Haced lo que os dicen, pero no lo que hacen

Una vez más el evangelio dominical nos trae una enseñanza importante de Jesús. En esta ocasión se dirige a sus discípulos y a la gente en general. Pero, hoy también, se dirige a nosotros, los que leemos o escuchamos su palabra. Les da, y nos da, unos consejos para que no actuemos como los fariseos y los escribas. ¿Qué hacían o qué no hacían estas personas, importantes e influyentes en la sociedad judía, aquellos que debían dar más ejemplo? Por de pronto no cumplían lo que enseñaban y exigían a los demás. Por eso dice Jesús: “Haced lo que os dicen, pero no lo que ellos hacen”. Esto vale para todos; para los padres que exigen a los hijos lo que ellos no practican; los políticos que hacen leyes para todos, pero después ellos se aprovechan de las circunstancias para no cumplirlas; en eso podemos caer también los sacerdotes que predicamos con la palabra, pero acaso no seamos capaces siempre de predicar con el ejemplo; los que se consideran cristianos, pero no practican el seguimiento de Cristo (dicen que son creyentes, pero no practicantes). La incoherencia en la vida es bastante corriente. Por eso Jesús llama a los fariseos, hipócritas, porque aparentan lo que no son. Les llama “sepulcros blanqueados” y “raza de víboras”. En otra ocasión, dice Jesús: No el que diga: “Señor, Señor, entrará en el Reino de Dios, sino el que hace la voluntad de mi Padre”.

Los fariseos eran, en general, gente buena. Al menos tenían fama de serlo. Pero no todo era trigo limpio, porque “ellos lían fardos pesados e insoportables y se los cargan a las gentes, pero ellos no están dispuestos a mover un dedo para empujar”. Es muy fácil mandar, aconsejar lo que otros tienen que hacer. Pero si no va por delante el propio ejemplo, ni las palabras convencen, ni los consejos son creíbles.

Jesús sigue desenmascarando a los fariseos:”Alargan las filacterías y ensanchan las franjas del manto. Pero todo lo hacen para que los vea la gente”. Un gesto que tenía como finalidad recordar los mandamientos del Señor, ellos lo agrandaban para aparecer como más piadosos, cuando en realidad, sólo lo hacían para aparentar como mejores ante la gente. Esta es una tentación constante, en la vida, por una exaltación de la autoestima mal interpretada.

“Buscan los primeros puestos en los banquetes y los sitios de honor en la sinagoga”. Sin embargo dice Jesús (Lc.14..): «Si te invitan a un banquete de bodas, no te coloques en el primer lugar, porque puede suceder que haya sido invitada otra persona más importante que tú, y cuando llegue el que los invitó a los dos, tenga que decirte: “Déjale el sitio”, y así, lleno de vergüenza, tengas que ponerte en el último lugar. Al contrario, cuando te inviten, ve a colocarte en el último sitio, de manera que cuando llegue el que te invitó, te diga: “Amigo, acércate más”, y así quedarás bien delante de todos los invitados. Porque todo el que ensalza será humillado, y el que se humilla será ensalzado.»

La verdad es que si la humildad y el buen sentido guiasen nuestras actuaciones, cambiaría nuestros comportamientos, y ganaríamos en coherencia.

                                                                                                           Félix González

 

One Response to “Haced lo que os dicen, pero no lo que hacen”

  1. Solo falta creérselo hasta el tuétano.
    El mensaje de Jesús es diáfano.

Discussion area - Dejar un comentario






He leído y acepto las condiciones generales y la política de privacidad


Información básica sobre protección de datos
Responsable: REVISTA REINADO SOCIAL 21RS (más info)
Finalidad: • Gestión de la adquisición del producto, suscripción o donativo, así como la tramitación de los mismos.
• Envío de comunicaciones relacionadas con el proceso de compra, las suscripciones o los donativos.
• Envío de comunicaciones y ofertas comerciales, por diferentes medios, incluidos los medios electrónicos (email, SMS, entre otros). (más info)
Legitimación: Ejecución de una compra online, suscripción o donativo. (más info)
Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal. (más info)
Derechos: Acceso, rectificación, supresión, cancelación, y oposición. En determinados casos derecho a la limitación del tratamiento de sus datos. (más info)
Información adicional: Puede consultar toda la información completa sobre protección de datos a través del siguiente enlace (más info)
Los enlaces de (más info)