No me duelen prendas

antonio-ceballos-atienza1No. No me duelen prendas, cuando hay que hacer el elogio de un obispo. Me gusta tratar de poner a cada uno en su sitio, según mi manera de apreciar las cosas. Y en este caso, quiero hacer el elogio de nuestro Obispo (Diócesis de Cádiz-Ceuta).  Hace unos días, hemos tenido Confirmaciones de un grupo de jóvenes juntamente con cinco personas mayores. Nuestro humilde templo estaba “hasta la bandera”. Y toda la gente ha salido contenta, muy contenta con el modo de actuar de nuestro obispo: sencillo, humilde, agradable y hasta con buen humor. Ver a un obispo tan cercano y poco exigente es una verdadera suerte. Ni una sola pega, ni un solo rasgo de autoritarismo, con la sencillez de un hombre bueno y sencillo, a pesar del solideo,  la mitra y el báculo.

¿Por qué la gente, en general, tiene una visión de los obispos, como personas lejanas, altivas y poco simpáticas? No entro en las causas, pero sí digo que “cuando el río suena, agua lleva”. Pues bien, en don Antonio Ceballos se rompen todos los esquemas estereotipados.

Hace también unos días, el Ateneo de Cádiz, en el salón regio de la Diputación, ofreció un homenaje de agradecimiento  a nuestro obispo.  Y así del definieron:”Una persona sencilla, humilde, cercana, sincera, generosa…Un hombre de Dios”.

El presentador del acto quiso aclarar que:”el premio no le fue concedido a don Antonio por ser obispo diocesano de Cádiz, sino ante todo por ser una buena persona, un hombre que ha dejado una huella profunda en Cádiz con su testimonio de vida”.

Y destacó que: entre el jurado que le ha concedido esta distinción hay cristianos, pero también personas que defienden valores laicistas en la sociedad”.

También se dijo que:”don Antonio es el obispo de todos los gaditanos, de los creyentes y los no creyentes; y por encima de todo, es el obispo de los más necesitados, el obispo de los más pobres, de los que sufren…

Y para no ser reiterativo con tantas alabanzas (todas ellas bien merecidas), termino con estas otras palabras que también honran al homenajeado:”la mejor pastoral que ha escrito don Antonio Ceballos Atienza ha sido el guión de su vida, humilde y sencilla, al lado de los más necesitados, y atento a todos”.

Todos estos testimonios, dirigidos a un miembro de la jerarquía de la Iglesia, vienen a poner un aire fresco y reconfortante, que se agradece y alienta.

Nuestro obispo, contestando a tanta alabanza, dijo que el presentador “se había pasado un poco”, y expresó que aceptaba la distinción “con profundo agradecimiento”.

Sabemos que don Antonio rechazó, en un principio, esta distinción, pero que ante la insistencia, la aceptó con humildad.

Por todo ello, decía yo al comienzo, que “no me duelen prendas“ en reconocer todo lo que de positivo y ejemplar encontramos en algunas  personas de nuestra jerarquía.

Félix González

2 Responses to “No me duelen prendas”

  1. Y lo sabemos, ¡descuida!

  2. ¡Gracias!

Discussion area - Dejar un comentario






He leído y acepto las condiciones generales y la política de privacidad


Información básica sobre protección de datos
Responsable: REVISTA REINADO SOCIAL 21RS (más info)
Finalidad: • Gestión de la adquisición del producto, suscripción o donativo, así como la tramitación de los mismos.
• Envío de comunicaciones relacionadas con el proceso de compra, las suscripciones o los donativos.
• Envío de comunicaciones y ofertas comerciales, por diferentes medios, incluidos los medios electrónicos (email, SMS, entre otros). (más info)
Legitimación: Ejecución de una compra online, suscripción o donativo. (más info)
Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal. (más info)
Derechos: Acceso, rectificación, supresión, cancelación, y oposición. En determinados casos derecho a la limitación del tratamiento de sus datos. (más info)
Información adicional: Puede consultar toda la información completa sobre protección de datos a través del siguiente enlace (más info)
Los enlaces de (más info)