Domingo XXVII del Tiempo Ordinario

mostaza

(Señor, auméntanos la fe)

Las palabras de Jesús, hoy, sobre la fe, son, verdaderamente, dignas de ser reflexionadas. Cuando los apóstoles le dicen a Jesús: “Señor auméntanos la fe”, él les responde: “Si tuvierais fe como un granito de mostaza, diríais a esa morera: arráncate de raíz y plántate en el mar. Y os obedecería”.

El Evangelio de Mateo no habla de una higuera, habla de una montaña: “Si tuvieseis fe como un grano de mostaza, diríais a una montaña: trasládate a otro lugar, y se trasladaría”. Por eso se suele decir que “la fe mueve montañas”. Son expresiones que usa Jesús para decir que la fe es capaz de todo, Que tiene una fuerza irresistible. Lo de la higuera o la montaña es una metáfora; Con ello, quiere expresar la fuerza que tiene la fe ante Dios.

¿Alguno de vosotros ha hecho esa experiencia, de mandarle a un árbol arrancarse de raíz, y plantarse en el mar, o a una montaña cambiar de lugar? No lo hagáis porque quedaréis muy mal y os tomarán por locos. Aunque la verdadera respuesta es que carecemos de fe suficiente.

Fijaos que Jesús dice: Si tuvieseis fe como un granito de mostaza. ¿Habéis visto cómo es el grano de mostaza? Yo sí. En el valle del Cedrón, que separa la ciudad de Jerusalén, del Monte de los Olivos, hay bastantes arbustos o arbolitos con mostaza. Los granos, que están escondidos en una pequeña vaina, tienen el tamaño de una cabecita de alfiler. No más. Pues dice Jesús que si tuviéramos la fe, al menos de ese tamaño, haríamos esos portentos, lograríamos cosas que ni nos imaginamos. Veríamos muchas cosas de distinta manera. Por todo eso, debemos decirle con frecuencia al Señor, como los apóstoles: “Creo, Señor, pero aumenta mi fe”.

Tener fe, lo hemos dicho muchas veces, es fiarse de Dios. Y cuanto más nos fiemos de él, mayor fe tendremos. Fiarse a pesar de todas las apariencias contrarias. Hace tiempo leí un librito muy sencillo, de uno de nuestros teólogos españoles; se titulaba:”Creer es comprometerse”. Y esa es la segunda parte de la fe. El que cree de verdad, el que se fía de Jesús, el que se fía de Dios, se compromete en el plan de Dios, en el proyecto de Jesús. Trabaja por la venida de su Reino. Por tanto, podemos decir que tener fe es: fiarse de Dios y comprometerse con su casa. Y aumentar la fe, es aumentar la confianza y el compromiso.

Félix González

Discussion area - Dejar un comentario






He leído y acepto las condiciones generales y la política de privacidad


Información básica sobre protección de datos
Responsable: REVISTA REINADO SOCIAL 21RS (más info)
Finalidad: • Gestión de la adquisición del producto, suscripción o donativo, así como la tramitación de los mismos.
• Envío de comunicaciones relacionadas con el proceso de compra, las suscripciones o los donativos.
• Envío de comunicaciones y ofertas comerciales, por diferentes medios, incluidos los medios electrónicos (email, SMS, entre otros). (más info)
Legitimación: Ejecución de una compra online, suscripción o donativo. (más info)
Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal. (más info)
Derechos: Acceso, rectificación, supresión, cancelación, y oposición. En determinados casos derecho a la limitación del tratamiento de sus datos. (más info)
Información adicional: Puede consultar toda la información completa sobre protección de datos a través del siguiente enlace (más info)
Los enlaces de (más info)