Collective

Collective 1

 

El tópico de que la realidad supera a la ficción se cumple con este documental sobre la investigación periodística que acabó destapando una red de corrupción del sistema sanitario rumano que salpicó al gobierno del país. Collective, película documental rumano dirigido por Alexander Nanau, está nominada este año a dos premios Oscar y ya disponible en HBO.

Collective 4Por lo general cuando pensamos en documentales se nos vienen a la cabeza los que La 2 emite en horario de sobremesa o los de la revista National Geographic. Sin embargo, la cosecha en el género de no ficción es mucho más amplia y suele recibir excelentes críticas. Como sus productores no suelen enriquecerse con estas cintas, podemos afirmar que nacen con una clara vocación artística y divulgativa, a las que eventualmente se suman otras como la crítica social, la denuncia de injusticias o el homenaje a personalidades célebres o anónimas. Probablemente de ahí que la calidad media sea superior a la que nos encontramos en la cosecha del cine de ficción. No obstante, entre ambos géneros existen unas diferencias a nivel de lenguaje narrativo que convierten al documental en un producto que hay que aprender a disfrutar. Salvando las distancias, podríamos decir que mientras que lo que hace el cine convencional es contar un cuento, los documentales son como esa clase de instituto en la que gran parte del interés que logre suscitar depende del dominio que se tenga de la materia y, sobre todo, de la didáctica del profesor.

Collective 3No pretendo pasar ni mucho menos por un experto en el género. De hecho, es probablemente uno de los que tengo más descuidados. Pero tras ver Collective tengo la impresión de que su gran acierto consiste en servirse de muchos de los recursos que se utilizan en el cine de ficción. De hecho, al verla me acordaba de una película reciente con la que guarda similitudes. Spotlight (Tom McArthy, 2015), contaba la historia de cómo un grupo de periodistas destaparon los abusos a menores dentro de la Iglesia en Boston. Para ello, la cinta manejaba mucha información y números datos de nombres y fechas que, lógicamente, convertía en visionado en una labor que exigía una atención por encima de lo habitual. No obstante, presentaba a los periodistas que lideraron la investigación como héroes anónimos y centraba el relato en el seguimiento de su lucha. De esta forma la estructura narrativa se asemejaba más a los dramas e incluso cintas de suspense que nos resultan relatos mucho más familiares. Collective utiliza esa misma técnica y consigue convertir a los periodistas en los protagonistas de una especie de thriller. La inclusión de conversaciones privadas y la filmación de ciertos detalles otorgan una sensación de ficción cuya burbuja no se explota por la inclusión de entrevistas o la ruptura de la cuarta pared, que son dos recursos muy característicos del género, pero al mismo tiempo poco habituales en el cine de ficción.
Collective 2En esta ocasión lo que los reporteros descubren al investigar el elevado número de muertes que se produce entre las víctimas hospitalizadas de un terrible incendio en una sala de conciertos donde fallecieron sesenta personas; es que en los hospitales públicos se empleaba una desinfectante que no resultaba eficaz, razón por la que los pacientes se acaban infectado con todo tipo de bacterias. Pero este dato no fue más que la punta del iceberg de una corrupción que la propia película presenta como endémica y que supone una bofetada de realidad para una sociedad cada vez menos ingenua y más desconfiada con la clase política. Evidentemente, resulta difícil pensar que lo ocurrido en Rumanía pueda suceder en otros lugares, incluido nuestro país. Pero parece claro que la corrupción a diferentes niveles y de distintas formas, es una pandemia que en cualquier momento nos puede estar en la cara. Las consecuencias de la corrupción denunciada en Collective son terribles, pero la conformidad de la sociedad que sugiere el final es descorazonadora. Ante esta realidad solo cabe alimentar la llama de la justica, el conocimiento, la crítica y el compromiso. Y esa, probablemente, es una contribución a nuestro mundo más propia del género documental. Así que démosles las gracias a estos autores que intentar zarandear conciencias y de vez en cuando hagámosles un poco de caso.

Nota: 7,5/10

@cinepacografico

Trailer Collective (vos)