La pena de ser “apóstata”

cadiz-46Hoy me he desayunado con una noticia en el periódico. ¿Buena? ¿mala? Un poco de todo, y según se quiera hacer la lectura. Dice así:”El Obispado (se refiere al de Cádiz-Ceuta) ejecutó 24 apostasías a lo largo de 2014, manteniendo el mismo número, practicamente, en los últimos años. La capital a la cabeza”. Es mala la noticia en cuanto que se trata de apostasías, es decir, abjurar de la fe católica. Y es Buena en e sentido de que no aumenta el número.

Se llama “Apostasía” al hecho de renunciar a pertenecer a la Iglesia Católica, una persona bautizada. Los trámites se hacen en el Obispado a que corresponde la parroquia donde el demandante fue bautizado.

Para dejar de formar parte de la Iglesia católica, basta con que uno lo quiera y se comporte como tal, es decir, coo un sarmiento separado de la vid. Pero algunos desean, además que se hagan los trámites burocráticos, con corrección del registro incluido, para que conste ntarialmente.

La verdad es que no son muchos los que lo solicitan. En el caso de Cádiz, vienen a ser aproximadamente unos ventitantos al año. A pesar de eso, los católicos seguimos creciendo numéricamente, porque son muchos más los que cada año se incorporan a la Iglesia.

En realidad, hay muchos bautizados que viven de espaldas y ausentes de la Iglesia; lo cual es una manera de no pertenecer a ella, aunque no se hayan hecho papeles ni documentos.

Ser católico exige sentirse miembro de la Iglesia, amarla, respetarla y sentirla como algo importante en su vida. Si esto falla, ¿que queda? El solo hecho de estar bautizado, no es suficiente garantía de pertenencia viva a la Iglesia.

El título de ese post, expresa la pena de ser apostate. Hay quien no ha sbido nunca nada de Jesús. “Ojos que no ven, corazón que no siente”, dice el refrán. Pero haber conocido a Jesús y su obra, y renunciar a ello, no cabe duda de que es, al menos, una pena, por no usar palabras más duras . No desear algo que se desconoce, entra dentro del comportamiento normal. Pero renunciar a aquello que se ha experimentado en otro tiempo como bueno, como positivo, tiene que dejar huella en el alma; a no ser que la persona se haya endurecido de tal forma, que haya perdido la sensibilidad para lo bello, lo digno, lo gratuito, lo único.

Félix González

One Response to “La pena de ser “apóstata””

  1. This site was… how do you say it? Relevant!! Finally I have found something which helped me. Kudos!| 바카라사이트

Discussion area - Dejar un comentario






He leído y acepto las condiciones generales y la política de privacidad


Información básica sobre protección de datos
Responsable: REVISTA REINADO SOCIAL 21RS (más info)
Finalidad: • Gestión de la adquisición del producto, suscripción o donativo, así como la tramitación de los mismos.
• Envío de comunicaciones relacionadas con el proceso de compra, las suscripciones o los donativos.
• Envío de comunicaciones y ofertas comerciales, por diferentes medios, incluidos los medios electrónicos (email, SMS, entre otros). (más info)
Legitimación: Ejecución de una compra online, suscripción o donativo. (más info)
Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal. (más info)
Derechos: Acceso, rectificación, supresión, cancelación, y oposición. En determinados casos derecho a la limitación del tratamiento de sus datos. (más info)
Información adicional: Puede consultar toda la información completa sobre protección de datos a través del siguiente enlace (más info)
Los enlaces de (más info)