Una experiencia pastoral

marruecos“A Marruecos puedes ir como turista. Cruzar el Estrecho en un ferry y visitar ciudades con encanto, de la mano de un guía que habla perfectamente tu idioma, comprar preciosos recuerdos que te ofrecen a tu paso los “cazadores” de excursionistas. Comer y dormir en lugares que desprenden por los cuatro costados una artificial esencia moruna. Puedes incluso hacerte con una interminable retahíla de instantes captados por tu cámara que podrás enseñar a tus amigos, a tu vuelta a casa. Pero, con todo ello, no habrás hecho más que pasar de puntillas por aquella tierra, casi sin enterarte”.

Hace algo más de un año tuve la suerte de participar en un “encuentro”, con una experiencia muy enriquecedora. Dicho encuentro, organizado por el Secretariado de Migraciones de las Diócesis de Cádiz-Ceuta, con el título “Las Migraciones y el diálogo entre las dos orillas”, tenía como finalidad y objetivo conocer mejor o descubrir qué respuesta humana y pastoral debe dar, y está dando, la Iglesia, presente en “las dos orillas” (del mediterráneo), sobre la realidad de las migraciones y el diálogo inter-religioso.

  La “nueva sociedad” que ha surgido debido en gran parte a las migraciones, conlleva nuevos retos y exigencias; y la Iglesia española no ha abordado con garra este tema. “La Iglesia –decía Benedicto XVI- debe saber leer este signo”. No olvidemos que hay en el mundo 191 millones de emigrantes. En España, más de cuatro millones.

Este movimiento migratorio exige un nuevo planteamiento y diálogo intercultural e inter-religioso. Hoy se habla mucho de “inculturación”, tratando de acercarse a los otros desde ellos mismos (encuentro).

   El grupo que íbamos a conocer esta experiencia estaba compuesto por sacerdotes, religiosos, religiosas y laicos; además de los obispos de Cádiz-Ceuta y el arzobispo de Tánger. Un total de unos cuarenta y cinco.

    El aspecto más enriquecedor ha sido conocer “in situ” las realidades que se están llevando a cabo en cada uno de los Centros que pudimos visitar: En TETUÁN la Asociación APISF (Asociación para la Protección de la Infancia y la Sensibilización de la Familia); en TANGER, la Asociación DARNA (Nuestra casa) y el Centro de las Hermanas de Calcuta; en ASILHA, la Asociación AL AMAL (Esperanza); en KSAR EL KEBIR, el Centro Social de las Hijas de la Caridad. En RABAT tuvimos ocasión de conocer cómo trabaja la Caritas diocesana.

  Dichas Asociaciones trabajan en condiciones precarias y dependiendo de las ayudas que les puedan ir llegando esporádicamente, ya que no tienen subvenciones fijas. Algunas de estas ayudas les llega desde España. El campo de su dedicación son los niños (“niños de la calle”), los jóvenes y las mujeres. Las Hermanas de la Madre Teresa de Calcuta, acogen, también, madres solteras, que están totalmente marginadas en la sociedad marroquí. Allí encuentran, juntamente con sus hijos, el apoyo que la sociedad y sus familias les niegan.

   La labor que hacen todos estos centros de acogida es impresionante, dados los escasos medios con que cuentan.

               Todo el encuentro iba dirigido a la sensibilización sobre el tema del diálogo inter-religioso e inter-cultural, cuya necesidad se acentúa con las migraciones que ponen de manifiesto el  pluralismo religioso y cultural.

 

Algunos datos, a modo de muestra, que sobrecogen:

  • La diócesis de Rabat es tan grande como toda España. Tiene solamente 40 sacerdotes (ninguno incardinado). Estos sacerdotes pertenecen a 15 nacionalidades.
  • También hay 130 religiosas, pertenecientes a 25 nacionalidades.
  • Existen tres conventos de clausura: Cistercienses, Clarisas (mejicanas) y uno de rito oriental.
  • Tiene 22.000 católicos, de 92 nacionalidades.
  • Lo que más me ha llamado a mí la atención es saber que la labor de los misioneros y cristianos en general, se reduce al “testimonio evangélico y la caridad”, ya que no es posible hacer ningún tipo de proselitismo. No hay, ni puede haber, ninguna conversión de los musulmanes al cristianismo. No puede haber un marroquí cristiano; ni un cristiano puede ser marroquí. Si un marroquí se decidiera a pasar al cristianismo tendría un sin fin de dificultades, y perdería, incluso, la nacionalidad. La Iglesia también tendría graves problemas.
  • Se puede, sí,  trabajar con los estudiantes subsaharianos que hacen estudios en las universidades marroquíes, sobre todo en Rabat.
  • La mayor tentación que tiene Marruecos es que en su horizonte siempre se ve Europa. Persiguiendo el sueño de cruzar, muchos niños del país abandonan sus casas y pierden su infancia, viviendo en la calle, expuestos a todas las consecuencias, y atrapados entre dos mundos: el de sus sueños, casi nunca logrado, y el de la marginación, la soledad y la falta de afecto, teniendo que sobrevivir en condiciones extremas. Son los niños de la calle, de los que Tánger cuenta con al menos 2000, aunque no hay cifras oficiales. Las Misioneras de la Caridad les ofrecen un día a la semana ducha, un plato de comida y la cura de todo tipo de cortes, quemaduras e infecciones; las heridas del alma, las alivian con cariño y juegos. Son niños obligados a ser hombres en la ciudad, pero que se revisten de vulnerabilidad y claman a gritos ser protegidos una vez que atraviesan el umbral de la puerta.

                                                                                              

                                                                                                        Félix González

2 Responses to “Una experiencia pastoral”

  1. ¡Qué diferente es visitar un lugar como turista o quedarse allí a vivir y trabajar! Y qué diferente es también vivir, disponiendo de dinero, en un barrio rico, de malvivir en una boyante ciudad, pero en un suburbio de esos cuya existencia a menudo preferimos ignorar. Y con más dificultades aún si desconocemos la lengua y no cumplimos los requisitos mínimos para poder acceder a los servicios básicos.

  2. Si tener trabajo o estar en el paro, para una familia, ya es la noche o el día…toda una realidad adversa, ya desde el seno de las propias familias que después queda reproducida en la estructura social, sería para tenerlo muy en cuenta tanto en los juicios como en las acciones.
    Me alegro, Félix, de esta ocasión para ver que no has desperdiciado.

Discussion area - Dejar un comentario






He leído y acepto las condiciones generales y la política de privacidad


Información básica sobre protección de datos
Responsable: REVISTA REINADO SOCIAL 21RS (más info)
Finalidad: • Gestión de la adquisición del producto, suscripción o donativo, así como la tramitación de los mismos.
• Envío de comunicaciones relacionadas con el proceso de compra, las suscripciones o los donativos.
• Envío de comunicaciones y ofertas comerciales, por diferentes medios, incluidos los medios electrónicos (email, SMS, entre otros). (más info)
Legitimación: Ejecución de una compra online, suscripción o donativo. (más info)
Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal. (más info)
Derechos: Acceso, rectificación, supresión, cancelación, y oposición. En determinados casos derecho a la limitación del tratamiento de sus datos. (más info)
Información adicional: Puede consultar toda la información completa sobre protección de datos a través del siguiente enlace (más info)
Los enlaces de (más info)