Una huelga, una película y un disparate

Las señoras de la limpieza del hospital han estado una semana de huelga: no tuvieron otra alternativa tras dos meses sin cobrar. Están atravesando una pesadilla que ojalá termine pronto. Ahora la empresa –que según parece sigue sin cobrar un centavo de la sanidad autonómica- ha pedido un crédito y les ha prometido que esta semana les pagará uno de los meses atrasados. Han sido unos días malísimos para ellas y para todos. Además no creo que los trabajadores sanitarios “de plantilla” hayamos sido excesivamente solidarios con ellas, salvo algunas palabras de simpatía. Esta situación a la que se han visto abocadas en nada ayuda al buen funcionamiento de un centro que se ocupa de pacientes tan necesitados de buen ambiente como son los lesionados medulares. La injusticia que se está cometiendo con ellas salpica a todos los que aquí trabajamos: pacientes, familiares y sanitarios.

Comentar también que el gobierno de esta autonomía ha rescindido los contratos que le ligaban a la construcción del nuevo hospital de la ciudad, comenzado con el anterior gobierno. Se trata de una obra faraónica, que tiene un kilómetro de extremo a extremo y que iba a ser el buque insignia de la sanidad de esta autonomía. Ahora se ha convertido en un esqueleto de hormigón, en realidad una escultura al despropósito y la mala gestión de los fondos públicos, un ejemplo del disparate insostenible que fue la política sanitaria en esta parte del país. Daría risa si no fuese porque produce rabia, frustración y vergüenza: la que da imaginar los cientos de millones de euros que se han enterrado ya en esta obra inacabada (y en muchas otras). Cuando en Zambia me hacían preguntas sobre España intentaba irme por la tangente: hay que tener en cuenta que los despilfarros de aquí, traducidos a kwachas (la moneda zambiana), se cuantifican en trillones y cuatrillones. Se han malgastado sumas casi incalculables que suponen el PIB de países enteros, y eso aparentemente sin responsables directos ni indirectos. Así nos luce el pelo: las señoras de la limpieza no cobran, las farmacias tampoco y los desempleados crecen de día en día.

 Finalmente, en otro orden de cosas bien diferente, recomendar una película llena de poesía que vi ayer: “La fuente de las mujeres”, una obra deliciosa que narra la historia de las mujeres de una pobre aldea posiblemente del atlas marroquí y su lucha por unas mejores condiciones de vida. Hay un buen número de temas en ella, no sólo femeninos: todos los hombres se ven forzados a tomar una postura y los diversos personajes pagan diversos precios. Se la aconsejo de veras, hace reflexionar y nada tiene que ver con la inmensa mayoría del cine que se hace actualmente. Transmite esperanza en medio de una realidad hostil y difícil.

Así, entre luces y sombras, tal como es la vida humana, aquí estamos intentando atender a nuestros pacientes lo mejor que podemos y sabemos.

 

Recen por los enfermos y por quienes les cuidamos.

Share

2 Responses to “Una huelga, una película y un disparate”

  1. Gracias por escribir todo esto desde la experiencia que vives en el hospital. Parece que el dinero de todos no interesa a quienes entran y salen de los gobiernos, salvo para enriquecerse unos cuantos -que ya son demasiados- desde los pasillos oscuros de la corrupción, dejando esqueletos de hormigón como símbolo de la ruina que están provocando a tantas buenas y sencillas gentes trabajadoras como las señoras de la limpieza del hospital y los sanitarios que intentan hacer la vida llevadera a los enfermos más allá de la política sanitaria de despropósitos que se ha instaurado en este país.
    Sí hace mucha falta que recemos por lso enfermos y por todos los que los atendeis.
    Me gustaría mucho ver esa película que transmite lucha y esperanza y que cuando decidí ir a verla ya no estaba en ningún cine. ¿Está ya en DVD?

  2. Vaya dos temas la huelga y el disparate…se suman a los desatres de la mala gestión de lo gobernantes…en cada comunidad hay tema para hablar largo y tendido….
    Nos estamos convirtiendo en una sociedad en la que los pilares de siempre como la enseñanza o la sanidad, importantisimos…los estamos viendo como poco a poco los van arruinando.
    La pelicula la anoto y lo tendré en cuenta para verla.
    Recibe mi saludo.

Discussion area - Deja un comentario





Current ye@r *