IV Domingo del Tiempo Ordinario

bienaventuranzas fano 2017

(Desde un monte, Jesús anuncia las Bienaventuranzas)

Las Bienaventuranzas, pronunciadas por Jesús, vienen a ser como la “carta magna” del Reino de Dios. Es decir aquella guía para ser felices, que es lo que Dios quiere para todos los hombres. Pero que, sin embargo, al no ponerlas en práctica, el hombre se empeña en no ser feliz, en llevar una vida desgraciada, y en hacer desgraciados a otros. (más…)

III Domingo del Tiempo Ordinario

pescadores1

(Jesús anunciaba la Buena Noticia, y curaba las dolencias del pueblo)

La parte del Evangelio que hoy hemos leído y escuchado, comenzaba así:”Cuando Jesús se enteró de que Herodes había mandado encarcelar a Juan Bautista, dejó Nazaret y se trasladó a Cafarnaúm”. Jesús no era un temerario, ni se exponía a ser encarcelado, también. Tenía una gran tarea que cumplir. Y parte de esa tarea la ha señalado el evangelista, cuando dice (lo hemos oído):”Desde entonces, empezó Jesús a predicar diciendo: arrepentíos porque está llegando el reino de Dios”. Una llamada a la conversión, es decir, a tratar de eliminar todo lo que en nuestra vida no es conforme con lo que Jesús va sembrando con su palabra y con su vida. (más…)

El Cristo roto

Captura de pantalla 2017-01-18 a las 9.31.49

Hace muchos años, un cartel anunciando alguna campaña, traía, sobre fondo blanco, la imagen rota de Cristo clavado en la cruz, con la particularidad de que la imagen aparecía como si estuviese resquebrajada y rota. Debajo de la imagen había una leyenda que decía: “Cuando el Cristo roto recobre su unidad, el mundo sabrá quién es su verdadero Salvador”. Aquel cartel publicitario me llamó tanto la atención, o hirió tanto mi sensibilidad, que se quedó, para siempre, en mi memoria, después de pasar por mi corazón. (más…)

II Domingo del Tiempo Ordinario

cordero-enmerjosa

(Este es el Cordero de Dios, que quita el pecado del mundo)

Este domingo, aunque corresponde al ciclo de domingos del “tiempo ordinario”, se halla todavía muy cercano al tiempo de Navidad y Epifanía, y, por ello, el Evangelio se parece tanto al que escuchamos el domingo pasado, fiesta del Bautismo del Señor. Juan Bautista presenta a Jesús como Hijo de Dios, el Enviado. (más…)

Pasaron las fiestas

adornos 17

Sí, pasaron…pero volverán, como las “oscuras golondrinas” de Gustavo Adolfo Bécquer. Volverán.

Las horas vuelven cada día; vuelven los días de cada semana; se repiten los años… Solo la vida no vuelve, no se repite; “aquellas que aprendieron nuestros nombres, esas…¡no volverán! (más…)

25 de Diciembre: NAVIDAD

Navidad_25Diciembre

(Se hizo hombre y acampó entre nosotros)

Hoy, la lectura del Evangelio de la Misa del día, está tomada del Prólogo del Evangelio de San Juan, y es una de las piezas más hermosas, que nos centra el sentido de la fiesta de hoy, en que celebramos el Nacimiento de Jesús, en nuestro mundo; el Emmanuel (“Dios- con- nosotros”, o “Dios- entre- nosotros”). (más…)

La locura del mundo

guerra

Cuando nos cuentan o nos enteramos de algún hecho trágico o monstruoso, de los muchos que ocurren en el mundo, a diario, solemos exclamar:”El mundo está loco”. Y al decir “mundo” nos referimos a las personas que habitamos esta tierra. (más…)

¡¡Felicidades!!

odres-nuevos-dibu-4-enero-2015-color

(Y en la tierra Paz, a los hombres que ama el Señor)

Llegadas estas fechas, cercanas a la Natividad del Señor, todo el mundo creyente se moviliza, como movidos por un resorte, para expresarse las felicitaciones, y manifestar, al menos una vez al año, el cariño mutuo, la amistad, y la solidaridad. (más…)

Navidad: milagro de amor

IMG-20161204-WA0006

(Acampó entre nosotros)

La liturgia de la iglesia está llena de grandes acontecimientos, que jalonan la “Historia de la Salvación”. Y entre ellos, hay que destacar los dos que sobresalen por su significado y por sus efectos, con respecto a la humanidad: La Navidad (Dios que se hace humano) y la Resurrección (sin la cual, nada tendría sentido). (más…)

Tercer Domingo de Adviento

tercer-domingo-de-adviento

(…y los pobres son evangelizados)

Según el Evangelio, Juan Bautista estaba prisionero en la torre de Maqueronte, por orden de Herodes. Y le habían llegado ecos de lo que Jesús hacía. Naturalmente, la manera de hacer de Jesús era muy distinta de la forma de actuar de Juan. Y quería saber si Jesús era al que esperaban como el Mesías, a pesar de que él le había señalado, allí junto al Jordán, como al que esperaban y al que él no era digno de desatarle la correa de su sandalia. Se ve que la cárcel da mucho que pensar, porque hay mucho tiempo sin ocupación y mucha soledad. Y envió a dos de sus discípulos a donde estaba Jesús, para preguntárselo directamente. (más…)