El “Padrenuestro”, destrozado (3)

Captura de pantalla 2016-11-22 a las 9.16.21

“Venga a nosotros tu Reino” y “hágase tu voluntad aquí en la tierra (como en el cielo)”. Estas dos peticiones equivalen a una sola. Lo mismo es pedir que llegue su Reino, que el que se haga su voluntad aquí en la tierra. Solo hay diferencia en las palabras, pero no en el significado.

Precisamente el Reino de Dios (o reinado de Dios) significa que los hombres pongamos en práctica lo que Dios quiere para nosotros en este mundo: ser felices. Pero no a cualquier precio, sino haciendo su voluntad, que consiste en amarnos, respetarnos, usar de la misericordia, de la solidaridad, de la mutua ayuda, amando a Dios y al prójimo, , al menos como nos amamos a nosotros mismos. “Esta es la voluntad de mi Padre: que os améis unos a otros como yo os he amado”.

Solo cuando los hombres lleguemos vivir fraternalmente se habrá instalado en este mundo ese reinado de Dios.

Por eso, sobran las palabras:”en la tierra como en el cielo”. Es como pedir algo de lo que no sabemos nada. Y por otra parte, supongo que el hombre mortal (mientras vive aquí, y en las condiciones terrenales), nunca podrá equipararse a los bienaventurados en el cielo, junto a Dios. Seguiríamos con nuestros defectos y con la imposibilidad de amar a Dios totalmente, y sin resquicio.

Jesús dijo: “El Reino de Dios está dentro de vosotros”. ¿Cómo entenderlo?

Yo lo entiendo así. Dios ha puesto en el corazón de las personas una pequeña semilla del Reino, que está llamada a desarrollarse, a crecer, ha producir obras de amor y de misericordia. A nadie se le ha negado. Ahora bien, a esa semilla se le puede impedir crecer por los egoísmos, la soberbia, el amor propio… Y entonces interrumpimos o no ponemos en marcha el funcionamiento y desarrollo del Reino. Pero dentro de cada persona existe esa potencialidad.

Hay una frase, ya clásica, hablando del Reino de Dios; es esta:”ya sí, pero todavía no”. Es decir, el Reino ya ha comenzado en este mundo, con las personas que tratan de vivir según las voluntad de de Dios, pero todavía no está realizándose en plenitud. Eso solo ocurrirá cuando estemos gozando de Dios.

Félix Gonzalez

3 Responses to “El “Padrenuestro”, destrozado (3)”

  1. Posiblemente, el Reino de Dios sea cuando no podamos distinguir su voluntad de la nuestra. El Espíritu copará enterante todo y ya no habrá ningún interés por encima de otro.

  2. The faculty app essay can be the chance to differentiate your self than a group of accomplishments and analytics. Nonetheless, it can help to understand what school admissions officials are currently looking for in a faculty composition. https://vidque.com

  3. Great article. provide me with many useful and timely information.

Discussion area - Dejar un comentario






He leído y acepto las condiciones generales y la política de privacidad


Información básica sobre protección de datos
Responsable: REVISTA REINADO SOCIAL 21RS (más info)
Finalidad: • Gestión de la adquisición del producto, suscripción o donativo, así como la tramitación de los mismos.
• Envío de comunicaciones relacionadas con el proceso de compra, las suscripciones o los donativos.
• Envío de comunicaciones y ofertas comerciales, por diferentes medios, incluidos los medios electrónicos (email, SMS, entre otros). (más info)
Legitimación: Ejecución de una compra online, suscripción o donativo. (más info)
Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal. (más info)
Derechos: Acceso, rectificación, supresión, cancelación, y oposición. En determinados casos derecho a la limitación del tratamiento de sus datos. (más info)
Información adicional: Puede consultar toda la información completa sobre protección de datos a través del siguiente enlace (más info)
Los enlaces de (más info)