Masacre y respuesta…

Desde la Escuela…

Acabo de formar parte de un tribunal de fin de grado en magisterio, Jana ha presentado un trabajo acerca del diálogo interreligioso en las aulas, un proyecto de intervención para el diálogo y el encuentro entre religiones y cultura, para niños de primaria que son musulmanes, evangélicos y católicos, en una barriada pobre, de inmigrantes, etnia gitana… y esto el día después de otra masacre. Esta debe ser nuestra respuesta, también con los niños y desde los niños, , somos vecinos y hermanos, hay mostruos pero estamos juntos frente a ellos, no nos van a separar, nos queremos conocer y querer.

Me encanta la reflexión de este hermano y amigo sociólogo que es Imanol Zubero. A ella me sumo desde el trabajo de Ana y desde mi quehacer en esta facultad de educación en Badajoz:

Releyendo a Bauman el día después de la matanza de Niza (y escuchando a Zaz)

Un muñeco junto a una de las víctimas.

¡Qué seguro, confortable, cálido y amigable sería el mundo si fueran los monstruos y sólo los monstruos quienes perpetraran actos monstruosos!

Daños colaterales, Fondo de Cultura Económica, 2011, p. 182.

Europa fue capaz de vivir y aprendió el arte de vivir con los demás. En Europa, como en ningún otro lugar, “el Otro” es el vecino de la puerta de al lado o al otro lado del pasillo, y los europeos, tanto si les gusta como si no, deben negociar los términos de su vecindad a pesar de las diferencias y la alteridad que los separa.

Ceguera moral (con L. Donskis), Paidós, 2015, p. 238.

Y en esta tensión debemos seguir viviendo. Entre la posibilidad de que el monstruo sea la persona que vive en la puerta de al lado y la necesidad ineludible de reconocer y construir la vecindad a pesar de la alteridad. No dejándonos ganar por el miedo que tantas veces nos lleva a convertirnos en el mismo monstruo al que queremos combatir. No renunciando a mejorar en el arte, tan trabajosamente aprendido, de vivir con los demás, y no sólo con los nuestros. (Imanol Zubero)

Creo firmemente que la solución viene por aprender a ser vecino y no por atacar para defenderno. La mejor defenesa no es buen ataque, sino un buen camino de justicia y dignidad, de fraternidad compartida, de verdadera vecindad. Y es posible en la escuela y en la calle.. es posible.

Share

La aspiración al amor verdadero

A la luz del Papa Francisco

Preparando el material para las jornadas de formación para universitarios acerca de la afectivadad y las relaciones, nos detenemos en el juzgar, buscamos luces iluminadoras, evangelizadoras acerca del amor. Para ello nos detenemos también en el pensamiento cercano y sencillo del papa Francisco que nos ayuda a profundizar en la afectividad realizada en el amor de Cristo,élnos presenta, desde las claves que da san Pablo en su himno a la caridad en la carta a los Corintios, las pistas para discernir y aspirar al mejor corazón, al mejor carisma y a la mayor felicidad, al amor más auténtico. No es una obligación, se trata de una sensibilidad integrada e incrustada en nuestras entrañas, de un modo de ser y de sentir con respecto a nosotros mismos, los demás y Dios. Lo tomamos de su comentario al texto paulino en la exhortación “Amoris laetitia” (La alegría del amor). Lo hemos sintetizado como algo nuclear del documento y del pensamiento del Papa, aunque no es lo que más se difunde. En las jornadas de formación de los jóvenes universitarios será tema central a la hora de juzgar acerca de la afectividad y de las relaciones.

Dias bonitosPor un amor verdadero:

I.- El amor es paciente, su paciencia se afianza en el reconocimiento de que el otro también tiene derecho a vivir en esta tierra junto a mí, así como es. Que tu amor sea ejercicio de una profunda compasión que te lleve a aceptar al otro como parte de este mundo, también cuando actúa de un modo diferente a como a ti te gustaría.

II.- El amor es servicial, se expresa más en las obras que en las palabras, se hace fecundo cuando nos entregamos y nos donamos sin medidas, sin reclamar nada a cambio, cuando lo hacemos por el solo gusto de dar y de servir.

III.- El amor no tiene envidia sino que procura descubrir su propio camino para ser feliz, dejando que los demás encuentren el suyo. Lo que sí hace es rechazar la injusticia y buscar a los que sufren para ser causa de su alegría, con deseos de verdadera equidad.

IV.- El amor es humilde y sabe que para poder comprender, disculpar o servir a los demás de corazón es indispensable sanar el orgullo y cultivar los sentimientos de humildad.

V.- El amor camina por la senda de la amabilidad, genera vínculos, cultiva lazos, crea nuevas redes de integración, construye una trama social firme. Para ello ejercita la capacidad de decir palabras de aliento, que reconfortan, que fortalecen, que consuelan, que estimulan.

VI.- El amor se hace excelente cuando se desprende de sí mismo y es capaz de ir más allá de la justicia, se desborda en gratuidad total sin esperar nada a cambio, hasta llegar al amor más grande que es dar la vida por los demás.

VII.- El amor no se deja vencer por el mal, reacciona ante la molestia con la bendición del corazón, deseando el bien del otro, orando por su liberación y sanación del espíritu del mal, deseando su bendición.

VIII.- El amor no permite que los malos sentimientos penetren en sus entrañas, no deja que el rencor se adueñe de sus sentimientos, al contrario intenta comprender la debilidad ajena y trata de excusar a las personas como hacía Jesús.

