Una celebración como Dios manda

 

6180minifotocartel2.jpg

Hace unos días tuve ocasión de participar en la ordenación sacerdotal de dos nuevos presbíteros. Fue una celebración litúrgica digna de tal nombre. Desde el modo de presidir el obispo, hasta la participación del conjunto de la asamblea, desde el ejercicio de los distintos ministerios y funciones, hasta el ritmo de la celebración.

 

            He dicho “celebración litúrgica” y, por si acaso, hay que aclarar. Hablo de la liturgia como viene descrita por el Concilio Vaticano II: celebración del misterio cristiano, realización de la gloria de Dios y de la santificación de los hombres; culto al padre en el que Cristo asocia consigo a su amadísima esposa, la Iglesia; conjunto de signos sensibles del amor invisible de Dios. Nada, pues, de reduccionismos rubricistas ni de secuencia rígida de ritos. Aunque, lo digo “con temor y temblor”, no fue lo menos destacado la función de un excelente maestro de ceremonias que nos ayudó a todos para que el necesario componente ritual no fuera una fuente de preocupaciones sino una ayuda para celebrar bien.

 

            Esto de la liturgia tiene su aquél. El Concilio Vaticano II nos ilusionó  con el espaldarazo a una renovación de la celebración cristiana, que se venía incubando en la Iglesia desde años atrás. Con sus luces y sombras, se ha recorrido hasta ahora una parte del camino propuesto. Sin embargo han ocurrido dos fenómenos que inquietan el panorama. Por una parte, un cierto menosprecio de lo celebrativo, en aras de otros aspectos de la fe y, también, como rechazo del ritualismo preconciliar. Lo malo es que, lo que era comprensible en los primeros tiempos posconciliares, se prolonga hasta hoy en ciertos ambientes. En la actualidad existen, por desgracia, algunos liturgos seudoprogres de nuevo cuño, que harían bien en ir a la escuela de la celebración cristiana.

 

            El otro fenómeno, para compensar, es el del retorno del ritualismo, si es que alguna vez se fue del todo. Me refiero a la insistencia en hacer y decir los gestos y las palabras “porque sí”, sin alma ni sentido. También aquí nos encontramos con un buen puñado de celebrantes jóvenes y, por eso, de largo porvenir, a los que vendría bien una buena zambullida en el espíritu de la liturgia renovada que el Vaticano II promovió.

 

            En la celebración a que me referí más arriba se demostró que es posible una liturgia bien hecha: con gozo en los sentidos y calor en el corazón; sin chapuzas ni almibaramientos; con ritos de larga tradición y con espíritu joven. Casi “ná”.

6 Responses to “Una celebración como Dios manda”

  1. ¡Qué gusto disfrutar de una celebración así D. Antonio!

  2. When I initially commented I clicked the “Notify me when new comments are added” checkbox and now each time a comment is added I get three emails with the same comment.

    Is there any way you can remove people from that service?
    Thanks a lot!

  3. Thanx for sharing such useful post keep it up :)

  4. Things are very open and intensely clear explanation of issues. was truly information. Your website is very beneficial.

  5. by visiting this site I found cool stuff here keep it up.

  6. I appreciate it!. I really like it when people get together and share ideas. Great website continue the good work!.

Discussion area - Dejar un comentario






He leído y acepto las condiciones generales y la política de privacidad


Información básica sobre protección de datos
Responsable: REVISTA REINADO SOCIAL 21RS (más info)
Finalidad: • Gestión de la adquisición del producto, suscripción o donativo, así como la tramitación de los mismos.
• Envío de comunicaciones relacionadas con el proceso de compra, las suscripciones o los donativos.
• Envío de comunicaciones y ofertas comerciales, por diferentes medios, incluidos los medios electrónicos (email, SMS, entre otros). (más info)
Legitimación: Ejecución de una compra online, suscripción o donativo. (más info)
Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal. (más info)
Derechos: Acceso, rectificación, supresión, cancelación, y oposición. En determinados casos derecho a la limitación del tratamiento de sus datos. (más info)
Información adicional: Puede consultar toda la información completa sobre protección de datos a través del siguiente enlace (más info)
Los enlaces de (más info)