El Cristo roto

Captura de pantalla 2017-01-18 a las 9.31.49

Hace muchos años, un cartel anunciando alguna campaña, traía, sobre fondo blanco, la imagen rota de Cristo clavado en la cruz, con la particularidad de que la imagen aparecía como si estuviese resquebrajada y rota. Debajo de la imagen había una leyenda que decía: “Cuando el Cristo roto recobre su unidad, el mundo sabrá quién es su verdadero Salvador”. Aquel cartel publicitario me llamó tanto la atención, o hirió tanto mi sensibilidad, que se quedó, para siempre, en mi memoria, después de pasar por mi corazón.

Muchas veces he empleada esa imagen para algo que me parecía venir a cuento (y hasta es muy posible que este blog haya sido uno de los beneficiarios, en alguno de los 1.204 post que ha sacado,ya, a la luz).

Hoy lo traigo a colación porque el día 18 de enero comienza la iglesia a rezar (durante ocho días) por la unión de las iglesias cristianas, la unión de los cristianos separados. Es una de las importantes preocupaciones en el conjunto de a cristiandad

No cabe duda de que esta desunión, tal vez todos de buena voluntad, pero más o menos culpables, no deja de producir escándalo.

En la oración final de Jesús con los discípulos, en la solemne noche de la Última Cena, pidió al Padre para qué todos fuésemos uno como Él y el Padre eran uno:”Que todos sean uno, como tú y yo somos uno, para que el mundo crea en el que has enviado”. ¡Gran preocupación de Jesús, horas antes de su muerte!

La Iglesia nos invita en este octavario de oración, que compartamos las preocupaciones con Jesús, y pidamos, también, al Padre, que desaparezcan las diferencias, se haga la unidad, y aparezca un solo rebaño bajo un solo pastor. Que la Cristiandad deje de aparecer como un Cristo roto, y recobre la unidad.

Félix González

Discussion area - Dejar un comentario