los muertos son resucitados y a los pobres se les anuncia el Evangelio. Y bienaventurado es el que no se escandaliza de mí.” (Mateo 11: 2-6)
    .
    Y si tenemos fe para saber que él era quién tenía que venir, podríamos adentrarnos (¡saltar!) en la nueva realidad y NEGARNOS a, no ver, no vivir, no ser, no señalar, no identificar los signos vivos del Reino.
    .
    Propongo empezar por ser los bienaventurados que no están defraudados por Cristo; ser los primeros en mostrar a un Dios que no defrauda.

  2. Efectivamente, Susana, Dios no defrauda. Pero sí puede defraudar el Dios que nos hacemnos a nuestra medida para que responda lo que queremos oir, y haga lo que pedimos. Ese sí puede defraudar, porque no siempre llueve a nuestro gusto, ni sale el sol cuando queremos. No es un Dios manipulable por más que lo intentemos.

  3. Pretty helpful material, much thanks for this article

  4. by visiting this site I found cool stuff here keep it up.

  5. I appreciate this work amazing post for us I like it.

  6. This is really a great stuff for sharing. Thanks for sharing.

  7. Welcome to the Best writer Review, Here you can get the best All assignment help reviews sites. We strongly urge you to check our entire website once and we will assure you will find this review website very useful. Our hard work will be rewarded if students like you will appreciate our effort and spread the message about this site with your class-fellows and friends.

Discussion area - Dejar un comentario






He leído y acepto las condiciones generales y la política de privacidad


Información básica sobre protección de datos
Responsable: REVISTA REINADO SOCIAL 21RS (más info)
Finalidad: • Gestión de la adquisición del producto, suscripción o donativo, así como la tramitación de los mismos.
• Envío de comunicaciones relacionadas con el proceso de compra, las suscripciones o los donativos.
• Envío de comunicaciones y ofertas comerciales, por diferentes medios, incluidos los medios electrónicos (email, SMS, entre otros). (más info)
Legitimación: Ejecución de una compra online, suscripción o donativo. (más info)
Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal. (más info)
Derechos: Acceso, rectificación, supresión, cancelación, y oposición. En determinados casos derecho a la limitación del tratamiento de sus datos. (más info)
Información adicional: Puede consultar toda la información completa sobre protección de datos a través del siguiente enlace (más info)
Los enlaces de (más info)