Oración y confianza (Mt 14,22-23)

Es admirable y tiene que servirnos de ejemplo, cómo Jesús es capaz de compaginar una gran actividad, con ratos de oración. Nos dice el Evangelio que después de una jornada agotadora, atendiendo a los enfermos, y dando de comer a miles de gentes, como veíamos el domingo pasado con la multiplicación de los panes y los peces, hoy nos dice que, después de despedir a la gente, y mientras los apóstoles se van en barca por el lago de Tiberiades, Él se retira al campo, solo, para rezar, para hablar con Dios, su Padre. Y está allí toda la noche, hasta que de madrugada se reúne con los apóstoles.  Para nosotros, que nos cuesta tanto dedicar tiempo a la oración, que decimos que no tenemos tiempo, aunque lo tenemos para todo lo que nos interesa, este ejemplo de Jesús es como una llamada a no dejar la oración. La oración debe ser como la respiración del alma. Si uno no respira le sobreviene la muerte. Igualmente al que no reza se le seca el espíritu.

Otra cosa que nos dice el Evangelio de hoy es que, cuando Jesús regresa a donde están los apóstoles, andando sobre el agua del lago, se asustan creyendo que es un fantasma. Jesús les  tranquiliza, diciendo:” No temáis, soy yo”. Es también una llamada a la confianza en el Señor.

Estamos llenos de miedos: miedo a perder la salud, miedo a la muerte, miedo a la situación económica, etc. Las palabras de Jesús nos deben dar más confianza. El domingo pasado,, como recordaréis, San Pablo nos decía a través de la Carta a los Romanos: “¿Quién podrá apartarnos del amor de Cristo? ¿la aflicción, la angustia, la persecución, el hambre, el peligro? Pero en todo esto vencemos fácilmente por aquel que nos ha amado. Pues estoy convencido de que ni la muerte, ni la vida, ni el presente ni el futuro, ni criatura alguna, podrá apartarnos del amor de Dios, manifestado en Cristo Jesús, Señor nuestro”. Y esto, también, nos debe serenar y llenar de confianza. Nada debe apartarnos de ese amor; si ocurre, es porque valoramos más las cosas que a Jesús.

Este tiempo de verano, de menos ocupaciones para muchos, y de vacaciones, para otros tantos, es el ideal para leer aquello que nos gusta y no podemos leer durante el curso, por falta de tiempo.  Cada uno tiene sus gustos, y sabrá qué escoger. Pero hay algo que no debemos olvidar: la lectura del evangelio. Es nuestro principal alimento como Palabra de Dios. Busquemos un ratito, también, para alimentar el espíritu, que “no solo de pan vive el hombre”.

                                                                                                                 Félix González

 

2 Responses to “Oración y confianza (Mt 14,22-23)”

  1. Oración y confianza, aquí está condensado todo lo necesario para el seguimiento, o me atrevería a decir, que aquéllas son los dinamismos que actualizamos voluntariamente para ser de Cristo.
    Oración: porque tanto la palabra que conocemos o la experiencia incorporada con tanto sinsabor, se irán desvaneciendo si no conectamos con quién es Palabra siempre nueva y Experiencia de salvación desde nuestra impotencia.
    Confianza: porque es creer en su “Yo soy” y en que nada es fuera de su Ser. Con cuánta facilidad coqueteamos con el egoísmo que nos desgaja del Ser cuando queremos afianzarnos para ¿estar más seguros? La confianza es vivir en la paradoja de andar sobre las aguas precisamente para alcanzarle. Ni barca ni tierra firme, son las aguas que no pueden sostenernos las indicadas para andar hacia su confianza renunciando a la nuestra.

  2. Susana: veo que las vacaciones te estimulan. Muy bueno el comentario. Disfruta de tus vacaciones. Saludos

Discussion area - Dejar un comentario






He leído y acepto las condiciones generales y la política de privacidad


Información básica sobre protección de datos
Responsable: REVISTA REINADO SOCIAL 21RS (más info)
Finalidad: • Gestión de la adquisición del producto, suscripción o donativo, así como la tramitación de los mismos.
• Envío de comunicaciones relacionadas con el proceso de compra, las suscripciones o los donativos.
• Envío de comunicaciones y ofertas comerciales, por diferentes medios, incluidos los medios electrónicos (email, SMS, entre otros). (más info)
Legitimación: Ejecución de una compra online, suscripción o donativo. (más info)
Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal. (más info)
Derechos: Acceso, rectificación, supresión, cancelación, y oposición. En determinados casos derecho a la limitación del tratamiento de sus datos. (más info)
Información adicional: Puede consultar toda la información completa sobre protección de datos a través del siguiente enlace (más info)
Los enlaces de (más info)