IX.- El amor huye de la venganza que se alegra de la injusticia ajena, sino que se alegra con el bien del otro, cuando se le reconoce la dignidad, cuando se valoran sus capacidades y sus buenas obras. Le hace feliz la felicidad del otro porque no se cierra en si mismo ni en sus propias necesidades.

X.- El amor no se deja vencer por las amenazas, se impone contra toda dificultad o juicio, no exige que el amor del otro sea perfecto para valorarlo. Acepta que el otro ama como es y como puede, con su límites, que su amor es real aunque sea limitado y terreno. Por eso convive con la imperfección, la disculpa y saber guardar silencio ante lo limitado del amado.

XI.- El amor confía, deja en libertad, no domina ni posee. Favorece con su libertad la sinceridad y la trasparencia del otro al donar confianza, le ayuda a mostrarse realmente como es.

XII.- El amor sabe de esperas y de esperanzas, sabe que el otro puede cambiar, que en su interior está el bien, y sobre todo sabe que en el corazón del Padre está llamado a la plenitud del Cielo, por eso le puede mirar con esperanza, en plenitud aunque ahora no sea visible su amor.

XIII.- La persona que ama es fuerte, capaz de romper la cadena del odio y del mal, lo soporta todo y no se deja dominar por el rencor, el desprecio hacia los otros, o de lastimar o cobrarse de algo. El amor lo es a pesar de todo, es más fuerte que la muerte.

Conclusión:

cruzmano“Y si no tengo amor no soy nada…”

Share

Juventud, afectividad y moda

“Más allá del botellón”

Navalperal de Tormes, Solana de Ávila, Puerto perales, Losar de la Vera… Son nombres y lugares de verano que me llenan de fuerza y de vida a través de los jóvenes  estudiantes extremeños con los que he compartido vivencias de formación en  claves de humanismo cristiano que, de alguna manera, han ido jalonando también mi propia vida y mi  ministerio en medio de ellos.Ahora ya estamos preparando las jornadas que celebraremos los próximos días, del 23 al 30  de Julio, en la garganta de Cuartos, en el albergue-campamento de la diócesis de Plasencia.

Adolescentes y moda

Los jóvenes de la Juventud Estudiante Católica, estudiantes de instituto y universidad, se plantean cada año aspectos de su formación humana y cristiana que necesitan y por los que tienen verdadero  interés, en orden a ir construyendo sus vidas y dando pasos de unificación y madurez personal. Concretamente este año, los de secundaria han optado por adentrarse en el mundo de las modas  para analizar aspectos tan importantes como qué son, cómo funcionan, qué lenguajes utilizan, a quiénes se dirigen, con influyen y configuran el pensar y el sentir de los jóvenes, que ganchos y prejuicios utilizan, que consecuencias tienen a nivel personal, ambiental, estructural… Se trata de descubrir esas modas y de ver cómo están siendo ellos en medio de ellas. Después se adentrarán en contrapuntos  y dialécticas, con el deseo de ser auténticos y originales, rompiendo esquemas uniformados de influencia externa social, económica, cultural. El evangelio será lugar de referencia y la humanidad de Jesús que se impone a modas que no son de vida ni de verdad, él que es la verdad y la vida, y muestra otro camino, que no es de éxito sino de fecundidad y de realización integral de las personas. Desde este querer ser libres y originales, aparecerán los caminos para integrar las modas superándolas, siendo ellos los que las manipulen y no al revés. El tema se abre con un horizonte inusitado. Un grupo de animadores expertos están dándole al coco para ayudarles en este deseo tan limpio que tienen de formarse y crecer en su propio medio y ambiente.

“Afectividad, sexualidad y pareja”

Los de universidad se atreven con un tema complejo y fundamental: “la  afectividad, los sentimientos, la  pareja, la sexualidad”. Todo ese mundo de relaciones y afectos que acaban determinando quiénes y cómo somos, sentimos, pensamos y actuamos. Entrar en ese mundo misterioso a pie enjuto, con deseo de claridad y profundidad, para ser más y mejores, es todo un reto que habla bien de ellos mismos, de su sinceridad y transparencia, así como su deseo de tener su vida en su propias manos, para ser ellos los que vivan, amen, sientan, se encuentren y proyecten futuros de vida y amor auténticos en todas las dimensiones. Todo a la luz de un Dios bueno, que según nos fue creando en todas las dimensiones de nuestro ser fue hablando de bondad y nunca de miedo ni de peligro, sino de posibilidades y afectos de amor generoso, tanto en el cuerpo como en el alma. Ahí estarán amigos bien instruidos para acompañar, unos que unen medicina y psicología, otros que saben de docencia y de trabajo con interioridades y afectos, alguno que desentraña la palabra del Evangelio abriendo horizontes, y también aquellos que han vivido ya procesos de afectos, entrega, compromiso, pareja y pueden ayudar a abrir caminos y medios de crecimiento en los temas  e inquietudes que se despiertan en el campo de lo afectivo y lo amoroso.

Un paraiso abierto

La formación se vivirán en un contexto de naturaleza envidiable, de convivencia fraternal y alegre, de descanso y gozo, todo un paraíso compuesto por los mismos jóvenes, sin más aditamento externo, que  la realidad de espíritus inquietos que siguen siendo el presente y la esperanza de esta sociedad en la que habitamos. No sé si son ya las veinticinco jornadas de formación que son organizadas desde este movimiento de la Juventud Estudiante Católica de Extremadura, pero para mí –que les acompaño ya cubierto del gris plateado de unas canas juvenalizadas por ellos- son un espacio de motivación únicas y las espero como oasis en el caminar de lo diario. Nos vemos en Losar dentro de unos días.  Estamos abiertos para compartir con otros jóvenes  estudiantes inquietos de institutos y universidades.

