Domingo II de Adviento

corazones-camino(Preparad el camino del Señor)

En este segundo domingo de Adviento, el personaje que aparece con fuerza es Juan Bautista. Ha comenzado el Evangelio de hoy, citándonos a personajes importantes del tiempo de Jesús: el emperador Tiberio; Poncio Pilatos, gobernador de Judea; Herodes, gobernador de Galilea; su hermano Filipo, etc. Esos son los personajes civiles. Por otra parte, cita a los personajes religiosos: Anás y Caifás. Todos personajes importantes del tiempo de Jesús, en el país de Jesús.. Pero el evangelista los pone para situarnos en el momento histórico de la aparición de Jesús en público. Y no va a ser un gran personaje quien lo presente, sino un humilde Juan Bautista, que no vive en grandes edificios y palacios, sino en el silencio del desierto. Y que va predicando por la orilla del río Jordán un bautismo de conversión; invitando a todos los que lo necesiten, a cambiar de vida, a convertirse; unos de toda su vida, y otros de algunas cosas que no estén en orden.

Y su grito es este: “Preparad el camino del Señor”. Cuando un camino es tortuoso y difícil para caminar por él, hay que enderezarlo, quitar las piedras que dificultan el paso, allanarlo, etc. Pues eso es lo que dice Juan, refiriéndose a la manera de vivir. Hay cosas en nuestra vida que habría que cambiar, que habría que reorientar, que habría que convertir. Por eso dice: que se nivelen los barrancos, y se allanen las colinas y las montañas. Que se enderecen los caminos sinuosos… para que nos llegue la salvación que Dios nos trae.

Cada uno tiene que pensar y ver qué cosas, qué caminos, qué montañas, qué colinas, qué barrancos, hay en su vida, que obstaculizan el vivir como Dios espera y quiere de cada uno. Y quitar esos obstáculos, es la conversión que predicaba el Bautista, y que este segundo domingo de Adviento nos pide, como preparación de los caminos que llevan a Dios, o dejan que Dios llegue a nosotros. Podemos descubrir, tal vez, zonas de nuestra vida, comportamientos, que nunca fueron evangelizados (es decir, que no están en sintonía con los valores del evangelio); o zonas que en un tiempo estuvieron evangelizadas, pero se han desevangelizado, por unas razones u otras. Y esos son los caminos que hay que allanar, esa es la conversión a que nos llama, hoy, Juan Bautista, a través de la lectura de la liturgia dominical. Siguiendo su consejo habremos entrado bien en el espíritu del Adviento.

Félix González

 

 

Discussion area - Dejar un comentario






He leído y acepto las condiciones generales y la política de privacidad


Información básica sobre protección de datos
Responsable: REVISTA REINADO SOCIAL 21RS (más info)
Finalidad: • Gestión de la adquisición del producto, suscripción o donativo, así como la tramitación de los mismos.
• Envío de comunicaciones relacionadas con el proceso de compra, las suscripciones o los donativos.
• Envío de comunicaciones y ofertas comerciales, por diferentes medios, incluidos los medios electrónicos (email, SMS, entre otros). (más info)
Legitimación: Ejecución de una compra online, suscripción o donativo. (más info)
Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal. (más info)
Derechos: Acceso, rectificación, supresión, cancelación, y oposición. En determinados casos derecho a la limitación del tratamiento de sus datos. (más info)
Información adicional: Puede consultar toda la información completa sobre protección de datos a través del siguiente enlace (más info)
Los enlaces de (más info)