A Dios le importamos mucho

cuaresma conversion

Dios, que es Padre, cuida de nosotros, porque somos sus hijos. Para Él, somos más importantes que las florecillas que nacen en el campo, y que los pajarillos que hacen sus nidos, y vuelan por el aire.

 “Por tanto, os digo: No estéis preocupados por lo que habéis de comer o beber para vivir, ni por la ropa con que habéis de cubrir vuestro cuerpo. ¿No vale la vida más que la comida y el cuerpo más que la ropa?  Mirad las aves que vuelan por el cielo: ni siembran ni siegan ni almacenan en graneros la cosecha; sin embargo, vuestro Padre que está en el cielo les da de comer. Pues bien, ¿acaso no valéis vosotros más que las aves?  Y de todos modos, por mucho que uno se preocupe, ¿cómo podrá prolongar su vida ni siquiera una hora? ¿Y por qué estar preocupados por la ropa? Mirad cómo crecen los lirios del campo: no trabajan ni hilan.  Sin embargo, os digo que ni el rey Salomón, con todo su lujo, se vestía como uno de ellos. Pues si Dios viste así a la hierba, que hoy está en el campo y mañana se quema en el horno, ¿no os vestirá con mayor razón a vosotros, gente de poca fe”. (Lc.25-31)

 

Los griegos afirmaban que sus dioses (dioses y diosas) habitaban la cima del monte Olimpo, que casi siempre estaba coronado por una espesa niebla. Allí se divertían y lo pasaban estupendamente; pero no se preocupaban para nada de los hombres (seres inferiores). ¡Triste panorama!

Nuestro Dios, el Dios cristiano, no solo se ocupa de la humanidad, sin distinction, sino que se comporta con los hombres a la manera de un Padre, el mejor de los padres. El mismo Jesús tuvo sumo interés en que tuviésemos esa convicción. Y así, cuando le piden los discípulos que les enseñe a rezar, les dice:”Cuando recéis, decid: Padre nuestro…

Propio de un padre es que ayude a sus hijos a crecer, a alcanzar los objetivos que orienten su vida. Y Dios dispone todo para que sea así. Pone normas para que no nos desviemos del camino que nos hace felices; aconseja, por mil medios, para que sigamos el camino, sin desviarnos por senderos engañosos; nos manda amarnos como hermanos, para que nos encontremos en familia, seguros.

No solo nos lo demuestra cada día, sino que se esfuerza en explicárnoslo, con ejemplos y comparaciones, para que no tengamos ninguna duda de que le interesamos más que el resto de la creación, su obra.

Para hacérnoslo más cercano y fácil, se vale de Jesús. No podría encontrar mejor comunicador. Y Jesús nos pone el ejemplo de las flores (los lirios del campo) y de los pájaros. Los bellos colores de esos lirios, que salen espontáneamente, son superiores a los vestidos de Salomón en toda su riqueza y sabiduría. Y eso que no hilan ni cosen.

Lo mismo ocurre con los pajaritos. Ellos tampoco se preocupan del mañana; ni siembran ni recogen. Y, sin embargo, no les falta alimento nunca. Dios los provee de lo necesario.

La conclusión de Jesús es consoladora: “Pues, entonces, ¿por qué os preocupáis por tantas cosas? ¿No valéis vosotros, a los ojos de Dios, más que los lirios y que los pajaritos?”

 

Pero, como se suele decir, a veces, “hay que dejarse querer”. Y muchas veces queremos hacer todo por nuestra cuenta, sin contar con Él. Y, claro está, fracasamos, o no logramos suficientemente lo que pretendíamos.

Dios, es infinitamente generoso, y su amor hacia sus hijos, es igualmente infinito. Por eso nos proporciona todo aquello que necesitamos para gozar de una vida de felicidad. Pero siempre hay personas, grupos, que se empeñan en estropearlo, actuando de manera incorrecta.

 

San Pablo dice, en la Carta a los Romanos (8,31):Si Dios está con nosotros, ¿quien estará contra nosotros?”.

La mayor prueba de amor, que Dios nos ha dado, es la de enviar a su Hijo, a la tierra, y hacerse uno de nosotros para revelarnos al Padre, su plan de Salvación, y el modo de ser felices viviendo los valores del Reino.

Félix González

 

 

Discussion area - Dejar un comentario






He leído y acepto las condiciones generales y la política de privacidad


Información básica sobre protección de datos
Responsable: REVISTA REINADO SOCIAL 21RS (más info)
Finalidad: • Gestión de la adquisición del producto, suscripción o donativo, así como la tramitación de los mismos.
• Envío de comunicaciones relacionadas con el proceso de compra, las suscripciones o los donativos.
• Envío de comunicaciones y ofertas comerciales, por diferentes medios, incluidos los medios electrónicos (email, SMS, entre otros). (más info)
Legitimación: Ejecución de una compra online, suscripción o donativo. (más info)
Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal. (más info)
Derechos: Acceso, rectificación, supresión, cancelación, y oposición. En determinados casos derecho a la limitación del tratamiento de sus datos. (más info)
Información adicional: Puede consultar toda la información completa sobre protección de datos a través del siguiente enlace (más info)
Los enlaces de (más info)