El Dios en quien no creo

tu_fuente_me_saciaRecuerdo que hace tiempo escribí unos versos sobre Dios: el Dios en quien creo, y el dios en quien no creo. Hoy me vienen, nuevamente, a la mente.. Y quiero citar algunos de los versos. Cómo me imagino a Dios, ese Dios del que nada o casi nada sé, pero en el que quiero pensar cómo será y cómo no será.

Cuando me imagino a Dios,

al Dios que sólo deseo,

me pregunto preocupado,

si Dios será mi barquero

que me pase a la otra orilla

sin pagar al aduanero.

A ese Dios sí que lo acepto

y nunca le tendré miedo,

porque es el Dios que me espera,

con sus dos brazos abiertos,

al pie del embarcadero

Pero si aquel que me espera

es el dios de los banqueros,

el dios de aquellos que mandan

y que abusan de los pueblos,

el dios de todo el que explota

a los pobres, por dinero,

o el dios de aquel cura viejo

que nos mandaba al infierno,

a ese dios yo no lo quiero.

Se puede quedar en casa,

al calor de su brasero,

y que no salga a esperarme,

porque en ese dios no creo.

                                              Félix González

One Response to “El Dios en quien no creo”

  1. Dice León Felipe desde la misma sensibildad que a ti te inspira:
    .

    DIOS ha existido siempre, hijos míos.
    Antes
    de que falanges y legiones
    lo estampasen
    en sus camisas y pendones.
    Antes
    de que bautizasen con su nombre
    ejércitos y trimotores.
    Antes
    de que clavasen su efigie en la puerta
    de los cuarteles y de las prisiones.
    Antes
    de que lo llevasen colgado del cuello,
    en ricos medallones
    los arzobispos,
    las grandes prostitutas,
    los generales iscariotes. :
    Antes
    de que en la Bolsa fuese negocio
    pronunciar su nombre.
    Dios ha existido siempre para todos,

    para el rico y el pobre,
    como existió la tierra;
    antes de que se la repartiesen los ladrones.
    Y Dios
    era del hombre
    como el agua y el viento.
    Ahora, como el oro, sólo es de unos cuantos señores.
    Y no bendice al justo.
    Bendice la rapiña,
    la traición,
    la trilita de los aviones…
    Y hay un señor en Roma
    que pone el visto bueno a estas bendiciones.
    Oídme bien, hijos míos,
    oídme bien. Yo no soy
    un profesor de odio.
    Quisiera ser un profesor
    de amor.
    Y no sé si vosotros
    sois hijos del carpintero o del Dictador.
    Sé que todos, todos los que me oís,
    sois hijos legítimos de Dios.
    Y os digo finalmente,
    para acabar esta lección,
    y en un tono sencillo,
    sin demagogia y sin rencor,
    que a unos hombres ayer
    otros hombres nos lo robaron todo…
    la patria, el esfuerzo y la canción.
    Y que hoy
    esos mismos hombres, hijos míos,
    nos han robado a Dios.
    .
    León Felipe

Discussion area - Dejar un comentario






He leído y acepto las condiciones generales y la política de privacidad


Información básica sobre protección de datos
Responsable: REVISTA REINADO SOCIAL 21RS (más info)
Finalidad: • Gestión de la adquisición del producto, suscripción o donativo, así como la tramitación de los mismos.
• Envío de comunicaciones relacionadas con el proceso de compra, las suscripciones o los donativos.
• Envío de comunicaciones y ofertas comerciales, por diferentes medios, incluidos los medios electrónicos (email, SMS, entre otros). (más info)
Legitimación: Ejecución de una compra online, suscripción o donativo. (más info)
Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal. (más info)
Derechos: Acceso, rectificación, supresión, cancelación, y oposición. En determinados casos derecho a la limitación del tratamiento de sus datos. (más info)
Información adicional: Puede consultar toda la información completa sobre protección de datos a través del siguiente enlace (más info)
Los enlaces de (más info)