La homilía de Iceta…