Domingo XXVII del Tiempo Ordinario

            “Lo que Dios ha unido, que no lo separe” (ni la mujer)

Una vez más vemos a los fariseos planteando una pregunta a Jesús. No es curiosidad, ni deseo de saber la verdad sobre algo, se trata, como siempre, de poner una trampa a Jesús, para después atacarle o intentar desprestigiarlo ante la gente. Esta vez la pregunta es la siguiente:”¿Es lícito el divorcio? Ellos lo tenían admitido, fundándose en palabras de Moisés. Aunque para ellos, sólo el hombre podía divorciarse. Nunca la mujer podía tomar la iniciativa.

Jesús no desea entrar en polémicas, porque ha adivinado la mala intención que les guía. Lo resume diciendo que la voluntad de Dios es que los esposos no se separen, y casen de nuevo con otra persona. Lo que Dios ha unido, que no lo separe el hombre.

Hoy día, en nuestra sociedad se ha hecho tan connatural el hecho de divorciarse, que no se le da ninguna importancia. Se separan y divorcian los matrimonios con una facilidad que no puede menos de llamar la atención. Yo no sé si se puede hacer caso a las estadísticas, pero éstas dicen que el 50% de las parejas, de un tiempo a acá, se separan y se juntan con otra persona (Se casen por lo civil o simplemente conviven en pareja).

Este tema del divorcio no es para despacharlo en una homilía de seis minutos; pero trataré de decir una palabra. Para mí es claro que la indisolubilidad (el “para siempre”) del matrimonio pertenece al ideal del Evangelio. El ser para siempre, sería lo deseable, porque el amor, a imitación del amor de Dios, debe ser para siempre, si es verdadero amor.

Pero también hay que tener en cuenta, lo que no es lo ideal, sino lo real, lo que dice la experiencia, la vida. Y que no se puede negar, ni escamotear. Voy a intentar explicarme breve y claramente, sin que mis palabras tengan que ser necesariamente compartidas. Quede claro que a quien piense en contrario, yo lo respeto absolutamente.

Hay circunstancias en la vida, en que por la debilidad humana u otros motivos, el amor en una pareja se termina, se rompe, desaparece. Y, a veces, de manera irreversible. En tal caso, la pareja deber separarse para no vivir constantemente en un infierno de mal entendimiento, de falta de amor, de reproches mutuos o de riñas interminables. Incluso por bien de los hijos, si los hay. En tal caso, la Iglesia oficialmente no permite nuevo matrimonio, porque como dice el evangelio de hoy, sería adulterio.

Pero se puede dar el caso de que una de las partes, no culpable de la situación de ruptura, se vea abocada, siendo inocente, a no poder recomponer su vida con otra persona. Hay muchos casos de abandono de la pareja decidido unilateralmente, sin consentimiento  ni culpa de la otra parte.  En ese caso, y a favor de la parte inocente, pienso que la iglesia, debería ejercer su condición de “madre”, permitiéndola volverse a casarse por la iglesia. Se ha roto el ideal del matrimonio, pero se da paso a la misericordia. Lo cual no significa que la iglesia admita el divorcio generalizado, sino que, en algunos casos como el expuesto, y tras un estudio serio de cada caso, podría permitirlo.

Algunos dicen que la iglesia no puede hacerlo, que no tiene poder. Yo creo que lo tiene, y a lo largo de la historia lo ha demostrado. Véase lo que se llama el “privilegio paulino”, el “privilegio petrino”, o la dispensa por matrimonio no consumado. Si en otro tiempo la iglesia pudo crear estas excepciones, ¿por qué ahora no puede hacer otras?

Bien, repito que este tema no es para tratarlo exhaustivamente en unos minutos, y que mi opinión no tiene porqué ser aceptada por todos. Resumiendo: el matrimonio de por sí es indisoluble, para siempre; pero en algunos casos, en favor de la persona no culpable de la ruptura, sería deseable que se pudieran  hacer excepciones, permitiéndola casarse por la iglesia, si lo desea y es creyente.

Félix González

4 Responses to “Domingo XXVII del Tiempo Ordinario”

  1. El matrimonio es una instutucion que a lo largo de la historia ha adoptado diversas formas : monogamia, poligamia, poliandria etc,,Una notaría de Brasil ha reconocido la “unión civil” de un hombre y dos mujeres, el tradicional combinado que durante mucho tiempo denominamos ménage à trois y que ahora llaman, mayoritariamente, trío, por influencia tanto del mundo de la lotería –el Trio de Loteria de Catalunya tuvo una clara influencia, a finales de los ochenta– como del de la música, donde, además de los dúos, abundan los tríos (e incluso los cuartetos, los quintetos y los sextetos).

