La difícil “corrección fraterna”

Así habla Jesús en el Evangelio:”Si tu hermano llega a pecar, vete y repréndele, a solas tú con él. Si te escucha, habrás ganado a tu hermano”. (Mt 18, 1…)

Nada en el Evangelio podemos decir que sea fácil o cómodo. Cada una de sus páginas tiene su dificultad a la hora de hacerlo vida, de ponerlo en práctica: las Bienaventuranzas, el perdón, la solidaridad con los pobres…Tenemos experiencia de esa dificultad.

 Pero uno de los mandatos más difíciles de Jesús, es el que se refiere a la “corrección fraterna”. Baste, si no tenemos experiencia propia, con citar algunas expresiones de algunos santos.

Santo Tomás de Aquino dice: La corrección que hace mejorar a los humildes, suele  parecer intolerable a los soberbios”

.Por su parte, San Agustín afirma: “Si no le ayudas a corregirse, peor eres tú; él se ha comportado mal, y se ha herido a sí mismo; ¿no te importan las heridas de tu hermano? Le ves perecer o que ha perecido, ¿y te encoges de hombros? Peor eres tú callando que él faltando” (Sermón 82).

“Debemos pues, corregir por amor; no con deseos de hacer daño, sino con la cariñosa intención de lograr su enmienda… ¿Por qué le corriges? Si lo haces por amor propio, nada haces” (Sermón 82)

Los cristianos tenemos el deber de hacer la corrección fraterna que es fruto de la caridad, de la fraternidad, no del juicio crítico. Es el amor de Cristo el que urge, el que invita a ayudar al hermano con esa corrección.

La corrección fraterna nace del deseo de ayudar a todos en su seguimiento de Jesús.

No nace de la irritación por una ofensa que hayamos recibido, ni por amor propio, porque han hecho algo que nos ha molestado. En ese caso, no sería corrección fraterna, sino desahogo personal. Sería más echárselo en car, que ayudarle a corregirse. Y con frecuencia es así.

La corrección fraterna es consecuencia de la mirada cristiana del bautizado, que se sabe corresponsable de la santidad de los demás.

Antes de realizar una corrección conviene pedirle luces al Espíritu de Dios para encontrar el mejor modo de llevarla a cabo con valentía, pero con humildad, con franqueza, pero con mucho cariño. Como decía esto de la corrección fraterna, bien hecha y con espíritu de caridad, es una de las páginas más difíciles del evangelio. Antes de hacerla, se debe pedir al Señor acierto para poder ayudar al hermano sin herirle.

                                                                                                  Félix González

 

 

 

 

 

 

 

5 Responses to “La difícil “corrección fraterna””

  1. Lo más incomprensible de este evangelio de la corrección fraterna es el final: si no te hace caso trátalo como a un pagano es decir, corta la relación. No creo que Jesús llegara nunca a esta conclusión que nos ofrece Pablo ya que no apartó a nadie de su lado

  2. Hola Ilusiones. Verdaderamente parece dura la conclusión. No obstante yo lo interpreto de la siguiente manera. Hay personas que, por la razón que sea, no se dejan ayudar por mucha buena voluntad que se ponga, y se usen todos los medios por ayudarla.En ese caso, no se puede forzar. Es su libertad. Pero si uno no quiere corregirse o convertirse, queda fuera de la comunidad (que eso sería tratarlo como a un pagano9 Claro está que no se trata de cosas pequeñas, o que tienen poca importancia, sino de cosas verdaderamente importantes, que rompen la comunión. En ese caso, él mismo se excluye. Gracias por tus palabras.

  3. La corrección fraterna es de lo más difícil. En algunos casos es evidente que el otro está en el error, ¿pero cómo estar seguros de que no es quien corrige el que se equivoca? Hay que discernir mucho, ser prudente y humilde. Pero, sobre todo, hay que tener mucho cuidado con corregir a otro por algo que nos irrite, pues es ahí cuando fácilmente podemos percibir la verdad desenfocada. Al final es siempre con los más cercanos con quienes uno se atasca más en las relaciones.
    Yo también creo que la conclusión del evangelio es dura, pero en algún caso es imposible. No puedo cortar la relación con alguien con quien vivo y que creo que está en el error. No puedo hacer eso con mi hijo, o con mi mujer… y a veces la discrepancia gira en torno a cuestiones fundamentales. Supongo que en la vida religiosa ocurre lo mismo, ya que uno no elige con quien vive ni puede pedir que le cambien a él o al hermano que no hace caso de lo que uno cree que es la verdad.
    En resumen, este pasaje bíblico es muy complicado

  4. La cosa estaría en lograr una posición más humilde por parte del que corrige. Ese carisma de transparentar la sensatez necesaria viene del Espíritu.
    Bueno Mártir, que tengas mucho acierto con los tuyos.
    ¡Si fuera tan fácil como debatir en este foro…!

  5. Mmm… creo que al decir que lo tratemos como un pagano no se refiere a cortar relaciones, mas bien, hacer lo que Jesùs hacia con los paganos, evangelizar!!! 8)

Discussion area - Dejar un comentario






He leído y acepto las condiciones generales y la política de privacidad


Información básica sobre protección de datos
Responsable: REVISTA REINADO SOCIAL 21RS (más info)
Finalidad: • Gestión de la adquisición del producto, suscripción o donativo, así como la tramitación de los mismos.
• Envío de comunicaciones relacionadas con el proceso de compra, las suscripciones o los donativos.
• Envío de comunicaciones y ofertas comerciales, por diferentes medios, incluidos los medios electrónicos (email, SMS, entre otros). (más info)
Legitimación: Ejecución de una compra online, suscripción o donativo. (más info)
Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal. (más info)
Derechos: Acceso, rectificación, supresión, cancelación, y oposición. En determinados casos derecho a la limitación del tratamiento de sus datos. (más info)
Información adicional: Puede consultar toda la información completa sobre protección de datos a través del siguiente enlace (más info)
Los enlaces de (más info)