Esperanza para niños con cáncer

 

Juan Pablo Dominguez TebaEste curso he comenzado a impartir la asignatura “Iglesia y medios de comunicación” en el Centro de Estudios Teológicos de Sevilla. He contado entre mis alumnos con Juan Pablo Domínguez Teba, que está recién ordenado y es vicario parroquial de la Parroquia de Nuestra Señora de los Ángeles y de Santa Ángela de la Cruz, de Sevilla.

Juan Pablo superó un cáncer de pequeño y se ha propuesto utilizar los medios para contar su experiencia y llenar de esperanza tanto a niños como a padres. Me parece una iniciativa estupenda. Hace unos días salió publicado en ABC de Sevilla este artículo de Juan Pablo. Ahí nos narra su experiencia, el extraordinario servicio que presta ANDEX y nos dice quién ha sido de verdad su mejor medicina. Además, Juan Pablo está disponible para aquellas personas que, atravesando la situación de la enfermedad, lo necesiten. Les dejo con su texto, con su testimonio.

Dando esperanza a los niños con cáncer y a sus padres

Soy un joven de 23 años curado de cáncer infantil, recientemente he sido ordenado sacerdote, que deseo felicitar el Año Nuevo y dar esperanza desde mi experiencia de superación de esta enfermedad, a todos los niños con cáncer y a sus padres.

            Pensando en mí mismo y en mi familia, me doy cuente de que todos los niños y niñas del mundo son una bendición de Dios, un regalo que Dios hace a cada hogar.

            Si además, el niño está enfermo, Dios lo quiere aún más; y cómo las madres con sus más débiles, les expresa aún con más fuerza, su amor, su ternura y su cariño. Son sus hijos preferidos, por ser inocentes y estar desvalidos. Por eso al niño que tiene cáncer, Dios le tiene una predilección especial por ser más vulnerable y débil que un niño sano, y le acoge entre sus brazos como un Padre a su hijo enfermo, por quien es capaz de dar lo que sea con tal de que el pequeño se restablezca. Por eso, el niño con cáncer, es digno de admiración y no de lástima, puesto que en él está grabada la imagen de Jesús que lo coge de la mano y le ayuda a transitar por el camino de la esperanza.

            En cada niño, enfermo de cáncer, está el rostro más humano y liberador de un Dios que en Jesús, sufre con los que sufren, llora con el que está abatido, siente el dolor de los que no tienen consuelo, se asocia a los que han perdido el sentido de sus vidas y se pone del lado de los débiles, de los ignorantes, y de los más despreciables, para que no sean un número más en la vida, y sean valorados en su más alta dignidad.

            Ante la enfermedad grave de un niño: cáncer, malformación congénita, etcétera, es preciso reaccionar positivamente sin desanimarse. Un pequeño, por muy enfermo que se encuentre, es un hijo de Dios, un ser humano: con sus inquietudes y anhelos, con sus alegrías y tristezas, con sus éxitos y sus fracasos, y con sus derechos de protección y de integración en la sociedad.

            Estos niños, necesitan la protección y el cariño de sus padres y seres queridos; el soporte sanitario competente para erradicar o paliar los efectos devastadores de la enfermedad; pero también precisan el respaldo eficaz de personas cercanas que promuevan la confianza de sus familiares y gestionen los recursos materiales, humanos y espirituales para ayudarles a sobrellevar la enfermedad. Esto precisamente es lo que tan acertadamente hace Andex, la Asociación de Padre de Niños con Cáncer.

            En los últimos meses he conocido más de cerca Andex, comprobando que las personas de dicha Asociación, gratuita y solidariamente son el más vivo y preclaro ejemplo del apoyo humano y sanitario que precisan los niños enfermos de cáncer y sus familias. Por este motivo invito y animo a difundir en todos los ambientes, el apoyo, la solicitud y la atención que ANDEX proporciona a los niños enfermos de cáncer.

