¿Qué es la abnegación?

Abnegación es que tu esposa se rompa el cuello a los 39 años y cuidarla desde entonces, ahora que tienes más de 70. Día tras día, mes tras mes, año tras año, cambiarle de postura cada 3 horas, limpiarla cuando se ensucia, cambiar la sonda urinaria cuando se obstruye, sacar las cacas del recto cuando se atasca, dedicarle 21 horas al día y tener 3 para ti. Y cuando envejece y enferma y queda conectada a un respirador, darte cuenta de que tendrás que dedicarle 23 horas y media y tendrás media hora para ti, para salir a tomar un café y leer un periódico sin estar pendiente de una alarma que se dispara o un timbre que suena porque te necesita.

Abnegación es que tu pareja tenga una enfermedad en la que se generan tumores dentro del cráneo y hayan tenido que operarla ya 8 veces, y cada vez quede peor que la anterior, y vaya perdiendo la capacidad de deambular, de fonar adecuadamente, de comer por la boca … y seguir a su lado a pesar de todo lo pasado y de lo que os espera.

Abnegación es que a tu hijo lo voltee una vaquilla y sufra una lesión medular tan alta que quede dependiente a tiempo completo de ventilación mecánica, y de eso hace ya 8 años, y ni un solo día hayas fallado a su lado, tú que casi no tenías estudios y que tuviste que aprender a manejar un aspirador de secreciones, un concentrador de oxígeno, un respirador portátil …

Y vivir todo eso sin echar la culpa a nadie ni maldecir a la vida, incluso sonriendo a veces e intentando disfrutar de los motivos que quedan: la visita de un familiar, un buen día en el fisioterapeuta, un programa de televisión, una conversación con un amigo …

Todos estos son casos reales de este hospital, personas cuya vida quedó radicalmente modificada por una lesión medular o cerebral, en una situación sumamente adversa que han tenido que habitar, y que además es irrevesible: no cabe espera mejoría, solamente puede aspirarse a que no empeore todavía más. He podido ver en primera persona lo que es la abnegación verdadera, algo que no había entendido nunca y que ahora me resulta claro como el cristal: renunciar a una vida propia para dedicarla a otro, para hacer que un ser querido pueda sobrevivir. Nada tiene que ver con las privaciones voluntarias ni con los sacrificios mal entendidos que a nadie ayudan. Tiene que ver con lo prosaico de dar de comer por una sonda,  limpiar cacas y retirar bolsas de orina,  ajustar los parámetros de un respirador cuando se dispara una alarma, acompañar cuando ya no quedan fuerzas.

Recen por los enfermos, por quienes les cuidamos y por España.

Discussion area - Dejar un comentario






He leído y acepto las condiciones generales y la política de privacidad


Información básica sobre protección de datos
Responsable: REVISTA REINADO SOCIAL 21RS (más info)
Finalidad: • Gestión de la adquisición del producto, suscripción o donativo, así como la tramitación de los mismos.
• Envío de comunicaciones relacionadas con el proceso de compra, las suscripciones o los donativos.
• Envío de comunicaciones y ofertas comerciales, por diferentes medios, incluidos los medios electrónicos (email, SMS, entre otros). (más info)
Legitimación: Ejecución de una compra online, suscripción o donativo. (más info)
Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal. (más info)
Derechos: Acceso, rectificación, supresión, cancelación, y oposición. En determinados casos derecho a la limitación del tratamiento de sus datos. (más info)
Información adicional: Puede consultar toda la información completa sobre protección de datos a través del siguiente enlace (más info)
Los enlaces de (más info)