Buscando al amado del alma

 San_Juan_de_la_CruzEl Cántico Espiritual, de San Juan de la Cruz, es una verdadera maravilla de sensibilidad, de espiritualidad, y de arte poético. No sabría decir cuál de esos adjetivos sobresalen más en esta obra maestra.

Me quiero fijar en unos pocos versos, ya que no corresponde a este formato afrontar un comentario a la totalidad:

  • Y todos cuantos vagan, / de ti me van mil gracias refiriendo.

            Y todos más me llagan, / y déjame muriendo

            un no sé qué que quedan balbuciendo.    

 

Me encanta ese último verso, por la sonoridad que tiene. Parece que tiene música. Pero no me voy a fijar en el aspecto puramente estético de los versos del gran místico. En este canto espiritual encontramos la voz del esposo (Cristo) y de la esposa (el alma).

 

Busca la esposa a su amado por todas partes:

  • “¿Adónde te escondiste, amado, y me dejaste con gemido?

 

Y va preguntando  por él a los pastores. a los bosques, a los prados, a las flores…

  • Si por ventura vieres / aquel que yo más quiero,

decidle que adolezco, peno y muero.

 

Y pregunta por su amado, a los bosques, a las praderas y a las flores…

  • “…decid si por vosotros ha pasado”

 

Y todos le contestan:

  • Mil gracias derramando/pasó por estos sotos con presura”…

 

Pero nadie le da noticia exacta de su paradero; y ella se queja:

  • “…no quieras enviarme / de hoy más mensajeros,

      que no saben decirme lo que quiero”.

 

Cuando un alma busca de verdad a Cristo, no encuentra obstáculos ni vallas. Lo busca en los momentos de alegría, en los ratos de soledad, en las situaciones de gozo o de dolor. Y, al fin, lo encuentra, porque Él se deja encontrar; porque Él está aún más deseoso del encuentro.

Y hay que estar en continua búsqueda, porque, aunque está presente en todo: valles, montes, flores, firmamento…, está como disfrazado, para que el encuentro sea más gozoso.

 

Pero el lugar más seguro para realizar el encuentro amoroso, es el interior de cada persona. Y el encuentro es nuevo cada día, y cada día hay que desearlo y prepararlo.

La esposa recuerda el encuentro y exclama:

 

  • Allí me dio su pecho, / allí me enseñó ciencia muy sabrosa,

y  yo le di, de hecho, a mí, / sin  dejar cosa;

allí  le prometí de ser su esposa.

                                                                                                   Félix González

2 Responses to “Buscando al amado del alma”

  1. A San Juan de la Cruz, nada le aparta de volver a estar en la fusión que ha conocido.
    Y eso, transportando distancias espirituales, puede ser también para nosotros:
    ¿No se abrió alguna vez el cielo y nos dejó comprender algo, aunque volviera luego a cerrarse?
    ¿No se disolvió la rabia, el coraje…el odio y fuimos bendecidos ese día que conocimos que se podía perdonar?
    ¿No salió una alabanza insospechadamente cuando todo era pesimismo?
    ¿No llegó a sentir el corazón la compasión después de haberse resquebrajado?
    Por muy discretas que sean, quedan con nosotros las experiencias que hemos tenido de Dios.
    “Allí me mostrarías
    aquello que mi alma pretendía,
    y luego me darías
    allí tú, vida mía,
    aquello que me diste el otro día.” (S.J.de la Cruz)

  2. En la “secuencia” de Pentecostés hay unas preciosas palabras, que expresan el deseo vehemente de encontrarse con el que es huesped de`l alma:”Ven, dulce huesped del alma.. entra hasta el fonfo del alma…Mira el vacío del hombre si tú le faltas por dentro…”
    Es el grito esperanzado del qiue desea de verdad encontrarse con ese Espíritu divino, Padre amoroso del pobre.
    ¡Ojalá que ese “huesped del alma” se convierta en residente habitual! Digámosle:”Mira el vacío del hombre, si tú le faltas por dentro”.

Discussion area - Dejar un comentario






He leído y acepto las condiciones generales y la política de privacidad


Información básica sobre protección de datos
Responsable: REVISTA REINADO SOCIAL 21RS (más info)
Finalidad: • Gestión de la adquisición del producto, suscripción o donativo, así como la tramitación de los mismos.
• Envío de comunicaciones relacionadas con el proceso de compra, las suscripciones o los donativos.
• Envío de comunicaciones y ofertas comerciales, por diferentes medios, incluidos los medios electrónicos (email, SMS, entre otros). (más info)
Legitimación: Ejecución de una compra online, suscripción o donativo. (más info)
Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal. (más info)
Derechos: Acceso, rectificación, supresión, cancelación, y oposición. En determinados casos derecho a la limitación del tratamiento de sus datos. (más info)
Información adicional: Puede consultar toda la información completa sobre protección de datos a través del siguiente enlace (más info)
Los enlaces de (más info)