Atados a Cristo

24 agostoMt 16,13-20

Cuando el Señor escucha a Pedro, le da una misión: “Tú eres Pedro, y sobre esta piedra edificaré mi Iglesia”. Entre otras cosas le da la facultad de atar y desatar. La fe que Pedro confiesa nos ata a cristo, a no poder vivir sin Él, a cimentar la vida sobre la roca y no sobre arenas movedizas.

Quien está atado a Cristo, queda desatado de los vínculos que esclavizan y empañan nuestra dignidad de hijos de Dios. Creer en Jesús significa que Él nos conduce a la libertad y a la vida. Ahí radica el valor de las llaves, en que nos abren la puerta de la vida. Colaboremos con Pedro en la edificación de la Iglesia, de nuestra familia.  (más…)

Share

Lo que salva es la fe

lo que salva es la feMt 15,21-28

La insistente confianza de a mujer hace que se produzca la curación de su hija. Ella no se agarra a “flotadores” o “salvavidas” en medio de la tempestad que está viviendo. Se aferra, con toda la dificultad, únicamente a Jesús. Él es para ella el Salvador. ¡Cuánta gente que no está cercana a la Iglesia, al Evangelio, pero que tienen un corazón sincero y puro, queden agarrarse a Jesús -y Jesús las premia-!  (más…)

Share

Con la fe no te hundes

evangelio 10 agosto fanoMt 14,22-33

Es la fe la que nos posibilita seguir a Jesús en las más variadas circunstancias. Nos puede ocurrir que nuestra fe decaiga, desfallezca o que nos entre temor. Tengamos la humildad y la lucidez entonces de decir como Pedro: “Señor, sálvame”. Jesús extenderá la mano y nos agarrará. ¿Cuántas veces hemos notado esa mano de Jesús en nuestra vida?

Hay algo que nunca falla, con la fe no te hundes, flotas. Ya pueden llegar desafíos familiares, laborales, económicos , de salud, que Jesús no dejará nunca que nos hundamos y nos ahoguemos en los vaivenes que la vida trae consigo. Miremos siempre a Cristo. Es el único que puede alentarnos en medio de las inseguridades de nuestra vida. Él es nuestro único salvavidas. Mirémosle a Él y no s nos fijemos solo en los problemas que terminarán por amenazar nuestra estabilidad. (más…)

Share

Todo se multiplica

cuenta y calcula colorMt 14,13-21

En el amor de Jesús todo se multiplica. Panes que salen de su Corazón y que, a su vez, vienen de corazones generosos. Peces que se comparten y que quitan el hambre. Su Corazón grande, inmenso, siempre está en plena faena y movimiento. Hace falta que el Corazón de Jesús multiplique nuestro pobre pan y nuestras redes vacías en tantas ocasiones…

Multipliquemos con gestos, cercanía, oración y amor las situaciones en las que la fe ayuda a que nuestros corazones latan al ritmo de ese incomparable Corazón que es el de Jesús. No olvidemos compartir panes y peces con los pobres. Acerquémonos cada Domingo a la eucaristía, en a que se nos ofrece el banquete del reino, para que Él entre en nuestras vidas y nosotros mismos nos convirtamos en pan ofrecido y sangre derramada, que se descubren en el amor multiplicado. (más…)

Share

Juego de pistas

eucaristia perla preciosa fanoMt 13,44-52

 “El reino de los cielos se parece a un tesoro…”. ¡Cuántos niños y mayores juegan a encontrar el tesoro a través de pruebas y de los más divertidos juegos! En la vida pasa casi lo mismo. Lo que sucede es que no nos damos cuenta de que el tesoro está más cerca de lo que creemos. Pasa desapercibido. Hemos de ser buenos “rastreadores” de pistas para encontrar a Aquel que va a llenar de alegría nuestra vida. Un buen ejercicio para descubrir el tesoro puede ser el ir reconociendo ejemplos de posibles pistas donde podemos encontrarlo: “El reino de los cielos se parece a aquel enfermo que llenó de esperanza a todos los que tenía a su alrededor”, “el reino de los cielos se parece a aquella misionera que, a pesar de sus años, atiende como enfermera a las personas de un poblado de África”, “el reino de los cielos se parece a aquella empresaria generosa que actúa más con el corazón que con los criterios de la empresa”, “el reino de los cielos se parece a un periodista honrado y solidario, que hace su trabajo con principios éticos y a pleno rendimiento”… (más…)

Share

Corazones para el Reino

cizaña-y-trigo-fano-colorMt 13,24-43

Todos lo sabemos, en nuestro mundo hay gente con corazón y gente que tiene el corazón “enlatado” -ojalá transitoriamente-. Gente que hace el bien y gente que solo mira por sí misma. Gente desprendida y generosa y gente que va buscando su interés.

Jesús a la hora de contar su parábola era consciente y realista de lo que suele ocurrir. Hay una mezcla de bien y de mal. Una mezcla en nosotros mismos, pues no estamos del todo “convertidos” hacia el Reino. Y una mezcla fuera, pues incluso el que hace el mal seguro que tiene su “corazoncito”. Él siempre nos da oportunidades para crecer en el jardín de su Reino. Nos nos amenaza con las tijeras de la poda y la destrucción. (más…)

Share

Con Felipe VI

con felipe vi

De vez en cuando sabéis que me gusta compartir con los amigos del blog fotos, noticias, etc., además de los comentarios al Evangelio dominical. Hoy es uno de esos días en los que tengo algo que compartir. Esta mañana he asistido a un acto militar en S. Fernando, presidido por el Rey. A mí me han invitado y he acudido. Lo que no me esperaba era poder saludar y fotografiarme con Felipe VI, incluso hablar con él. (más…)

Share

No hacer “zapping” con la Palabra

Mparabola-sembrador-fanot 13,1-23
Anoche me decía una joven en una convivencia en nuestra Casa P. Damián de Jerez, que se aburría tremendamente con las homilías y que hacía “zapping”.

Creo que todos los sacerdotes hemos de revisarnos y practicar lo que decía Francisco en Evangelii Gaudium. Mejor pongo las claves más abajo para los que quieran “ampliar”. Hace poco estuve también en un triduo y escuché una homilía de 30 minutos en un día laborable… Me quedé admirado de lo tantísimo que se puede hablar. (más…)

Share

En “Alfa y Omega”

masterchef en alfa y omega

Hoy, 10 de julio, aparece este comentario en “Alfa y Omega” a “MasterChef de la santidad”. Todo un lujo. Aprovecho para agradecer a tantas personas la acogida y difusión que están dando al libro, que no pretende otra cosa que animarnos en el camino de la santidad. (más…)

Share

El cansancio del desamor

descansando con JesusMt 11,25-30

El Corazón de Jesús es lugar para nuestro reposo, sosiego en nuestros agobios y consuelo en los momentos más duros. Ese descanso no nos paraliza, sino que dinamiza nuestra entrega. No es descanso del que huye responsabilidades y trabajos. Es descanso para centrar la vida y sentir en manos de quién estamos. La situación más grave que podemos atravesar es la de renunciar a amar por cansancio. Cansados de que nos hieran, de críticas amargas, de diferencias irreconciliables, quizá pensemos que el yugo es una carga demasiado pesada para nosotros. (más…)

Share