Un saludo especial para Manolo Méndez y Loly durán, nuestro queridos cocineros  y cómplices en los últimos años, que no podrán estar por motivos de salud. Os queremos ver pronto con nosotros.

José Moreno Losada.

Share

¿Un SÍNODO PANORTODOXO?

El Papa Francisco nos invita a orar por el síno panortodoxo.  ¿pero  de qué se trata y qué es este sínodo?  Aberto Gata nos ayuda a descubrirlo:

Desde el 797 hasta ahora…

Desde el 18 de junio hasta el 26 de junio de 2016 aproximadamente se está celebrando en la isla de Creta el  Sínodo Pan-Ortodoxo. Se trata de un acontecimiento vital y muy esperado para el futuro del cristianismo ortodoxo, dado que no se celebraba un concilio de esta magnitud desde el cisma de Oriente que separó a las iglesias romana y bizantina en el año 1054. El último concilio similar que se celebró fue el de Nicea II (797). Ese Sínodo se convoca para tratar temas comunes entre los cristianos ortodoxos y acercar posturas entre las diversas iglesias cristianas ortodoxas y con las otras iglesias cristianas. Plantearán los temas acerca de la misión de la Iglesia Ortodoxa, la diáspora en otras latitudes de estas iglesias, el matrimonio, las relaciones con el resto del mundo Cristiano.

La fecha del comienzo del Sínodo no es casual pues el 19 de junio los cristianos ortodoxos celebran la fiesta de Pentecostés. Ese dato se debe a que los ortodoxos emplean el calendario juliano, diferente al nuestro el gregoriano.

Ausencias

Sin embargo el Sínodo ha dado mucho que hablar debido a la ausencia de 5 de las 14 principales Iglesias auto-céfalas del cristianismo ortodoxo. Las iglesias ausentes son Antioquía, Rusia, Bulgaria, Serbia y Georgia. De las 5 iglesias ausentes la Iglesia Ortodoxa Rusa es la que tiene mayor número de fieles (140 millones de fieles). De hecho agrupa aproximadamente a 2/3 de los cristianos ortodoxos del mundo. Los motivos de dichas ausencias se deben a desacuerdos respecto a los temas que se van a tratar en el Sínodo. Georgia, Rusia y Bulgaria están en desacuerdo con los temas del Concilio mientras que el patriarcado de Antioquía (cristianos sirios) se ausenta del Sínodo debido a desencuentros con el Patriarcado de Jerusalen por un tema de jurisdicción, uno de los más antiguos del mundo cristiano.

Peculiaridades

Para entender mejor sobre lo que pase en el Sínodo es necesario conocer bien las costumbres y particularidades del cristianismo ortodoxo.

Un rasgo esencial del cristianismo ortodoxo es que no existe dentro del mismo una autoridad común que aglutine a todos los cristianos ortodoxos como pasa en la Iglesia Católica. Todas las principales iglesias que conforman el cristianismo ortodoxo son autocéfalas, es decir, son autónomas y sólo reconocen la autoridad de su propia jerarquía aunque mantienen entre sí una comunión doctrinal y sacramental.

Para los ortodoxos todos los obispos y patriarcas de sus iglesias son iguales. Ningún obispo o patriarca tiene primacía sobre los demás. Por supuesto no reconocen por esa razón al obispo de Roma como vicario de Cristo ni como líder de la cristiandad. Sólo reconocen una primacía de honor o primus inter pares en la figura del Patriarca Ecuménico de Constantinopla. Esa igualdad se debe a que para los ortodoxos Jesucristo es la única cabeza de su iglesia y que estableció la estructura de la iglesia tal y como ellos la conservan. Esa autonomía de la que gozan las iglesias nacionales ortodoxas es lo que explica en parte la ausencia de las 5 iglesias ya referidas.

Uno de los temas que se hablarán en el Sínodo es el del matrimonio. En las Iglesias Ortodoxas se permiten la ordenación sacerdotal de hombres ya casados. Sin embargo si un sacerdote se ordena como tal sin estar casado no podrá casarse en un futuro. La consagración episcopal sólo se alcanza si se permanece célibe.

Respecto al tema de la diáspora, existe en América una Iglesia ortodoxa cuya autocefalía o autonomía está puesta en discusión. Con un millón de fieles la Iglesia Ortodoxa en América recibió su estatus de autocéfala de manos del Patriarcado ortodoxo de Moscú pero no es reconocida como tal por el patriarca ecuménico de Constantinopla.

Relaciones ecuménicas

Respecto a las relaciones de los cristianos ortodoxos con el resto del mundo cristiano, se han dado algunos pasos que dan esperanzas a un posible clima de diálogo ecuménico con los  católicos y protestantes. El pasado 12 de febrero el Papa Francisco y el Patriarca de la Iglesia Ortodoxa Rusa, Kirill I se han encontrado en La Habana (Cuba) para acercar posturas y firmar una declaración conjunta. Aquel encuentro fue esencial y algo histórico porque las relaciones entre ambas iglesias eran inexistentes desde el cisma de 1054. Además fue el primer encuentro entre un Papa y un Patriarca de Moscú, un acontecimiento sin precedentes que abre puertas a la posibilidad de un diálogo entre ambas iglesias e incluso a la posibilidad de que en el futuro un Papa visitará Rusia.