    El diario brasileño Folha de S. Paulo explica los detalles: el contrato ha sido firmado en el estado de São Paulo, equivale al contrato a dúo del matrimonio habitual y los términos precisos con los que denominan esa combinatoria son “trío amoroso estable” y “unión poliafectiva”. (Precioso lo de “unión poliafectiva”.) En caso de divorcio, los tres contratantes han pactado la separación de bienes. Hay que recordar que en Brasil no hay ningún impedimento para ese tipo de matrimonios, porque la Constitución brasileña no establece ningún principio de monogamia, como sucede en otros países. Maria Berenice Dias, vicepresidenta del Instituto Brasileño de la Familia, dice que la monogamia es simplemente una costumbre cultural, una tradición, y que el Código Civil brasileño sólo prohíbe las bodas entre personas ya casadas, y estos tres no estaban casados con nadie, antes. “Estas personas trabajan y contribuyen y se les tienen que garantizar los derechos que les corresponden”, remata.

    De joven,despues de mis años de seminario, cuando un servidor vivía preocupado por el hecho de que a las chicas que me gustaban les gustaban también otros chicos, cavilaba la posibilidad de poder organizarlo más allá del arquetípico dúo. En aquella época me fascinó Jules et Jim, la película de François Truffaut. Era mi modelo soñado de conducta. Estaba enamorado de Jeanne Moreau y no sabía nunca si me tocaba identificarme con Henri Serre o con Oskar Werner. Poco a poco fui creciendo y sabiendo que el trío no es una práctica excepcional. Supe que vivieron felizmente en trío el glorioso almirante Nelson, la señora Emma Hamilton y su marido oficial, sir William Hamilton. Que también vivieron así Ezra Pound, su esposa legal, Dorothy Shakespear, y la amante de esta, la violinista Olga Rudge. Que también fueron trío Max Ernst, Paul Éluard y la Gala que más tarde se liaría con Dalí. Y Henry Miller con June Miller y Anaïs Nin. Y que muchas otras personas se dedicaron a ello: Huxley, Nietzsche, Mayakovski, Carl Jung, Picasso, Kerouac, George Bernard Shaw, ¡e incluso los padres de George Bernard Shaw! De hecho, en Brasil no han hecho sino –más allá del concepto plano de las dos dimensiones– reconocer y legalizar el hecho de que en el mundo hay una realidad tan evidente y conocida como la tercera dimensión.

  2. […] En corazones en red: Lo que Dios ha unido, que no lo separe ( ni la mujer), por Félix González, […]

  3. Voy a pensar sobre el matrimonio interior.

    A los esposos no los une un buen día Dios ni los separa otro día un Juez.

    El matrimonio contiene a los que viven en su misterio. Que no es otro, que una lucidez mayor al descubrir dos personas que hay uan fuerza poderosa que las une.

    Mientras la luz del matrimonio sobre nuestra condición de unidos nos acompaña, seremos naturalmente felices. Cuando la luz se atenúa, nuestra condición de unidos sigue ahí.

    ¿Qué puede, unir o separar, tanto el hombre como la Santa madre Iglesia? Nada, puede bendecir el Sacramento del más alto encuentro entre dos seres y/o puede callar o condenar cuando se produzcan otros encuentros (no veo la diferencia entre separación y viudedad).

    El Sacramento es que Dios propicia nuestra vida en la tierra en ‘alta fidelidad’. Es una gracia, ¿cómo podría ser exigible?

  4. Composing services even of the most specific papers. Obtain an abortion essay composed within some hours by professionals. In case it doesn’t follow your directions, receive a full refund. Practical guidelines on how to create an impactful and logically ordered research paper on school uniform, together with thoughts, tips, and examples included. https://corporatetaxratenow.com/tips-composing-term-paper

Discussion area - Dejar un comentario






He leído y acepto las condiciones generales y la política de privacidad


Información básica sobre protección de datos
Responsable: REVISTA REINADO SOCIAL 21RS (más info)
Finalidad: • Gestión de la adquisición del producto, suscripción o donativo, así como la tramitación de los mismos.
• Envío de comunicaciones relacionadas con el proceso de compra, las suscripciones o los donativos.
• Envío de comunicaciones y ofertas comerciales, por diferentes medios, incluidos los medios electrónicos (email, SMS, entre otros). (más info)
Legitimación: Ejecución de una compra online, suscripción o donativo. (más info)
Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal. (más info)
Derechos: Acceso, rectificación, supresión, cancelación, y oposición. En determinados casos derecho a la limitación del tratamiento de sus datos. (más info)
Información adicional: Puede consultar toda la información completa sobre protección de datos a través del siguiente enlace (más info)
Los enlaces de (más info)