Además de la eucaristía…

eucaristia mundoNo nos debe caber ninguna duda de que la Eucaristía es lo nuclear en la vida del cristiano. Celebrarla, fundamentalmente, el domingo (día del Señor) es además una acción en que las distintas iglesias locales se congregan, dando un testimonio comunitario de fe y fraternidad. La reunión dominical y celebración eucarística es el acto más importante de la semana para cualquier creyente o comunidad cristiana. No creo que nadie ponga en duda esta afirmación.

Pero quiero hacer una consideración, respecto a la celebración de la Eucaristía en los demás días de la semana. Y trato de hacerlo con el máximo respeto y consideración hacia quienes puedan pensar de manera distinta a lo que sugiero.

Siempre he temido a la celebración de la Eucaristía diaria (o casi), por el peligro de caer en la rutina, no valorándola en su justo punto. Cuando algo, por importante que sea, se repite con demasiada regularidad, es fácil caer en la monotonía Y eso supondría poder llegar a no valorarlo, convirtiéndolo en una devoción más. Caer en la monotonía de las cosas, es hacer de ellas algo vulgar, sin aliciente. Es llegar a hacerlas por costumbre o por obligación; pero sin espíritu. Por eso, me atrevería a sugerir la conveniencia de prescindir de la celebración algunos días a la semana, (nunca el domingo), para aquellas personas que la celebran diariamente.

No se trata de suprimir “porque sí”, sin sustituirla por algo importante: visitar a algún enfermo que lo necesite; hacer algún servicio caritativo-social; dedicar ese tiempo a la oración más reposada, para la que no se suele sacar tiempo. Se puede hacer en casa, o en la iglesia en  momentos en que no se celebra ninguna otra cosa, para mayor recogimiento y sosiego interior.

En la última Cena, Jesús hace dos cosas importantes: el lavatorio de los pies y la Eucaristía. Las dos acciones de una importancia extraordinaria. Y después de cada una de ellas, Jesús añade:”haced vosotros lo mismo”. El lavatorio de los pies es el testimonio del servicio a los demás, el testimonio de la fraternidad, de la misericordia, del amor, de la entrega.

Muchas iglesias están llenas todos los días, a la hora de la celebración eucarística. Pero a esa misma hora, hay muchos hermanos enfermos, solos, tristes, desesperanzados, sin lo más elemental para vivir, necesitados de una palabra y un gesto amigo, fraterno. ¿Qué haría Jesús? ¿Irse plácidamente (y cómodamente) a misa, o acercarse al hermano que te necesita? Jesús celebró la Eucaristía una sola vez; pero estuvo cerca del necesitado en toda ocasión. Ese es su testimonio, y nuestro modelo.

Estoy seguro que esto del servicio a los demás,  es más costoso; y, acaso, sea  menos gratificante espiritualmente, y menos cómodo. Pero, tal vez,  responde más directamente al mandamiento nuevo del amor.

Alguien ha dicho que hay dos Eucaristías: la del pan y el vino y la del lavatorio de los pies. Porque la Eucaristía es sinónimo de entrega. Jesús se entrega en la cruz, pero también lo hace abajándose en el pan y el vino, en la sencillez, en la pobreza, en lo cercano: el Pan nuestro de cada día…  El cristiano, el apóstol, también se entrega y da a los demás en el servicio.

                                                                                                                                              Félix González

5 Responses to “Además de la eucaristía…”

  1. Cuando Jesús ya ha dado vista al ciego, ha hecho andar al paralítico o limpiado al leproso, ha perdonado, amado y devuelto la fe que salva, expulsado demonios, curado en sábado, después de haber resucitado muertos y multiplicado panes y peces, y amado hasta el extremo, ENTONCES, se despedaza y se entrega Él, no sólo su Espíritu desborda en un mismo Espíritu, además, su cuerpo queda intrincado en el nuestro al comer su Pan.
    La eucaristía es lo inextricable de Cristo en nosotros.
    Es de locura vivir lo que viviremos y es de locura porque nosotros apenas sentimos fusión con los otros, más allá de lo que puedan sentir una madre, un enamorado o un santo; somos de Cristo, participamos de la Eucaristía y continuamos aislados y egoístas.
    Como apuntas en la reflexión, siempre va a ser menos locura si sumamos el sacramento del otro, y la luz y humildad de la oración (que señala dónde y con qué gratuidad me esperan).
    Si tenemos fe para participar de la Eucaristía, tendríamos que tener ‘otro tanto’ para participar del Reino que no es misterio de futuro sino de presente.

  2. Ciertamente servir a los demás es más costoso que asistir a misa. Pero, me parece que incluso falta una concienciación respecto a las necesidades de los demás.
    Participar en una manifestación tampoco supone mucho esfuerzo y, sin embargo, en la manifestación del 16 de octubre para pedir que se cumplan los objetivos del milenio había muy pocas personas (en mi ciudad). Esto contrasta con los cientos de personas que pocos días después acudían a la procesión y a los cultos con la cruz de la JMJ. ¿No nos damos cuenta de que muchos seres humanos viven y mueren crucificados en la pobreza?

  3. Ruth, ¿es en Madrid donde estás?
    ¡Pobre juventud! Con todo su entusiasmo y ganas, sus deseos de más justicia, su fe y su tiempo…detrás de los nuevos flautistas de Hamelin: Los organizadores de JMJ 2011 o los movimientos eclesiales: Poco queda más allá de estas dinámicas, hay una gran indiferencia y una considerable ramplonería en el desapego religioso.
    Así, se llevan los flautistas a nuestros jóvenes por la incoherencia de los adultos que no se plantean vivir en la inquietud de la respuesta cristiana.

  4. Me ha gustado eso de los “nuevos flautistas”. Lo cierto es que había algunos jóvenes, bastantes más adolescentes y muchos adultos. Jóvenes de entre 20 y 30 años, los de siempre, los ya convencidos. Se intenta recuperar (o que no se marchen) a los más jóvenes con actividades que los mantienen entretenidos, pero a una determinada edad eso ya no sirve.
    Susana, a ver si somos casi vecinas y no lo sabemos. No tengo inconveniente en darte detalles, pero no sé cómo ponerme en contacto contigo.

  5. Fácil, te escribe Félix y te da mi e-mail.
    Un abrazo. Susana

Discussion area - Dejar un comentario






He leído y acepto las condiciones generales y la política de privacidad


Información básica sobre protección de datos
Responsable: REVISTA REINADO SOCIAL 21RS (más info)
Finalidad: • Gestión de la adquisición del producto, suscripción o donativo, así como la tramitación de los mismos.
• Envío de comunicaciones relacionadas con el proceso de compra, las suscripciones o los donativos.
• Envío de comunicaciones y ofertas comerciales, por diferentes medios, incluidos los medios electrónicos (email, SMS, entre otros). (más info)
Legitimación: Ejecución de una compra online, suscripción o donativo. (más info)
Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal. (más info)
Derechos: Acceso, rectificación, supresión, cancelación, y oposición. En determinados casos derecho a la limitación del tratamiento de sus datos. (más info)
Información adicional: Puede consultar toda la información completa sobre protección de datos a través del siguiente enlace (más info)
Los enlaces de (más info)