El 25 de mayo del 2014, el Papa Francisco se encontró con el actual patriarca ecuménico de Constantinopla, Bartolomé I, en Jerusalén con motivo del 50º aniversario del encuentro de sus respectivos predecesores Pablo VI y Atenágoras en la misma ciudad santa en la que se puso fin a las mutuas excomuniones que desataron el cisma de Oriente de 1054. En ese momento también firmaron una declaración conjunta.

El pasado 16 de abril del 2016, con motivo de su viaje relámpago a la isla griega de Lesbos para encontrarse con los refugiados que han llegado a dicha isla desde Turquía, dio un discurso dirigido al problema de los refugiados y firmado una declaración conjunta con el arzobispo de Atenas y toda Grecia, Ieronymos, y con el Patriarca de Constantinopla, Bartolomé I.

Alberto Gata Tocón. Miembro de la delegación de Ecumenismo y Diálogo interreligioso de Mérida-Badajoz.

 

Share

Te quiero. Amoris laetitia.

La fidelidad en el amor  matrimonial no es una obligación, sino una aspiración y un sueño,  posible y real.

Lo veo diariamente en cientos y miles de personas, desde las personas que están ultimando su existencia en la residencia de los mayores hasta los jóvenes que se atreven a decir, con una madurez y una ilusión inigualables, el “sí quiero” con deseos de eternidad.

Acaba de publicarse la última encíclica del Papa sobre la familia y el amor. Casi  todo los medios se han cnetrado en aspectos colaterales, aunque muy importantes, sobre el tema de las relaciones de pareja en los matrimonios. Pero lo central de este documento es la proclamación de la alegría del amor,  la verdad que sigue moviendo almundo y a la familia. Es algo sencillo y callado que casi nunca es noticia, pero que permanece y sostiene el mundo y la humanidad, la verdad del amor auténtico. Se trata de la mayoría  de las personas que aspiran a un amor auténtico y lo hacen labor cotidiana en sus matrimonios y sus familias. El otro día acompañaba a unos novios en su celebración matrimonial, fue íntima, no había más de veinte personas, pero su preparación fue cuidada y elaborada interiormente. Una vez más allí se estaba celebrando un amor que se comprometía y quería ser para siempre… desde una experiencia sencilla y esperanzada. Me anima y me ayuda volver sobre sus propias palabras de libertar, amor, fecundidad, y de entrega en un consentimiento de aspiración en un amor sin límites, confesado desde la propia debilidad  fortalecida con la fe:

Escrutinio:

¿Venís a contraer matrimonio en libertad?

–         Hemos crecido en nuestras familias,  hemos madurado como personas, y nos hemos encontrado de un modo gratuito, nos hemos enamorado con total libertad. Desde esa libertad profunda,  hemos construido nuestra pareja ayudándonos mutuamente, cuidando uno del otro para que siempre nos sintiéramos libres, por eso hoy con total libertad damos este paso matrimonial, agradecidos a todos los que nos han ayudado a crecer como personas en nuestras vidas.

¿Estáis dispuestos a amaros y respetaros mutuamente durante toda la vida?

–         En nuestra vida de pareja hemos experimentado la gracia del amor, nos aportamos alegría, positividad, equilibrio, estabilidad, hemos crecido interiormente, nos sentimos cómplices y aspiramos a una fidelidad radical, con un proyecto que deseamos que sea para toda la vida, y así queremos pedírselo a Dios.

¿Estáis dispuestos a recibir responsable y amorosamente los hijos y a educarlos en el evangelio de Jesús y en el amor a su Reino?

 –         Nuestro proyecto es  formar una familia en la que  podamos  recibir con alegría y generosidad los hijos que Dios nos conceda, para transmitirles nuestra vida y nuestra fe.

Así lo soñamos y por eso lucharemos.

CONSENTIMIENTO:

Esposo:

…, te  conocí y te amé, desde entonces hemos realizado juntos un camino de pareja y conocimiento, que hoy se consagra en esta ceremonia.

Hoy  proclamo, ante esta asamblea, que eres la  persona más importante de mi vida y quiero que seas mi esposa para siempre, me gustaría ser para ti fundamento, que siempre te sientas querida por mí y en mi persona encuentres  fidelidad total.

Ante Dios me comprometo, y ante todos los que nos acompañan, a quererte y amarte siempre.

Esposa:

…, tú has sido para mí, desde que te conocí,  una persona totalmente transparente, te has mostrado sencillo y verdadero. En ti he encontrado el mejor catalizador de todas las cosas buenas, contigo he crecido y me he sentido valorada de un modo especial.

Yo quiero ser para ti, en tu vida, escucha, compasión, apoyo. Deseo que nunca te falte mi consejo amoroso, ni mi mirada de ternura, para que te puedas sentir siempre querido por mí.

Ante Dios y los que nos rodean en este día entrañable, me comprometo a amarte y cuidarte durante toda mi vida.

 Alianza:

–         Recibe esta alianza en señal de mi amor y fidelidad a ti.

Arras:

–         Recibe estas arras como prenda de la bendición de Dios y signo de los bienes que vamos a compartir.