            Personalmente me pongo en el lugar de los padres y familiares para compartir sus sufrimientos, y expresarles abiertamente mis deseos por la pronta recuperación de los niños aquejados de cáncer, o de cualquier otra enfermedad. Nunca faltarán mis oraciones a Dios, por intercesión de nuestra queridísima Santa Ángela de la Cruz, de cuya Parroquia soy Vicario, para estos niños, que son auténticos héroes de Dios y ángeles bajados del cielo, para sus padres que, con tanta paciencia aguardan el restablecimiento de la enfermedad de sus hijos.

            A los familiares, les deseo recordar que gracias a Dios, son muchos los pequeños que luchando han salido adelante y están curados de cáncer y que, como yo, son adultos con una vida completamente normal. Esta gran cantidad de jóvenes curados tiene que servirle de motivación y de esperanza, en los momentos de dificultad.

            Tanto mis amigos, los jóvenes curados como yo, estamos convencidos de la existencia de una fuerza interior que nos abría la puerta a la esperanza y a la curación. Esa fuerza sin duda era Dios.

            Por eso en nombre de los jóvenes curados, quiero dar esperanza y animar a los padres de los niños con cáncer, a mirar sierre hacia delante, a no tirar la toalla, aunque se sientan como ante un callejón sin salida, a “esperar contra toda desesperanza”, a “sacar fuerzas de donde no las hay”, a “echar una hojeada a la realidad y no contemplarla con pesadumbre, sino con optimismo y con serenidad”. En medio de las vicisitudes y de los contratiempos tenemos que estar alegres y sentirnos hombres nuevos, porque con la ayuda de Dios tendremos capacidad para afrontar los retos y desafíos que se nos presenten.

            Desde mi propia experiencia tengo que deciros que, si bien el tratamiento médico para el cáncer es sin duda, necesario y fundamental, en ocasiones puede fallar; de mis padres he aprendido que en el fondo, el mejor remedio y la mejor medicina para mi enfermedad ha sido Jesucristo. Esa medicina siempre me cura y nunca me falla, y en medio de tanto dolor y sufrimiento, la última palabra no la tiene la muerte, sino la vida.

            Tengo previsto ir periódicamente a la Planta de Oncología parahablar con los niños, saludar pares, y también a los voluntarios de Andex. No obstante quiero que sepáis que me tenéis a vuestra disposición en la parroquia de Santa Ángela de la Cruz (Sevilla Este), donde trataré de acogeros a todos vosotros y a mis compañeros los jóvenes curados con todo mi cariño; respondiendo en la medida de mis posibilidades a cualquier consulta que me deseéis dirigir, y ofertándoos toda mi atención y servicio.

            A todos os deseo un feliz año 2010. Y os bendigo de todo corazón.

 

2 Responses to “Esperanza para niños con cáncer”

  1. gracias por las palabras de aliento yo soy mama de una niña paciente de un disgerminoma de ovario y gracias a mi señor mio hija ya esta curada.saludes

  2. muy lindas palabras padre , personas como usted motivan a las personas a ver la realidad . me gustaria por favor me regalara su e- mail correo electronico para estar en contacto con usted y pedir de sus consejos. yo simplemente trato de hacer un pequeño cambio en mi pais colaborando con estos niños q para mi son una bendicion y un motivo de esperanza de vida.
    muy bellas palabras
    feliz año nuevo tambn

Discussion area - Dejar un comentario






He leído y acepto las condiciones generales y la política de privacidad


Información básica sobre protección de datos
Responsable: REVISTA REINADO SOCIAL 21RS (más info)
Finalidad: • Gestión de la adquisición del producto, suscripción o donativo, así como la tramitación de los mismos.
• Envío de comunicaciones relacionadas con el proceso de compra, las suscripciones o los donativos.
• Envío de comunicaciones y ofertas comerciales, por diferentes medios, incluidos los medios electrónicos (email, SMS, entre otros). (más info)
Legitimación: Ejecución de una compra online, suscripción o donativo. (más info)
Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal. (más info)
Derechos: Acceso, rectificación, supresión, cancelación, y oposición. En determinados casos derecho a la limitación del tratamiento de sus datos. (más info)
Información adicional: Puede consultar toda la información completa sobre protección de datos a través del siguiente enlace (más info)
Los enlaces de (más info)