La adopción de niños por parejas “gay”: (homosexuales-lesbianas)

  adopcion        No hace mucho asistí a unas conferencias de un moralista, (hoy Obispo de una diócesis andaluza) cuyo tema genérico era : “Fundamentos y contenidos de la cultura de la muerte. Panorama de la Problemática  Bioética.” El conferenciante expuso el tema con cierta claridad y con mucho fuego (casi con fuego real contra los adversarios de su doctrina, que eran casi siempre los socialistas). Pero, aparte de no estar de acuerdo en algunas cosas, y sobre todo en el estilo apologético usado por el sacerdote conferenciante, hubo algo que me descolocó con más fuerza. Metía en el mismo saco y con la misma importancia (y también con el  mismo grado de maldad, claro está) el aborto y la eutanasia con la adopción de niños por parte de parejas homosexuales. Cosa que me parecía desacertada y equivocada. Cada vez que condenaba el aborto, hacía lo mismo con la adopción, poniéndolo en paralelo.  Naturalmente, cuando acabó su conferencia, pedí la palabra para mostrarle mi desacuerdo con aquel modo de poner al mismo nivel lo que correspondía (a mi entender) a niveles distintos. El aborto y la eutanasia no se pueden sostener desde el punto de vista cristiano; pero la conveniencia o legitimidad de la adopción de niños por parejas homosexuales, sí que es discutible, y no se puede condenar absolutamente y en todas las circunstancias. Aunque se trate, si se quiere, de un mal menor. 

     No aceptó mis razones, y se ratificó en lo suyo. A mis espaldas (yo estaba en la primera fila del salón), oí algunos murmullos, unos de aprobación a mis palabras y otros a favor del profesor. Los de a favor del profesor se oyeron en voz alta, los de a favor de mis razones, fueron leves murmullos, significativos, pero cobardes. Comprendo que a veces es difícil señalarse en público.

     Mi argumento era el siguiente, que quiero traer, también, a este Blog, exponiéndome, una vez más, a que otros no estén de acuerdo con mis convicciones. En este cajón caben todas las opiniones, siempre que no sean ofensivas para nadie.

  • Estoy de acuerdo en que en el tema de la adopción, hay que tener en cuenta, primeramente, el bien del niño(a), y sólo en segundo lugar el de los adoptantes.
  • Es preferible que se dé la adopción en un matrimonio normal (hombre y mujer), para el equilibrio psicológico del adoptado.
  • Si, teóricamente, un niño no quisiera ser adoptado por ningún matrimonio, y el niño estuviera abandonado o mal tratado en orfanatos, ¿no sería mejor que esa pareja de hecho, homosexuales, que quisieran adoptarlo, pudiesen hacerlo?
  • Sabemos (lo hemos visto a través de la TV y se nos ha caído el alma a los pies), que hay muchos niños, en orfanatos de países de la antigua URS, que viven hacinados, mal nutridos, descuidados, etc.., sin un mínimo de atención y carentes de cariño.  En caso de que no quisieran adoptarlos familias normales, ¿no sería mejor que estuviesen adoptados por parejas homosexuales, donde al menos recibirían cariño, atención y cuidados? Ya sé que no es el ideal para un niño… pero ¿no es, al menos, un mal menor? Una vez más se cumple el conocido refrán: ”lo mejor es enemigo de lo bueno”.            

                                                                                                            Félix González

One Response to “La adopción de niños por parejas “gay”: (homosexuales-lesbianas)”

  1. Con permiso.
    Bien haría mi madre la Iglesia abrir (aun más) los brazos a los homosexuales; en este asunto, como en varios, parece que andamos con 100 años de atraso sociológico (la sociedad civil va por un lado y la jerarquía eclesial por otra).
    No me gusta el término “normal” aplicado a casi nada, quizás porque Jesús no fue nada “normal”, pero bueno ese es otro asunto; semántico quizás.
    Totalmente de acuerdo en buscar siempre el bien del adoptado, por eso no entiendo las reticencias eclesiales en este asunto. Cada pareja es un mundo, y si en esa pareja ( sea homo o hetero) se dan las circunstancias emocionales, económicas, etc…y legales no veo ningún obstáculo (ni de índole moral) para negarle la posiblidad de compartir ese amor con un hijo adoptado.
    Las parejas homosexuales no son parejas “de segunda división” y quizás va siendo hora de mirar con amor fraternal a dichas parejas. Quizás suene demasiado “progre” pero este tema lo he meditado (como casi todas las cosas) desde la óptica del “que haría Jesús”….y sucede que uno se sorprende de la riqueza de esa reflexión inagotable.
    Un abrazo y espero no haber molestado a nadie. No está en mi ánimo y en mi corazón.
    De todas formas es un tema complicado que admite tantas variantes como el propio ser humano.

Discussion area - Dejar un comentario






He leído y acepto las condiciones generales y la política de privacidad


Información básica sobre protección de datos
Responsable: REVISTA REINADO SOCIAL 21RS (más info)
Finalidad: • Gestión de la adquisición del producto, suscripción o donativo, así como la tramitación de los mismos.
• Envío de comunicaciones relacionadas con el proceso de compra, las suscripciones o los donativos.
• Envío de comunicaciones y ofertas comerciales, por diferentes medios, incluidos los medios electrónicos (email, SMS, entre otros). (más info)
Legitimación: Ejecución de una compra online, suscripción o donativo. (más info)
Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal. (más info)
Derechos: Acceso, rectificación, supresión, cancelación, y oposición. En determinados casos derecho a la limitación del tratamiento de sus datos. (más info)
Información adicional: Puede consultar toda la información completa sobre protección de datos a través del siguiente enlace (más info)
Los enlaces de (más info)