Share

Sueldo y corazón, Ronaldo y Manolo

ALEGRÍA EN EL DOLOR

Vulnerabilidad en el trabajo

Muchas veces he oído hablar de los accidentes laborales,  de la debilidad de muchos trabajadores que se exponen a diario con una vulnerabilidad tremenda. En más de una ocasión lo había pensado respecto a mi amigo Manolo Méndez, un hombre bueno donde los haya, de esos que hasta el pueblo se da cuenta y lo reconoce , como lo hicieron con él nombrándolo “Poblanchín del año”  en Puebla de la Calzada. Es un hombre con un corazón tan grande como su cuerpo, de una alegría imparable, de una actividad incesante, de una entrega sin límites, con una disponibilidad y altruismo que le caracteriza. Esposo de Loly, compañera del alma, con tres hijas como tres soles. Su trabajo duro, conductor de un camión repartiendo pollos por toda la comarca, levantándose  de madrugada – a las cuatro, a las cinco- según el recorrido. El otro día me llama su esposa y me dice que estaba en la UCI de  Mérida porque había sufrido un accidente. Inmediatamente pensé que se habría dormido conduciendo, cosa muy probable dado su horario. Pero no fue así, en plena calle, cuando cogía mercancía y cerraba las puertas de su vehículo, alguien no controló su coche, se empotró con el camión, rebotó y se llevó por delante a este amigo entrañable, lanzándolo más de veinte metros y quedándolo roto en la calle, con siete costillas rotas, dos vértebras dañadas, heridas y contusiones por todo el cuerpo, así como dañado el pulmón.

El sanador herido

La Uci ha sido su lugar más de una semana, hasta que ha podido pasar a una habitación, hoy lo he visitado y he quedado impresionado, por su vivencia de la vulnerabilidad y de su dolor herido, ni una palabra de reproche hacia nadie, ni una queja de su situación, ni de palabra de miedo, al revés, con una alegría, con un sentido, con un deseo de aprender de esta situación. Y lo más llamativo, con una fe a prueba de bomba, confiado en el Padre y deseando ser  más para los demás. Sabe que no está solo, tanto en lo trascendente como en lo humano, cuando te despides de él te dice a bocajarro que te quiere un montón. Tiene raíces  de Don Bosco, verdadero salesiano,  y se dedica a facilitar la vida a los demás. Hoy quería hacerle un altar a un médico de la UCI que le ayudó a entender lo que le pasaba, cuando no daba pie con bolo, en aquel lugar que le parecía un programa de gran hermano, donde le habían metido sin saber cómo, cuando él había salido en la madrugada a llevar pollos por los pueblos.

Nos duele porque nos quieres

Nosotros en el movimiento de juventud estudiante católica y en profesionales cristianos, lo hemos sentido como propio  y nos hemos asustado, pero hoy lo felicitamos porque es grande de verdad, porque sabe mantener la alegría en el dolor, dándonos un ejemplo de gigante en el vivir y en el creer, no podemos menos que decir que este hombre es bueno y lo es siempre. Lo sabíamos porque nos da la vida en cada encuentro encargándose de la cocina y haciendo un servicio que no se puede pagar con dinero, porque él lo hace con el alma – con su querida Loly-, ahora queremos que sientas que estamos contigo, como sabemos que lo está todo tu pueblo, toda tu parroquia, y tu cofradía de la Inmaculada de la Puebla. Un abrazo grande y sigue queriendo, gigantón, que te necesitamos con ese corazón que se da a o trozos, y que hace las mejores paellas del mundo.

Tu amor no tiene precio: sueldos

Tú nos haces recordar a toda la gente sencilla que cada día se levanta, por el amor de los que quieren, para ponerse a trabajar, todos los mileuristas , casados con hijos, que miran la vida con esperanza y se arriesgan en condiciones de vulnerabilidad. Sois vosotros los que sostenéis un mundo  y lo llenáis de sentido, ante tanto sinsentido. Hoy mismo leía la noticia de que Cristiano Ronaldo ganaba en un día, lo que tú ganas en dieciocho años de trabajo, pero estoy completamente seguro, después de haber estado esta tarde contigo en esa habitación del hospital, que si alguien quisiera comprar tu cariño y tu amor  con todo el capital y la riqueza de ese jugador se haría despreciable, porque tu entrega y tu ternura son gratuitas, de corazón y  no tienen precio. Es más se deja ganar por gente sencilla como tu esposa, tus hijas, tu madre, y tantos…que saben de tu buen ser y tu buen hacer. Sigue metiendo goles de compasión y de misericordia que esos son eternos y tu eres de ese equipo  en el que juegan tipos como Domingo Sabio, Don Bosco, el papa Francisco…seguidores de María y de Jesús, como tú. Tú nos enseñas que a jornal de gloria, no hay trabajo grande.

Abrazo entrañable  para tí y deseos de dignidad y justicia para todos los trabajadores como tú que cada día se ponen en riesgo, con el seguro de un corazón decidido y entregado a los otros.

Share

Feliz Ramadán

Fundamentalismo e ignoracia
Recientemente daba cuenta de un encuentro de diversidad cultural y religiosa entre mujeres de la ciudad. Fue un encuentro gozoso, de conocimiento, respeto y cercanía mutua entre personas de distintos lugares, culturas y de sentimientos religiosos muy diversos. Allí detectamos que había mucho de común que nos unía y bastante de diversidad y pluralidad que nos enriquecía, y eso a todos los niveles: etnias, razas, fe, nivel económico, cultura…

Una vez más, desde esta experiencia sencilla, se podía constatar que el mayor mal y razón de muchos conflictos y de las corrientes fundamentalistas vienen por la ignorancia. En este sentido no podemos sostener que los conflictos actuales tengan su origen en la religión. Al contrario, la religión es parte de la solución a esos conflictos, porque no se puede no se puede comprender el mundo de hoy sin tener en cuenta la religión. Es un error, como se quiere sostener a veces, que la religión es algo privado, como algo subjetivo. Es cierto, que es algo personal, de libertad interior, pero no hay duda de que conforma a la sociedad.

