¿Dónde estás, María?

El segundo pupitre de la derecha del grupo de los “atrapaletras” lleva ya tres días deshabitado. Juan Luis dialoga con sus alumnos y, una de las veces que cruza su mirada con la banca vacía, recuerda las palabras de preocupación de la madre de Javier. “Lleva unos días que le molesta mucho el brazo”. En escasos segundos revive las conversaciones, casi confesiones, mantenidas a comienzos de curso. Una grave enfermedad amenaza, como Herodes, la vida de un inocente. Con tan sólo 5 años tuvieron que huir, no a Egipto, sino a Estados Unidos, para salvarlo de una muerte casi segura. Más de un año de exilio, viviendo en la habitación de un hospital, un matrimonio marcado, una relación madre-hijo llena de intensidad y vida.

 

            Hace un par de meses profesor y madre volvieron a reunirse para programar algunas actividades durante las semanas que, cada curso, tienen que volver a Estados Unidos para sus revisiones anuales. Académicamente es brillante. La constancia, atención, comprensión de sus momentos bajos y cariño hacen posible que Javier no sufra también en sus estudios las secuelas de tanta hospitalización. Las entrevistas de Elena con el tutor de su hijo no se centran en estas cuestiones, le preocupan sus relaciones, su carácter, si se le ve feliz en el cole…

 

            Elena es un ejemplo algo especial por la enfermedad de Javier, pero ella no es única. En estos años de experiencia de vida como profesor es mucho lo que Juan Luis ha podido aprender de numerosos padres, pero sobre todo, madres. Madres que toman decisiones de vida por sus hijos, que pierden la suya, que la entregan, madres verdaderas educadoras de vida, de valores, de fe.

 

            San Ignacio, a través de sus ejercicios, le enseñó a valorar los años de crecimiento y educación de Jesús con su familia anteriores a su vida pública. Gracias a san Lucas puede conocer lo que María guardaba en su corazón, incluido el aviso de dolor de Simeón; pero en la vida pública los sinópticos sólo coinciden en el difícil trance para María de recibir una dura respuesta por parte de su hijo: “Mi madre y mis hermanos son éstos, los que escuchan la palabra de Dios y la ponen por obra”. San Juan la coloca al pie de la cruz, como Elena al pie de la cama hospitalaria. El resto del tiempo, ¿dónde estaba María? Los que hemos tenido o conocemos madres excepcionales, lo sabemos.

 

            Si Dios quiere, Javier será un hombre de provecho. En su vida adulta, ¿dónde estará Elena? Su fe y María le seguirán enseñando a menguar para que crezca la vida de su hijo. Si fuese necesario, Dios no lo quiera, aparecerá de nuevo al pie de la cruz.

 

Fernando Cordero, ss.cc. 

107 Responses to “¿Dónde estás, María?”

  1. Solar Panel Price in NOIDA

  2. 1kw On Grid Solar System

  3. 3kw On Grid Solar System

  4. 7kw On Grid Solar System

  5. Luminous Solar Panel

  6. Waaree Solar Panel Dealer

  7. Thanks for the nice blog. It was very useful for me. I’m happy I found this blog.

Discussion area - Dejar un comentario






He leído y acepto las condiciones generales y la política de privacidad


Información básica sobre protección de datos
Responsable: REVISTA REINADO SOCIAL 21RS (más info)
Finalidad: • Gestión de la adquisición del producto, suscripción o donativo, así como la tramitación de los mismos.
• Envío de comunicaciones relacionadas con el proceso de compra, las suscripciones o los donativos.
• Envío de comunicaciones y ofertas comerciales, por diferentes medios, incluidos los medios electrónicos (email, SMS, entre otros). (más info)
Legitimación: Ejecución de una compra online, suscripción o donativo. (más info)
Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal. (más info)
Derechos: Acceso, rectificación, supresión, cancelación, y oposición. En determinados casos derecho a la limitación del tratamiento de sus datos. (más info)
Información adicional: Puede consultar toda la información completa sobre protección de datos a través del siguiente enlace (más info)
Los enlaces de (más info)