¿Ya no existe Dios?

caelum

La pregunta parece extraña, y casi irreverente. Pero no es ni una cosa, ni la otra. Es una realidad. Una realidad sangrante, absurda, y casi de moda.

Es una realidad sangrante, porque sin Dios estamos huérfanos, perdidos en un universo, cuyo rumbo no está en nuestras manos, sin normas de moralidad y con un destino incierto.

Es absurda, porque deja de haber respuestas a tanta preguntas, porque quedamos a expensas de la suerte, porque somos privados de trascendencia, de espiritualidad, porque todo queda reducido a la materia.

Y está de moda, como están de moda las pasarelas que insinúan las tendencias, como está de moda presumir de ser autosuficiente, como está de moda querer vivir sin ataduras que vengan de fuera.

Dios ya no existe. El Dios de Abrahán, Isaac y Jacob, ha muerto (lo han matado); el Dios de Jesucristo se ha hecho añicos, como un espejo roto. Y de los mil trozos del espejo, se han creado otros tantos dioses (con minúscula), a los que adoramos, veneramos y obedecemos. Y estos dioses tienen nombre; se llaman: fútbol, dinero, fama, prestigio, poder, libertinaje, independencia, etc.

Sólo hay que observar las muchedumbres saliendo los domingos de los diversos estadios; las triquiñuelas y engaños para enriquecerse de manera deshonesta; las mentiras para lograr fama y prestigio; la lucha por mandar; el no querer someterse a las normas…

Esa es una gran parte de la sociedad que hemos creado, que vive como si Dios ya no existiera; que se hace la ilusión de que puede nombrar y crear sus propios dioses.

Pero Dios sigue existiendo, y sigue pendiente de la felicidad de los humanos, aunque los humanos no lo sepan o no lo quieran aceptar. Y de ahí surgen tantos desequilibrios, tantas depresiones, tantas luchas, tanto desorden y tanta infelicidad.

Porque como decía San Agustín de Hipona: “Nos has creado, Señor, para Ti, y nuestro corazón está inquieto hasta que descanse en Ti”

Félix González.

2 Responses to “¿Ya no existe Dios?”

  1. Dios es inaprensible e inimaginable.
    Llamamos Dios a esa fuerza creadora y ordenadora que constatamos en todo lo creado y le llamamos Dios porque somos capaces de intuirlo y precisamente, por eso, nos llamamos hombres.
    Además en todo tiempo el hombre ha sentido que Dios le ‘oye’ y que forma parte de su esencia revelarnos el modo de acortar la distancia infinita.
    El cristiano es el privilegiado que, aun reconociendo esta imposible distancia, se le muestra Dios en Jesucristo con una potencia que por los siglos fue desconocida: su cercanía infinita.
    “Ya no os llamo siervos sino amigos”
    “Ve y dile a mis hermanos”
    “Qué amor nos ha tenido el Padre para llamarnos hijos de Dios, pues ¡lo somos!”
    “Para que todos sean uno; como tú, oh Padre, en mí, y yo en ti, que también ellos sean uno en nosotros; para que el mundo crea que tú me enviaste.”
    .
    Existe este Dios, un Dios que se nos revela cada día y que deja marchito el Dios del día anterior.
    Por tanto, mientras seamos imagen de Dios caducado solo percibirán quienes se pregunten por él: un Dios que no existe.
    El Dios que existe es el que no queda sofocado por la necesidad de concretarlo. Dios en nosotros, que somos Cristo, existe en cada momento y fluye por cada abertura de nuestro Ser. No sabemos cómo va a actuar, no podemos dirigirlo solo prestarnos al Dios que Existe en Nosotros.

  2. Estupenda tu colaboración, Susana. Esta vez te has superado a ti misma. Parece tu escrito un compendio de Teodicea y de Teología sobre Dios. Gracias.

Discussion area - Dejar un comentario






He leído y acepto las condiciones generales y la política de privacidad


Información básica sobre protección de datos
Responsable: REVISTA REINADO SOCIAL 21RS (más info)
Finalidad: • Gestión de la adquisición del producto, suscripción o donativo, así como la tramitación de los mismos.
• Envío de comunicaciones relacionadas con el proceso de compra, las suscripciones o los donativos.
• Envío de comunicaciones y ofertas comerciales, por diferentes medios, incluidos los medios electrónicos (email, SMS, entre otros). (más info)
Legitimación: Ejecución de una compra online, suscripción o donativo. (más info)
Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal. (más info)
Derechos: Acceso, rectificación, supresión, cancelación, y oposición. En determinados casos derecho a la limitación del tratamiento de sus datos. (más info)
Información adicional: Puede consultar toda la información completa sobre protección de datos a través del siguiente enlace (más info)
Los enlaces de (más info)