Diálogo interreligioso

Nuestro mundo ha de aceptar y alegrarse por las corrientes de ecumenismo y diálogo interreligioso que se están abriendo en la actualidad. Es una riqueza que los creyentes se unan para subrayar que ‘no solo de pan vive el hombre’, sino también de su relación con el trascendente, cada uno en su propia religión. Y no ver a quien profesa una religión distinta a la mía como un enemigo, sino como un peregrino hacia la Verdad, al igual que lo soy yo.


Los católicos, animados por el Papa Francisco, estamos viendo como uno de los temas de este pontificado, el mostrar “la ternura de Dios” al mundo, “un Dios que acaricia al hombre”. El impulsa un gran optimismo para el hombre, que no debe desesperarse porque siempre existe la posibilidad del perdón y del encuentro, del arrepentimiento que hace posible la reconciliación y la paz, tanto a nivel personal, como social y trascendente.

Con esta clave de comunión y cercanía en la humanidad en la Iglesia Católica consideramos que no podemos estar pensando en que ninguna religión va más allá que otra sino que hay que tener un trabajo de encuentro donde todos respetemos a todos y todos seamos respetados.

Felicitación

Movidos por este espíritu de diálogo interreligioso nos queremos dirigir a la comunidad musulmana que comparte tierra y pueblo con nosotros en Extremadura y desearles un feliz y provechoso mes del Ramadán, cuya celebración comienza en estos días -6 Junio-.
Al igual que en la cuaresma cristiana, sabemos que vuestro mes sagrado de ayuno os permite acercaros más a Dios y ser mejores personas mediante la práctica del ayuno, de las obras de caridad y de la meditación de vuestro sagrado libro, el Corán.

Deseos de comunión

Nos gustaría mantener en nuestras ciudades y pueblos una buena y cordial relación de amistad y fraternidad con vosotros dado que somos creyentes en un mismo Dios clemente y misericordioso.
Deseamos y trabajaremos para que el diálogo, la amistad y el encuentro entre nosotros y con otras religiones nos enriquezcan culturalmente; nos haga más abiertos para el diálogo y el conocimiento mutuo; y nos una frente a la intolerancia y el mal uso de las religiones para justificar actos bárbaros.
Sabemos que el conocimiento mutuo y la práctica coherente de la religión, en su verdad y sus entrañas, nunca generará violencia, sino verdadera paz para todo el mundo. Hoy como nunca queremos que nuestro ser religioso, desde el diálogo y el encuentro, sea pilar y sostén de una verdadera ética mundial, en la que con todos los verdaderos humanismos aportemos lo que concede dignidad a lo humano, abre puertas para la realización integral, y posibilita caminos de entrega y felicidad auténtica para todos.

Que vuestra celebración del Ramadán sea un paso más en este caminar por un mundo más humano y más justo, frente a toda intolerancia, desprecio, persecución y fundamentalismos irracionales. Nos uniremos desde nuestro sentir cristiano y evangélico a vuestra oración y a vuestros mejores deseos.
Con nuestros mejores deseos de paz, amistad y bienestar.
José Moreno Losada.

Delegación de Ecumenismo y Diálogo interreligioso de la diócesis de Mérida-Badajoz.

Share

Religiosas de(l) corazón

EL GRITO DE UNA HUELLA SILENCIOSA

“Tened entre vosotros los mismos sentimientos que tuvo Cristo, Jesús”

Celebración capicúa

Ayer parecía capicúa en una celebración homenaje emocionante en Olivenza. En el día litúrgico del Sagrado Corazón de Jesús, en las escuelas parroquiales del Sagrado Corazón de Jesús ( “La Farrapa”), se despedía la comunidad religiosa del Apostolado del Sagrado Corazón de Jesús, que durante más de cuarenta años han estado sirviendo y amando, desde este proyecto escolar, en el corazón de ese barrio y ese pueblo. Tuve la suerte de compartir camino durante tres años, de los primeros, de mi ministerio con algunas de estas religiosas en Olivenza y en el colegio,  y estaba allí por agradecimiento profundo.

De la anécdota a la categoría

Fue una anécdota lo que dio origen a esta categoría, Don José, el cura fundador de este proyecto, en uno de sus múltiples viajes al encontrarse  con una religiosa le zampó que él estaba buscando una comunidad para su colegio y ella le habló de que su congregación tenía intención de trabajar en el sur de España. Desde ese momento el Espíritu actuó sobremanera y privilegió a Olivenza y a este proyecto con un regalo de infinitud y de eternidad, regalando vidas que han portado un tesoro que siendo pobre ha generado una riqueza incalculable, que siendo “esclavas” (obedientes) han liberado y propiciado autonomía en miles de personas, y que siendo vírgenes han ejercido una maternidad y han creado una familiaridad en el centro, en el barrio, en el pueblo, en la comarca…que nunca acabará porque sus nombres, no hay duda, de que están inscritos ya para siempre en el corazón del Padre.

