Cincuenta días

cirio_pascualTodos los días del año serían necesarios para celebrar tan extraordinario acontecimiento. La “muerte eterna” ha dado paso a la “vida eterna”. ¡¡¡Aleluya!!!

El Cirio Pascual, imagen de Cristo resucitado, luz del mundo, lucirá durante esos cincuenta días –el tiempo que dura la Pascua- en las Eucaristías de todas las parroquias. Así lo ordena la liturgia, muy acertadamente, para que nuestra flaca memoria no olvide pronto lo que hemos celebrado con tanta solemnidad en la Vigilia Pascual, en la noche más refulgente del año.

Durante esa cincuentena, además de celebrar la Pascua, nos preparamos a la “venida del Espíritu Santo”, en Pentecostés. ¡Hermosa fiesta, también! Concluirá la llamada “Pascua Florida”, para dar paso a la también denominada “Pascua Granada”.

Cuando algo se prolonga mucho (como es el caso de la Pascua) se corre el peligro de irse olvidando de la importancia de lo que se celebra. Por eso debemos estar prevenidos para que no nos ocurra lo mismo con el acontecimiento pascual. Merece la pena seguir paladeando  e interiorizando la Resurrección. Y, al mismo tiempo,  debemos ir asimilando lo que supone respecto a la muerte. Esa muerte que ha sido vencida, que ha sido aniquilada, que ha dejado de tener el poder del miedo. La muerte de cada uno no debe ser el “coco” que no asusta, al que tememos, la que nos acecha como un ladrón para robarnos lo mejor que tenemos que es la vida. La muerte humana viene a ser como el triunfo que da paso a la verdadera Vida en Dios.

Decía el Señor que “si tuviéramos fe, al menos como un granito de mostaza, que es la más pequeña de las simientes, diríamos a una higuera que se arrancase de la tierra y se plantase en el mar”. Aunque sea una exageración como expresión, contiene una gran verdad: que la fe lo puede todo. Esa fe nos debería posibilitar mirar a la muerte con esperanza, con alegría, sin temor. ¡Cuánta gente mira la muerte como el mayor enemigo, cuando en realidad es el mejor y único aliado que nos conduce al encuentro con el Buen Dios! ¿Apego a lo terreno? ¿Falta de suficiente fe? Tal vez las dos cosas.

Jesús no tuvo miedo a la muerte; se hizo hombre con todas sus consecuencias, y una de ellas es la muerte. A lo que sí tuvo pavor, y lo vemos en Getsemaní, es al sufrimiento, a la pasión, al odio de aquellos a los que amó, a la ingratitud.

Si lográsemos seguir viviendo la Pascua, seguramente lograríamos ver a la muerte como una buena amiga que nos proporciona la dicha mayor. San Francisco de Asís la llama “hermana muerte”.

                                                                                                     Félix González

4 Responses to “Cincuenta días”

  1. No sé si Jesús tuvo o no miedo a la muerte. Pero, en caso que lo hubiera sentido, su confianza en el Padre y la fidelidad a las exigencias de su misión eran mucho más fuertes que el temor a lo desconocido de la muerte.
    Que cada día sea Pascua en nuestro corazón.

  2. Cincuenta días para interiorizar que cada minuto pasado queda atrás y puede atarnos.
    Cerraremos el corredor de vuelta a lo que puede hacernos feliz y no tenemos; y abriremos boquetes con las manos extendidas y desharemos, con las lágrimas, el barro que tapona el paso a lo que viene.

  3. M5MCtv Generally I do not read post on blogs, but I would like to say that this write-up very compelled me to try and do it! Your writing style has been amazed me. Thank you, quite nice post.

  4. Worth it site and posts.

    Massage Red Deer

Discussion area - Dejar un comentario






He leído y acepto las condiciones generales y la política de privacidad


Información básica sobre protección de datos
Responsable: REVISTA REINADO SOCIAL 21RS (más info)
Finalidad: • Gestión de la adquisición del producto, suscripción o donativo, así como la tramitación de los mismos.
• Envío de comunicaciones relacionadas con el proceso de compra, las suscripciones o los donativos.
• Envío de comunicaciones y ofertas comerciales, por diferentes medios, incluidos los medios electrónicos (email, SMS, entre otros). (más info)
Legitimación: Ejecución de una compra online, suscripción o donativo. (más info)
Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal. (más info)
Derechos: Acceso, rectificación, supresión, cancelación, y oposición. En determinados casos derecho a la limitación del tratamiento de sus datos. (más info)
Información adicional: Puede consultar toda la información completa sobre protección de datos a través del siguiente enlace (más info)
Los enlaces de (más info)