Fernando Fuentes Ortega “in memoriam”

Primogénito de una familia muy querida por mí, Fernando murió el 2 de febrero, unas semanas antes de cumplir los 60 años (era de mi quinta), tras algo más de tres de convivir con un cáncer. Hijo, hermano, esposo, padre, amigo, trabajador de la banca comenzando desde abajo y llegando a director de oficina … y además Valdepeñero y español, enamorado de su tierra y de su país (cuánto te dolerían y te indignarían cosas que ahora vemos y escuchamos, Fernando).

No conozco a nadie que hablase mal de él: apreciado por gente ideológicamente cercana y lejana, por clientes y por compañeros de trabajo actuales y antiguos (muchos de los cuales lloraban abiertamente en su despedida), por médicos y enfermeras que le trataron, por otros pacientes con los que le tocó convivir estos duros años y a los que animaba en los momentos bajos. El cáncer fue un compañero de camino que no buscó pero le salió al encuentro, y que sobrellevó con una entereza que me admiraba: pude visitarlo unos pocos días antes de morir, y su hermana y yo le escuchamos verbalizar sentimientos profundos: al igual que otras personas que han vivido plenamente, Fernando no temía a la muerte. No la deseaba, pero sabía que se aproximaba. Le entristecía no conocer al nieto que estaba en camino, el sufrimiento de sus padres, pero estaba en paz, era consciente de haber llegado al final del camino y pudo despedirse. Les aseguro que escucharle fue una profunda experiencia. Había amado la vida, la había disfrutado, y aceptaba con paz su final: al fin y al cabo, la muerte es la forma natural de terminar la vida, aunque acontezca antes de lo que hubiésemos querido.

Buen conversador, sociable, cordial … es difícil encontrar un adjetivo que lo defina, aunque yo elegiría el de buena persona, el de un hombre cabal, siempre ayudando en lo que podía, hemos sido testigos. Estoy convencido de que conocer a Fernando nos ha dado a muchos de nosotros la oportunidad de ser mejores.

Tras su muerte, no creo haber visto nunca tanta gente acudir a despedir al amigo, al familiar, al vecino que se ha marchado. Para acompañar a su familia, a su esposa, hijos, a sus padres, a sus hermanos, a su hermana … hubiésemos querido ahorrarles el sufrimiento, pero a veces no podemos sino aceptar los mimbres de la vida humana, con su inicio y su final.

Queda ahora llorarlo con paz y honrar su memoria, hasta que llegue el momento de encontrarnos en otra vida que queremos y creemos mejor.

Recen por los enfermos y por quienes les cuidamos.

2 Responses to “Fernando Fuentes Ortega “in memoriam””

  1. Excelente aporte! Mil gracias… Me ha emocionado.

  2. Un recuerdo muy emotivo, escrito desde la reflexión y el cariño. Deseo mandar un abrazo y un consuelo a la familia y amigos,

Discussion area - Dejar un comentario






He leído y acepto las condiciones generales y la política de privacidad


Información básica sobre protección de datos
Responsable: REVISTA REINADO SOCIAL 21RS (más info)
Finalidad: • Gestión de la adquisición del producto, suscripción o donativo, así como la tramitación de los mismos.
• Envío de comunicaciones relacionadas con el proceso de compra, las suscripciones o los donativos.
• Envío de comunicaciones y ofertas comerciales, por diferentes medios, incluidos los medios electrónicos (email, SMS, entre otros). (más info)
Legitimación: Ejecución de una compra online, suscripción o donativo. (más info)
Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal. (más info)
Derechos: Acceso, rectificación, supresión, cancelación, y oposición. En determinados casos derecho a la limitación del tratamiento de sus datos. (más info)
Información adicional: Puede consultar toda la información completa sobre protección de datos a través del siguiente enlace (más info)
Los enlaces de (más info)