Se van en silencio

Vinieron como se van, en puro silencio y sencillez. Ahora las que  se marchan  son Carmeli, Carmen, Venancia, Romualda, para han ido pasando muchas otras: María Teresa (ya en el cielo), Socorro, María Josefa, Juana, Nieves, Jesusa… Han sido generosidad, maternidad, cuidado, libertad, en lo sencillo y en lo callado. No han trabajado nunca para ellas, siempre han sido para los otros: Guardería, Escuela hogar, Colegio, Pastoral parroquial, asociaciones del pueblo, talleres, barrio, fiestas,  trabajo con jóvenes, atención a familias, enfermos, educadores… todo en silencio. Nada ha sido suyo, pero ellas han sido de todos y del proyecto por el que daban la vida. No se han buscado, han salido a  buscar y a querer, especialmente a los que estaban perdidos.

La huella sacramental de una presencia real e imborrable

Ayer no era de despedida, el ambiente hablaba de otra cosa. Se celebraba la huella, una mirada al camino y se observaban en símbolos de pequeños corazones rojos que adornaban el templo los pasos silenciosos, callados y diarios de estas mujeres enamoradas del Reino de Dios, y por ello de toda la humanidad en el ser de Olivenza. Todas esas huellas que están en miles de personas, que han marcado con un  sentir y un querer propio de la  humanidad del evangelio, de los sentimientos de Cristo. Ellas se van pero su huella sacramental queda en todos los que han pasado por este proyecto amado: alumnos, profesores, padres y madres, sacerdotes, trabajadores, catequistas, vecinos, pobres y enfermos…una lista innumerable. Por eso, aunque irán a otros destinos, se quedan como sacramento en la vida y en la historia de un pueblo. No hay duda de que queda un eco  imborrable del grito de una huella silenciosa, que se ha marcado durante cuatro décadas y que ayer se ofrecía gratuitamente, como quiénes no habían hecho nada. Lo dejaron todo para venir y aquí lo dejan todo, amado y querido, para volver y seguir amando a otros.  Gracias por la entrega y la generosidad de vuestra vida religiosa, habéis sido fieles al apostolado del Corazón de Jesús, habéis pasado, en silencio, haciendo el bien y curando a todos los que  encontrasteis en el camino de la vida. Esto ya es eterno, no os vais os quedáis en el sacramento de una huella silenciosa pero eterna.

Share

Sagrado corazón de Jesús

¡En vos confío!

Hoy, Viernes,  se celebra en la Iglesia Católica la festividad del Sagrado Corazón de Jesús. Seguro que leer esta jaculatoria nos trae sentimientos entrañables de personas, lugares, imágenes…queridos a la vez que sentimentales. En la residencia de la Granadilla, son muchos de los residentes los que lo tienen entronizado en sus habitaciones, una de ellas es la que  muestro en este artículo. Es una de las pocas pertenencias que se han traído de sus casas de origen a esta habitación de etapa última vital. La fe de nuestros mayores estuvo jalonada por claves sencillas, que en la mayoría de los casos, invitaban a la confianza radical que se fundamenta en la relación entre corazones auténticos y fieles.

La vida pasa por el corazón, sin él nos hacemos desalmados. Me gusta esta advocación de la religiosidad popular invocando el corazón de Jesús, entiendo que es una de las celebraciones religiosas que se refieren a la humanidad de Cristo y a los sentimientos que la habitaron, para hacer de El, el hombre según Dios, el hombre divino. Siempre me ha atraido la oración que nace de la contemplación de esa humanidad -que casi nadie rechaza- y que invita a querer ser como Él.

Me gusta contemplar la realidad de cada día y ver cómo esos sentimientos tan divinos y tan humanos a la vez, se están dando en muchos hogares, en medio de la calle, en la ciudad, en la profesión…Por eso creo que celebrar el corazón de Jesús no es otra cosas que mirar el mundo con ese corazón, recordando aquella máxima del principito de que “lo esencial es invisible a los ojos, porque solo se ve bien con los ojos del corazón”. Y hoy deseo mirar así nuetro mundo y contemplar la vida:

“Siento y pienso como cada mañana en el mundo se levantan  millones de madres y de padres  que, ilusionados y esperanzados, abrazan a sus hijos, los cuidan, los alimentan y los ponen en pie para que crezcan y avancen como personas en medio de la historia. No hay duda de que el amor está siendo más fuerte que la muerte, el bien que el mal, se impone el corazón almado.

No dudamos de que hay dolores, sufrimientos, injusticias, llanto…pero no permitimos que nos quiten la esperanza. Sabemos que en lo ordinario de la vida se producen los milagros de lo diario que nos hablan de que algo nuevo siempre está brotando, que la cruz enterrada genera vida y frutos, y que hay incluso personas que abrazados a la cruz se convierten en luz de vida y esperanza para la historia.

Nuestra historia lo es de salvación y sus señales están en cada día para que podamos alimentar nuestra esperanza, la fe es la que nos ayuda a saber que las promesas se cumplen en la brisa de lo sencillo y lo oculto, igual que la hierba crece en el silencio del anonimato. Saber mirar la historia esperanzadamente, porque creemos que su palabra se cumple, es lo propio de los cristianos, y es lo que el mundo necesita de nosotros. No estamos en el mundo para que éste se condene –ni quede marginado en su dolor- sino para que todos se salven y lleguen, por la esperanza, al conocimiento de la verdad.”

El Papa Francisco nos ha alertado de la necesidad de esta mirada yesta interpelación cuando nos ha llamado a entender la religión y nuestra fe desde la compasión y la misericordia, desde el corazón de Cristo.

