Nos han matado a Niño

NiñoEs lunes por la noche, Niño Lagumbay se prepara, mañana es un gran día, va a ir a Don Bosco, a la institución que los Salesianos tienen para los niños de la calle. Niño tiene 17 años recién cumplidos, y es uno de los miles de niños desamparados que viven en Bagong Silang. Desde niño, Niño no ha hecho más que sufrir, es el cuarto o quinto hermano de ocho, la madre les abandonó cuando apenas tenía 7 años y quedaron a cargo de un padre borracho y que se ganaba la vida de manera dudosa. Desde que llegamos al barrio en el 2003 conocimos a Niño y a su familia, él y su hermana pequeña fueron del primer grupo que aceptamos en el programa de becas, con la esperanza de que la educación podía al menos dar un futuro a estos pequeños que parecían no tener derecho a ninguno. En menos de un año el padre se vio envuelto en un asesinato en el barrio y huyó dejando a los niños totalmente abandonados. Entonces se los repartieron. Niño y su hermana pequeña fueron a parar con la abuela, una mujer exigente y dictatorial. Perdimos de vista a Niño durante más de un curso escolar, pero él quedó en mi corazón y recuerdo rezaba a menudo por él pidiéndole a Dios que fuese él quien le protegiese.

De pronto un día volvió a aparecer pidiendo que le aceptásemos de nuevo en el programa de becas, me alegré profundamente! Pero empezó nuestra lucha, nadie en realidad se ocupaba de él, así que él mismo se buscaba la vida, salía de madrugada a vender unos panecillos calientes por las calles y sacarse así un poco de dinerillo para comer, pero claro por el cansancio y el desorden de vida iba a clase un día sí y dos no. Empezaron los incentivos, “si no faltas ningún día a clase te vamos a hacer un regalo especial”.

Nunca olvidaré aquellas navidades que fuimos al mercado porque quería tener unos pantalones y una camisa de vestir, y él mismo pudo elegir y comprar la ropa que quiso, se podía percibir en él una alegría no expresada, una satisfacción callada como quien no se cree que pueda tener tanta suerte. Continuaron nuestras luchas, Niño volvió a desaparecer, sus amistades no eran las mas convenientes, y así hemos estado estos últimos 7 años hasta que el Marzo pasado por fin se graduó de 6º de básica. Como ya era un adolescente en toda regla y andaba tonteando con las bandas callejeras le dijimos que no le íbamos a seguir dando la beca para secundaria. Su única opción era ir a Don Bosco que ofrecen un programa de educación profesional para niños de la calle y abandonados. Sólo le podríamos salvar si conseguíamos que saliese del barrio. El verano, los meses de Abril y Mayo han sido un ir y venir de quiero y no quiero, Niño se había echado una novia y no quería ni pensar en tener que separarse de ella. Por fin aceptó y parecía mostrar interés por salir del barrio. Cartas a la institución, llamadas de seguimiento, ¡perfecto! el Martes a las 9 de la mañana Niño, te tienes que presentar en Don Bosco, Osie una de las voluntarias del programa de becas te va a acompañar. Desde el sábado Niño anda despidiéndose de todo el mundo: “voy a estudiar”, “quiero tener un futuro” “sueño con…”.

Es lunes por la tarde y acabo de darle el dinero para el transporte a Osie, estamos todos tan entusiasmados, ojalá todo salga bien. No pasa más de una hora y Osie vuelve a la parroquia donde estoy en una reunión: “nos han matado a Niño”, “a balazos”. No entiendo nada, ¿qué ha pasado? Osie viene acompañada de la tía de Niño, llorando desesperada, ¿qué ha pasado? ¿Dónde esta Niño? Salimos corriendo para intentar llegar al hospital cercano donde han llevado a Niño. Ya no está, ingresó cadáver y le han llevado ya a la funeraria, gritos, dolor, impotencia. Fuimos a la funeraria, allí yace el cuerpo sin vida de Niño, 6 balazos para asegurarse, un adulto profesional, sabía lo que hacía. Sus últimas palabras: “llevadme al hospital, quiero vivir”.

¿Quién fue? Nunca lo sabremos, Niño tenía que estar metido en algo, además no hay dinero para pagar a la policía y para que investiguen con seriedad, un chaval como Niño, un pequeño delincuente, seguro que estaba en algo sucio! ¡Uno menos! Pero para nosotras uno más, un chaval más al que quitan la vida así sin más, con toda impunidad, sin nadie que le defienda. Un chaval más al que no pudimos salvar, que sufre las consecuencias del entorno que le ha traído a este mundo. Niño, nuestro Niño, al que hemos visto crecer, con quien hemos peleado y peleado, ya no está!!! El charco de sangre quedó sobre el asfalto, una vela encendida cada noche en su memoria. Se acabó su  calvario, pero nosotros no queremos vivir así, hay que decir basta ya a esta violencia, no pueden impunemente llevarse la vida de nuestros chavales. Cinco días después los jóvenes de la parroquia salimos a la calle, en una manifestación pasando por los lugares donde jóvenes han sido asesinados, queríamos decir algo tan sencillo, basta ya! Muchos tienen miedo, gracias a Dios algunos no. Cómo proteger a tantos chavales? Nos seguimos preguntando si hacemos lo suficiente. Los últimos días de Niño al menos estuvieron llenos de esperanza, algo mejor le esperaba, creo firmemente en que él ya esta en mejores paisajes, ya para siempre, pero nunca debió de ocurrir así.

Inés Gil de Antuñano ss.cc.

6 Responses to “Nos han matado a Niño”

  1. Very helpful advice in this particular post! It’s the little changes that make the largest changes. Thanks for sharing!

  2. It’s hard to come by well-informed people in this particular topic, but you sound like you know what you’re talking about! Thanks

  3. The article you have shared here very awesome. I really like and appreciated your work. I read deeply your article, the points you have mentioned in this article are useful

  4. This article is great. I like it very much. Thank you.

  5. Thank you for making me realize this. It’s great.

  6. Thanx For Sharing Such Useful Post Keep It Up :)

Discussion area - Dejar un comentario






He leído y acepto las condiciones generales y la política de privacidad


Información básica sobre protección de datos
Responsable: REVISTA REINADO SOCIAL 21RS (más info)
Finalidad: • Gestión de la adquisición del producto, suscripción o donativo, así como la tramitación de los mismos.
• Envío de comunicaciones relacionadas con el proceso de compra, las suscripciones o los donativos.
• Envío de comunicaciones y ofertas comerciales, por diferentes medios, incluidos los medios electrónicos (email, SMS, entre otros). (más info)
Legitimación: Ejecución de una compra online, suscripción o donativo. (más info)
Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal. (más info)
Derechos: Acceso, rectificación, supresión, cancelación, y oposición. En determinados casos derecho a la limitación del tratamiento de sus datos. (más info)
Información adicional: Puede consultar toda la información completa sobre protección de datos a través del siguiente enlace (más info)
Los enlaces de (más info)