Domingo XXX de Tiempo Ordinario

fariseo-publicano

(El que se humilla será enaltecido)

Para resaltar el valor de la humildad y la sencillez, Jesús puso esta parábola o ejemplo, a aquellos que le escuchaban. Dos hombres que van a rezar al templo. Uno era un fariseo, es decir, alguien que se tenía por bueno, cumplidor de las leyes y normas de su pueblo y de su religión. El otro era un publicano, es decir, alguien a quien todos consideraban como un pecador, persona de mala fama.

¿Qué hacen uno y otro? El fariseo, colocado en lugar visible, de pie, daba gracias a Dios, porque:”no soy como ese publicano, yo hago toda estas cosas buenas. Y las iba enumerando, como recordándoselas a Dios. Por el contrario, el publicano, se quedó atrás, medio escondido, avergonzado, y pedía perdón a Dios, porque se consideraba un pecador.

Conclusión que   saca Jesús: el fariseo se mostró orgulloso, soberbio, mejor que otros, no podía compararse con el publicano que estaba atrás. Daba gracias a Dios por ello, y todo el mérito se lo atribuía a sí mismo, porque era muye. El publicano, sin embargo, era humilde, no se creía mejor que nadie; y pedía perdón. ¿Cómo salieron del templo ambos? El fariseo, salió con un pecado más, de orgullo y soberbia; el publicano salió perdonado y arrepentido. Las últimas palabras de Jesús en esta ocasión, fueron estas: “Todo el que se enaltece, será humillado; y el que se humilla, será enaltecido.

Ante Dios, nuestra postura debe ser de acción de gracias porque podemos contar con su ayuda, y de arrepentimiento, porque no siempre actuamos bien, y muchas veces tenemos que reconocer que metemos la pata. La oración debe ser, siempre, humilde, sencilla y agradecida. No tenemos ningún motivo ara enorgullecernos. Cuando comenzamos la Eucaristía, no lo hacemos considerándonos mejores que nadie, sino reconociendo nuestras faltas, y pidiendo perdón. Por eso es tan importante llegar a tiempo a la celebración de la Eucaristía, unos minutos antes de empezar. De lo contrario nos perdemos el acto penitencial, que es parte importante y esencial de la celebración de la Eucaristía. De lo contrario nos pareceríamos al fariseo, que cree que no necesita pedir perdón y sentirse perdonado.

Como ya sabemos, hoy es el “Día Mundial de las Misiones”, que llamamos con el nombre de DOMUND. Un día que debe ser importante para cualquier creyente. Tenemos presentes en la oración y en el corazón, a tantas personas, hombres, mujeres y familias enteras, con los hijos, que han dejado su tierra, sus costumbres, sus comodidades, su lengua, todo, para ir a otros lugares donde todavía no conocen la buena noticia de Jesús. Hoy se nos pide, se nos exigen, tres cosas como mínimo: Que les recordemos con cariño y admiración; que les tengamos presentes en nuestra oración; que les ayudemos materialmente, en la medida que podamos, porque la gente a la que van, no solamente no conocen a Jesús, sino que suelen ser os mas obres (ese famoso tercer mundo). El lema de esta jornada del Domund, dice así: “Sal de tu tierra”.

El Papa Francisco habla, con frecuencia, de una Iglesia “en salida”. Es decir: que no se mira a sí misma, que tiene que salir en busca del que a necesita. Salir para ir a os que no conocen el evangelio, porque todos los pueblos y culturas tienen derecho a recibir el mensaje de salvación. Seamos generosos en nuestra oración, en nuestro cariño, y en nuestra ayuda económica. No todos podemos ser misioneros en tierras extrañas, pero todos podemos contribuir a que haya otros que lo hagan, sintiéndonos solidarios.

Félix González

 

Discussion area - Dejar un comentario






He leído y acepto las condiciones generales y la política de privacidad


Información básica sobre protección de datos
Responsable: REVISTA REINADO SOCIAL 21RS (más info)
Finalidad: • Gestión de la adquisición del producto, suscripción o donativo, así como la tramitación de los mismos.
• Envío de comunicaciones relacionadas con el proceso de compra, las suscripciones o los donativos.
• Envío de comunicaciones y ofertas comerciales, por diferentes medios, incluidos los medios electrónicos (email, SMS, entre otros). (más info)
Legitimación: Ejecución de una compra online, suscripción o donativo. (más info)
Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal. (más info)
Derechos: Acceso, rectificación, supresión, cancelación, y oposición. En determinados casos derecho a la limitación del tratamiento de sus datos. (más info)
Información adicional: Puede consultar toda la información completa sobre protección de datos a través del siguiente enlace (más info)
Los enlaces de (más info)