Y yo hoy repito  y respiro con ese sabor confiado que me viene de mis abuelos y que en mí está vivo:

!Sagrado Corazón de Jesús, en voz confío”…. y musito: “yo quiero ser como tú…”

Share

Corpus: huella de justicia y caridad (Celso Morga)

Traigo hasta nosotros, la reflexión que nuestro arzobispo Don Celso Morga ha hecho en torno a la celebración del Corpus al hilo de la campaña de Cáritas “Dejando huellas de solidaridad” , es verdad lo que proponen de que “nunca es tarde si la huella es buena…”:

 Lo que se celebra

Son muchas las generaciones que, aun con el paso del tiempo, continúan dando vida a aquello de que «tres jueves al año brillan más que el sol…», donde uno de ellos, tras la senda de la Pascua, ya en domingo, sentimos ahora tan cerca: es la entrañable celebración del Corpus Christi.

Los católicos, en esta fiesta del Corpus, conmemoramos la presencia real de Cristo en la Eucaristía y de nuestro encuentro sacramental con Él. Algo que se ha incrustado en el arte, la literatura, la música, la pintura y, lo que es esencial, en un modo de ser y estar en el mundo. Ahí, en el albor de ese misterio, se esconde el amén de la fidelidad radical del Padre al Hijo que lo resucita, y del Hijo al Padre que ha arriesgado en su existencia aceptando la cruz a favor de la liberación y la salvación de todos los pueblos de la tierra.

Celebrar la Eucaristía es manifestar el deseo de entrar en ese amén divino y humano que nos ha sido regalado en Jesucristo, la conexión del amor de Dios con la humanidad a través de la sencillez del pan, convertido en el Cuerpo y Sangre de Cristo. San Ignacio de Antioquia hablaba de este sacramento como «fármaco de inmortalidad» y Santo Tomás de Aquino como «prenda de la vida eterna».

Así, desde este pan consagrado es posible hacer creíble ante el mundo y los desheredados de la humanidad su presencia real en medio de la historia, ligada a la presencia real en la Eucaristía. En el pan glorioso del Resucitado está la fuerza que nos ayuda a proclamar que el inocente ajusticiado ha sido liberado para siempre y ya tiene alimento de vida eterna para todos, especialmente para los que sufren. Nos enseña, sin descanso, que es posible la justicia, la compasión y la misericordia; que no se impone la farsa de los mecanismos que desnudan al desnudo y despiden vacíos a los hambrientos, y que ya hay una palabra definitiva de fraternidad y de pan compartido, que es imparable en la historia. Hay destino y sentido, hay un amén de la verdad, la vida y la luz.

En esta tierra nuestra de Extremadura, donde sentimos el dolor del paro y la pobreza, y donde miramos el horizonte de los refugiados en un camino sin llegada, donde sabemos de la pobreza de gran parte de la humanidad que nos mira con esperanza, nuestra fe nos empuja a celebrar esta fiesta tan nuestra! con alegría y compromiso. La Misa de cada domingo y el Pan eucarístico que recibimos y adoramos es una fuerza transformadora y esperanzadora para todos nosotros, desde donde estamos llamados a ser buenos cristianos y ciudadanos comprometidos.

La Eucaristía que celebramos millones de creyentes si nos es posible cada día y para todos cada domingo es la manifestación clara de esa huella viva que Jesucristo nos ha dejado del memorial de su Pasión para que nosotros lo celebremos y, así, Él pueda entrar en nuestra intimidad personal y comunitaria. Se trata de un memorial que nos conecta con Dios Padre, en el Hijo por el Espíritu, y que desde Su amor nos lanza a ser nosotros huellas de dignidad y de justicia en medio de la historia. Es esta fe la que nos alimenta y nos mueve a ser humanos, compasivos, solidarios, a vivir la verdadera fraternidad en la que se cuaja la paz que nace de la igualdad.

Cáritas es un instrumento de esta presencia real; ahí se unen Eucaristía y vida, sagrario e historia. Por eso, no puede haber comunidad cristiana que celebre la Eucaristía y no tenga dimensión social y caritativa. Los Santos Padres nos hablaban de que si no hay justicia, la Eucaristía se vacía de sentido, no podemos ni recibir ni adorar a Cristo en la Eucaristía, ni acercarnos a él, sin pedir el «pan nuestro de cada día», el de la dignidad de todos los seres humanos y de saber pedirlo con nuestras vidas diarias. La verdadera adoración a Cristo en el misterio de la Eucaristía nos lleva a reconocerlo en el rostro de todos nuestros hermanos, especialmente en los más necesitados y crucificados de la historia. No podemos olvidar los creyentes que en ese Pan bajado del cielo, precisamente ahí, está presente el Crucificado que ha Resucitado. Necesitamos sagrario y vida, sin separarlos.

Por tanto, no impidamos a Cristo estar realmente presente allí donde Él quiere estar para llevar su Evangelio de dignidad, verdad y justicia. La presencia real de Cristo en la Eucaristía nos está pidiendo entrar en el verdadero camino del amén cristiano, aquél que se verifica en la entrega radical a favor de los hermanos con el deseo que tengan vida abundante. Hoy, como nunca, el reto está en que la presencia real de Cristo llegue como sanación, consuelo, verdad y libertad a todos los que sufren en el alma o en el cuerpo.

Os deseo de corazón, y también lo hago para mí, que sepamos celebrar este día del Corpus Christi, desde una adoración auténtica y piadosa a la presencia real de Cristo en la Eucaristía, y que eso nos lleve a saber dejar huellas de justicia y dignidad en esta sociedad nuestra tan necesitada de compasión y de misericordia.

Desde la Granadilla, los mayores y enfermos unidos  a la celebración: Mayores Granadilla Enfermos

Share